Lo ÚltimoTecnología

Uber lanza ultimátum al gobierno de Puebla y amenaza con irse

Una reforma a la ley de transportes de Puebla amenaza con afectar la privacidad de los usuarios, mientras incomoda a empresas como Uber, que hasta amenazan con irse de la entidad.

31-10-2017, 4:38:20 PM
Logo Uber
Reuters. Uber.

La reforma a 10 artículos de la Ley del Transporte del estado de Puebla podría afectar la privacidad de los usuarios de aplicaciones de movilidad, pues entre los cambios se propone que ese tipo de empresas compartan con las autoridades los datos personales de quienes se registren en la app.

Tanto empresas como Uber y Cabify, así como la Red en Defensa de los Derechos Digitales (R3D MX), alertaron que la reforma pone en riesgo la seguridad de los usuarios, así como su derecho a la privacidad. Uber incluso está considerando dejar de operar en esa entidad, si la iniciativa se aprueba tal y como la envío al Congreso poblano el gobernador Antonio Gali.

“De aprobarse esta regulación, en todos sus términos, la operación de aplicaciones como Uber se volvería prácticamente imposible, ya que desvirtúa los principios de la economía colaborativa, invade el derecho a la privacidad de las personas, (y) discrimina a la población menos favorecida”, apuntó Uber en un comunicado.

Los cambios a la ley, que aun falta sean aprobados por el pleno del Congreso de Puebla, plantean que las apps de movilidad solo cobren sus servicios de manera electrónica, es decir, no se permitirá el pago en efectivo. De igual forma, obliga a las empresas a aplicar a los choferes exámenes de toxicología y valoración psicológica, además de que estos deberán demostrar que no cuentan con antecedentes penales y que están capacitados en materia de igualdad de género.

Pero a las empresas y a la R3D MX no es esto último lo que les preocupa, sino la propuesta de reforma a las fracciones VI, VII y XI del artículo 92 Quater de la Ley del Transporte, que proyecta que los consorcios deberán proporcionar a las autoridades acceso total a sus plataformas.

De manera específica, la modificación a la fracción VI del numeral citado establece que las empresas estarán obligadas a permitir a la Secretaría de Infraestructura, Movilidad y Transportes de Puebla “el acceso a las tecnologías de teléfonos inteligentes, sistemas de posicionamiento global y plataformas tecnológicas que utilicen para la prestación del servicio, para vigilar a los conductores y garantizar la seguridad de los usuarios”.

Al respecto la R3D MX consideró que el acceso a los datos personales que propone la reforma afecta gravemente la privacidad de los usuarios,y ante la frecuente colusión de autoridades con la delincuencia organizada, se amenaza seriamente la seguridad” de quienes soliciten este tipo de servicios de transporte.

De su lado, Uber señala que esta disposición “representa un atropello a los derechos humanos de privacidad e intimidad de las personas”, pues las autoridades tendrían acceso al sistema de esa empresa “para vigilar en tiempo real a usuarios y socios-conductores”.

“En Uber la privacidad de las personas es fundamental, por lo que colaboramos con las autoridades judiciales aportando información necesaria en caso de cualquier incidente”, agregó la firma. No obstante, esa colaboración debe cumplir ciertos requisitos como lo son los casos de emergencia, tal y como lo ha sostenido la Suprema Corte de Justicia de la Nación en diversos fallos.

La iniciativa también prevé que las aplicaciones de movilidad mantengan almacenados, por un mínimo de dos años, la totalidad de los registros de cada uno de los viajes. Se trata de “crear bases de datos sobre sus usuarios, sin su consentimiento, por un tiempo desproporcionado”, advirtió la Red en Defensa de los Derechos Digitales.

“Resulta notable la ausencia de evidencia alguna que justifique la necesidad de contar con ese registro”, añadió el colectivo, que llama al Congreso de Puebla a rechazar los cambios de esas fracciones propuestos por el gobernador.

Sobre la prohibición de pagar en efectivo, Uber detalló que al menos 150,000 poblanos que no cuentan con un medio bancario de pago electrónico se verían perjudicados, perdiendo con ello “acceso a una opción eficiente de transporte en su ciudad, lo que los convertiría en una población discriminada”.

De acuerdo con el comunicado de esa empresa, además de la invasión a la privacidad de sus usuarios, “parte de esta nueva regulación en vez de enfocarse en promover acciones de seguridad, busca bloquear el principio de la economía colaborativa”, que permite a las personas, en este caso, los choferes, acceder a un ingreso extra.

Por lo anterior, Uber le propone al gobierno de Puebla colaborar para “en conjunto desarrollar una nueva regulación”, a fin de que sean seguros todos los viajes que se hagan utilizando esa aplicación.

La reforma a la Ley del Transporte fue propuesta por el Ejecutivo de Puebla tras el homicidio de la joven estudiante de 19 años Mara Fernanda Castilla, perpetrado el pasado 7 de septiembre, presuntamente por un conductor de la empresa Cabify. En ese momento la empresa Cabify México lamentó el feminicidio de la joven, y proporcionó a las autoridades información sobre el conductor.

Uber y Cabify, ¿deben ser prohibidas tras la muerte de Mara?

Relacionadas

Comentarios