Estilo de Vida

Todo sobre aceites vegetales alternativos

Echa un vistazo a la tendencia del momento en el mundo gourmet; conoce los beneficios que aportan a tus comidas favoritas y a tu salud.

02-09-2010, 5:00:00 PM

Poco a poco se impone una nueva tendencia gourmet: el uso de aceites vegetales alternativos, que benefician nuestra salud y brindan nuevos sabores a nuestras comidas.


Conoce cuáles son los más utilizados, sus características y por qué no deberían estar ausentes de tu cocina:


 


· ACEITE DE AGUACATE


El aguacate es una fruta que tiene grandes beneficios para la salud, además de un sabor inigualable. Contiene varias vitaminas, entre las que destacan la E, el ácido fólico, el glutatión que es un antioxidante y protege contra algunos tipos de cáncer.


El aceite que se extrae del aguacate es también muy importante para la salud, al ser bajo en ácidos grasos saturados y muy rico en ácidos monoinsaturados y polinsaturados. Además, no tiene nada de colesterol.


Como si fuera poco, este aceite puede contener hasta un 2.4% de proteínas. Su sabor es neutro y resalta los sabores originales de los alimentos cocinados con él.


Algunos de los beneficios asociados al consumo del aceite de aguacate son: control de sobrepeso, riesgos coronarios y niveles de triglicéridos, hipertensión arterial, absorción del colesterol dañino, tratamiento de diabetes, eliminación de radicales libres, entre otros.


Otra ventaja que tiene el aceite de aguacate sobre otros aceites es que se puede calentar a temperaturas altas -50 grados más-  por lo cual resiste más tiempo sin quemarse, lo que le permite conservar todas sus propiedades.


Úsalo como aderezo y dale mejor sabor a tus comidas. El chipotle, la cebolla, el ajo y el limón mejoran considerablemente con este aceite.
 


· ACEITE DE LINAZA


La linaza es una planta antigua, cuyo aceite es la fuente vegetal natural más importante del ácido graso alfa linolénico, correspondiente al tipo Omega 3, los cuales son considerados como esenciales para el cuerpo e indispensables en la dieta.


Lamentablemente, el Omega 3 es escaso en los alimentos comunes, por lo que la mayoría de las personas presentan niveles deficientes de éste.  


Estos son los beneficios más importantes que el aceite de linaza brinda a la salud:


· Sistema inmunológico: contribuye a regular el sistema inmunológico, incluyendo la respuesta a alergias, asÍ también, regula procesos inflamatorios y de dolor.


· Aspectos neuronales: este aceite beneficia el funcionamiento cerebral en todas las edades al equilibrar los mensajeros celulares y la estructura neuronal. Mejora la habilidad de aprendizaje, el cansancio crónico y algunos casos de depresión.


· Sistema cardiovascular: regula la dilatación y contracción vascular, contribuye a la flexibilidad de las paredes vasculares y al mejorar la condición de lípidos en la sangre.


· Sistema digestivo: regula la función digestiva incluyendo las secreciones estomacales.


· Metabolismo: ayuda a aumentar el nivel de producción de energía del cuerpo y a regular una temperatura constante en el cuerpo.


Este aceite tiene un sabor poco agradable, similar al de una nuez pero amarga, no obstante es tolerable y puedes mezclarlo en tus ensaladas o con la comida que te plazca. Lo importante es tomar aproximadamente dos cucharadas por día.


Si no soportas su sabor puedes conseguir el aceite de linaza en cápsulas o consumir directamente las semillas.


 


· ACEITE DE SOJA


El aceite de soja sin refinar es un aceite ligero, amarillento, perfumado que debe emplearse en frío (sin freír) por su abundancia en ácidos grasos poliinsaturados.


De hecho, al ser tan rico en ácidos poliinsaturados, conviene guardarlo en el refrigerador y consumirlo cuanto antes.


El aceite de soja crudo resulta frecuentemente más balanceado que el de oliva ya que contiene ácidos grasos esenciales Omega 3 y Omega 6 por lo que es un buen complemento para dietas en donde abundan carnes rojas y carbohidratos.


 


· ACEITE DE GIRASOL


La principal ventaja de consumir este producto es que tiene alto contenido de vitamina E y ácidos grasos no saturados, que son esenciales para nuestro organismo, que ayudan a reducir el riesgo de sufrir problemas circulatorios, infartos y diferentes tipos de problemas cardiovasculares.


Por su contenido en Omega 3 y Omega 6, este óleo es un excelente aliado en la protección de uno de nuestros órganos vitales: el corazón. Gracias a estos componentes, contribuye a una efectiva regeneración de las membranas celulares, además de aportar a su normal crecimiento y restauración, en caso de ser necesario.


En la cocina se recomienda utilizarlo en crudo para conservar sus propiedades, y si se emplea para freir, conviene no calentarlo en exceso.


Los aceites de semillas resisten más las altas temperaturas que el aceite de oliva, por lo que no se aconseja  reutilizarlos para freír alimentos.


Por su sabor suave este aceite resulta muy adecuado como aderezo en crudo y para la elaboración de salsas tipo mayonesa.


Cabe destacar que en el último tiempo se han desarrollando investigaciones para utilizar este aceite como combustible ecológico, como alternativa al petróleo en motores diesel. En algunos países ya se está utilizando.