Estilo de Vida

Tendencias en diseño de restaurantes

Echa un vistazo a estas claves que te ayudarán a entender qué está de moda en los mejores locales de comida.

16-01-2011, 5:00:00 PM

Que la comida de un restaurante sea rica es fundamental, pero fuera del plato en sí mismo, hay muchos factores que pueden hacer que tu salida a comer sea excelente o desastrosa. A continuación, 10 claves para entender por qué hay restaurantes a los que no va nadie a pesar de que tienen buena comida. Y por qué otros, sin estar en la vanguardia gastronómica, logran imponer un estilo que todos quieren imitar.


1. El último grito de la moda exige espacios ambientados con un tinte hogareño y familiar, con la mesa bien puesta, para comer como antes. Se usa vajilla de los años 70, jarras de cerámica con jugos exprimidos en el momento y la comida se sirve en fuentes y recién en la mesa, de la fuente al plato.


2. Lo estándar. Esta tendencia en ambientaciones destaca la sencillez y el minimalismo, los blancos y los colores madera. Lo fundamental es la homogeneidad de estilo, en la que  todo de la ambientación te remita a una época en particular.


3. Nada más lejano al viejo y servicial camarero de moño que te trataba de usted y que era bueno o malo de acuerdo a su memoria, su velocidad y su sapiencia gastronómica. Para bien o para mal, hoy los restaurantes buscan meseros que sean “diferentes”y hasta cierto punto “exóticos”.


4. Una tendencia que comenzó hace algunos años y sigue creciendo son los clásicos pizarrones negros escritos con gis blanca o de colores aparecen en todas partes reemplazando al menú impreso. Otro sistema de moda es el mesero que lleva el pizarrón mesa por mesa y lo lee en voz alta frente a los comensales.


5. Cocinas a la vista. Hace ya un tiempo que los dueños de restaurantes empezaron a entender que a los comensales les genera confianza que las cocinas se vean y que apunten a convertirse en protagonistas del restaurante.


6. Adiós a las mesas bajas. Basta de comer agachados e incómodos. No hace tanto se impuso la moda de las mesas y los sillones bajos, e incluso los almohadones en el piso. Pero hoy,  la gravedad se impuso alejando al público de las experiencias “orientales”.


7. El lujo sin brillo. El lujo contemporáneo no está asociado ni a los brillos ni al dorado, sino a materiales naturales y crudos.


8. La música. Nada como la buena música para generar clima. En esta línea, el restaurante mejor ambientado, en cuanto a música se refiere, es el que pone canciones suaves ddonde las voces femeninas y sensuales predominan.


9. Prohibidas las lámpara halógenas. Las luces duras apuntando directo a las mesas están absolutamente out. Lo más top en materia de iluminación son las luces cálidas, envolventes y ubicadas a baja altura. En cualquier lugar, cualquier persona siempre busca agradar a los demás, cosa que difícilmente se logra bajo el efecto monstruoso que ejercen las sombras duras, incluso en la cara de los más bellos.


10. Cristalería dura. Más que los cristales finos, se ven cada vez más los vasos gruesos tipo pirex. Así, los vasos tallados y semi finos están cediendo lugar a los simples y más resistentes. Es todo parte de la onda rústica, y más habitual en los restaurantes verdes, en sintonía con las papas con cáscara y las hojas verdes cortadas a mano.