Estilo de Vida

Tiger Woods, amo y señor del prestigio

El chico, con ascendencia de los cinco continentes, se perfiló siempre como la promesa del golf. Hoy, triunfos, prestigio y dinero, avalan el buen augurio.

23-04-2009, 5:00:00 PM

Propietario de la famosa etiqueta de ser considerado uno de los golfistas más importantes de todos los tiempos. Él es Eldrick Woods, conocido como “Tiger”.


Actualmente cuenta con 14 majors, convirtiéndose así en el segundo jugador con más majors conquistados en la historia de ese deporte, detrás de Jack Nicklaus.


Tiger es un deportista con un origen bastante exótico, proveniente de una mezcla que reúne a cuatro de los cinco continentes. Nació en Cypress, California, del matrimonio entre Earl Woods, de origen afroamericano (pero con ascendencia china y amerindia) y veterano de la guerra de Vietnam, y Kultida Woods, de origen tailandés (aunque con ascendencia china y holandesa).


Un talentoso con apodo de héroe. Su verdadero nombre es Eldrick, pero fue apodado “Tiger” al nacer por parte de su padre como agradecimiento al soldado vietnamita Vuong Dang Phong, al que conocía como Tiger, y que le salvó la vida en un par de ocasiones durante la guerra de Vietnam. En una de ellas, Phong se despertó casualmente en medio de la noche y mató una víbora venenosa que se encontraba sobre el cuerpo de Earl.


Woods es especialista adelantado en un deporte con completa distinción. Comenzó a jugar al golf a los 2 años. Saltó a la fama tras ganar tres abiertos de los Estados Unidos Amateurs consecutivos antes de cumplir 20 años de edad. Decidió hacerse profesional en 1996 y en tres meses ganó dos torneos profesionales. En 1997, sorprendió al mundo tras ganar el célebre Masters en el Augusta National Golf Club de manera incontestable: con sólo 21 años de edad, se convirtió en la persona más joven en ganar un major, con la mayor diferencia de golpes y el marcador más bajo.


Su presencia en el mundo del golf revolucionó el juego y produjo más interés hacia este deporte. La influencia de Tiger Woods provocó un alza importante en los premios de los torneos. Cuando ganó su primer major, en abril de 1997, obtuvo aproximadamente US$486,000, y cuando ganó el mismo torneo en el 2005 se hizo dueño de US$1,260,000 dólares. Gracias a sus elevados contratos, Woods terminó el año 2005 como el deportista mejor pagado del mundo según la revista Forbes, con 87 millones de la moneda estadounidense.