HistoriasResponsabilidad Social

Premia México a Bimbo por su apoyo a la educación

Con su programa Líderes Siglo XXI, Bimbo Colombia ayuda a las escuelas a gestionarse como empresas y con ello elevar su calidad. Conoce el programa en voz de su líder.

18-08-2011, 8:26:55 AM
Premia México a Bimbo por su apoyo a la educación
Elia Baltazar

Por su participación en el proyecto educativo Líderes Siglo XXI y su propio plan de Visitas Escolares, Bimbo Colombia recibió de la embajada de nuestro país el Reconocimiento México en la categoría de Desarrollo Empresarial con Responsabilidad Social.

Esteban Giraldo, director de Bimbo en Colombia, destacó la relevancia de los programas reconocidos por la representación diplomática de México en su país –que encabeza como embajador Florencio Salazar, ex secretario de Agricultura– y el nivel de compromiso que han adquirido las empresas colombianas en el tema de Responsabilidad Social Empresarial (RSE).

En entrevista con Alto Nivel, Giraldo habló del programa Líderes Siglo XXI como uno de los más exitosos en Colombia en el ámbito de la educación, al trasladar el conocimiento de gestión empresarial al ámbito de las escuelas, tanto públicas como privadas.

Este programa se inscribe, explicó, en una de las cuatro áreas de RSE que Bimbo ha adoptado. Estas son: Comprometidos con la salud, Comprometidos con el Medio Ambiente, Comprometidos con Nuestros Colaboradores y Comprometidos con la Sociedad.

“En el contexto de esta última recibimos el reconocimiento de la embajada mexicana”, dijo Giraldo, al relatar la larga biografía del proyecto Líderes Siglo XXI en Colombia, y al cual Bimbo se sumó hace seis años.

Esta es la historia: “Bimbo se estableció en Colombia en 1996 y eligió como socio a la empresa de alimentos más grande del país: el Grupo Nutresa. Un filial de esta firma, Meals de Colombia, que es líder en el mercado de helados, tiene una fundación llamada Crem Helado. Hace 18 años ésta comenzó a trabajar en un proyecto de apoyo a escuelas colombianas, para que aprendieran a gestionar mejor su proceso educativo”.

¿Qué significaba esto? El director de Bimbo Colombia lo explicó así: “Los colegios, en general, adolecen de personal capacitado en temas de gestión; no gestionan su proceso educativo como lo hace una empresa. Una institución educativa no elabora productos, pero sí tiene procesos: de ingreso, de enseñanza, y por eso deben tener indicadores, metas, estrategia para funcionar bien. Se trata de ayudar a que definan un plan estratégico para ser mejores”.

A través de Líderes Siglo XXI, las empresas privadas comparten con las escuelas su metodología de planeación estrategica, con el apoyo de nueve cartillas secuenciales que editó la propia Fundación Crem Helado, y que cubren un proceso de capacitación de tres años –tres cartillas por año.

“Al cabo de ese periodo, el colegio tiene una altísima posibilidad de convertirse en una institución de excelencia, con un proceso de planeación estratégica muy bien montado. A la fecha, más de 500 colegios han pasado por este programa”, aseguró Giraldo.

De mando medio a voluntario 

Bimbo Colombia se sumó hace seis años a Líderes Siglo XXI, programa en el que participan más de 200 empresas de ese país. Arrancó con siete colegios y ahora trabaja en 12 más, ubicados en el perímetro de su planta de Bogotá, una de las cuatro que tiene la firma mexicana en las ciudades de Cali, Barranquilla y Medellín.

Líderes Siglo XXI cubre todos los niveles, desde la primaria hasta la preparatoria, y hay colegios de todos los estratos sociales. Bimbo, por ejemplo, colabora actualmente en nueve colegios públicos y tres privados.

“Son colegios rurales, pobres, de niños campesinos, porque nuestra planta está  en las afueras, a una hora de la ciudad, en el municipio de Tenjo”, relató Giraldo.

A esas escuelas se trasladan los voluntarios que hacen posible este progrema, que son los propios mandos medios de la empresas, quienes de manera gratuita entregan su tiempo para ayudar en el aprendizaje de la gestión.

Actualmente son 18 los “colaboradores” de Bimbo Colombia (para la empresa no existe la palabra empleado) que participan en este programa. Todos de jefaturas medias y gerencia, quienes trabajan con “el equipo de calidad” de las escuelas, que deben encabezar los directores.

“Los voluntarios los guían en la metodología de las cartillas para entender mejor los proceso de planeación estrategica, por eso deben ser colaboradores de puestos de mando, que ya han gestionado procesos de planeación estratégica”, dijo el directivo.

-¿Cómo se traduce este programa en las escuelas?

-Al contar con un sistema de planeación estratégica, los colegios identifican sus debilidades y sus fortalezas, y pueden montar un programa de trabajo para corregir esas debilidades y defender sus fortalezas. Luego, mediante unos indicadores, cada mes se mide cómo se avanza, porque los colegios no están acostumbrados a gestionar indicadores. No tienen indicadores de calidad, no saben ni siquiera definirlos. Ese es un gran avance: se acostumbran a identificar sus fortalezas y debilidades y a gestionar por medio de indicadores.

-¿Cómo apoya el gobierno este programa?

-El Ministerio de Educación lo apoya totalmente, porque es un completo del sector privado para mejorar el desarrollo de la educación en el país. Reconoce que el proyecto es complementario y lo aprecia mucho.

Esteba Giraldo destacó además la influencia de Líderes Siglo XXI en el proceso de certificación de la calidad a que se someten cada año las escuelas colombianas de educación media superior.

“Cada año, los alumnos que están terminando su preparatoria presentan los exámenes ICFES, que son obligatorios para pasar a la universidad. Los colegios prestan mucha atención a este proceso porque las calificaciones de todos sus alumnos se promedian para arrojar un promedio final por colegio, que se publica en los periódicos  y sirve para conocer cuáles son los mejores. La calificación va de muy superior, superior, intermedio, inferior y muy inferior”.

Este proceso, dijo el directivo de Bimbo Colombia, no sólo ayuda a los padres a elegir colegio; también permite detectar a aquellos que necesitan ayuda y eso es precisamente lo que hace Líderes Siglo XXI, pues apoya a los colegios para que suban de nivel

“En los 18 años de historia de este programa, se ha demostrado que todos los colegios que siguen el proceso de gestión suben de categoría, y muchos terminan en los niveles superior o muy superior. Por eso los colegios adoran entrar a este proyecto, que en los hechos es una consultoría gratuita”.

La RSE, una prioridad en Colombia

Líderes Siglo XXI ofrece pistas sobre el nivel de desarrollo que ha alcanzado el tema de RSE en Colombia, y Giraldo así lo explicó: “Se ha avanzado mucho. El país toma muy en serio el tema de la sostenibilidad. Hay mucha sensibilidad, por ejemplo, respecto de lo ambiental, del uso racional y adecuado de los recursos naturales. Hemos evolucionado mucho como país en este tema”.

Pero no para ahí, agregó, porque las empresas también están tomando muy en serio su papel en el contexto social: “Cada vez más las empresas toman en cuenta este punto, su impacto en la comunidad donde opera. Las principales empresas están inscritas en el GRI, la mayoría entrega a sus accionistas un balance de sostenibilidad, en el que dan cuenta de qué está haciendo la empresa y hacia dónde va en el tema social y ambiental”.

Bimbo Colombia no es la excepción. “Nosotros también producimos nuestro propio reporte anual de sostenibilidad”, dijo. 

Este compromiso no involucra sólo al sector privado. También lo comparten las empresas públicas, afirmó el directivo. “El gobierno constantemente da seminarios, congresos, hay un congreso anual de sostenibilidad propiciado por el gobierno y participan masivamente las empresas del sector público y privado. El gobierno toma muy en serio este tema, y lo fomenta y lo propicia”.

Relacionadas

Comentarios