Tecnología

Un mexicano construye aviones

Reynaldo Ríos ha desarrollado complejos sistemas electrónicos para el Boeing 787 Dreamliner.

23-11-2008, 5:00:00 PM

A los 19 años, Reynaldo Ríos de Reynosa tenía a su cargo un grupo de personas más grandes que él, en la compañía General Motors; se había graduado como ingeniero eléctrico. Cuando se enteró que la compañía Boeing estaba desarrollando un nuevo proyecto, aprovechó una conferencia en la que había representantes de esa empresa para pedir una entrevista. Ese mismo día le hicieron una oferta de trabajo. “Para mi fue una sorpresa, se trataba del proyecto 787. No dudé ni un segundo en aceptarlo”.


Su trabajo en el área de subsistemas eléctricos de Boeing, consiste en diseñar el sistema para que los equipos hagan tierra y regresar la corriente al generador. También tiene la responsabilidad de encontrar e implementar ideas para reducir el peso del sistema que desarrolla.


El 787 se trata de una aeronave cuyo fuselaje está hecho de materiales compuestos –podría decirse que esta hecho literalmente de plástico, que es un mal conductor de la electricidad-, por lo que tuvieron que diseñar el Current Return Network (CRN): sistema para que los equipos hagan tierra y permitan a la corriente regresar a los generadores, cerrando así el circuito. En este proceso, Reynaldo trabajó con ingenieros de Canadá, Japón e Italia.


Sueños en vuelo
Actualmente Reynaldo cursa una maestría en Engineering Management and Technology en la Washington State University, que le dará as herramientas necesarias para enfocar los proyectos de ingeniería no sólo desde la óptica técnica, sino también con una perspectiva gerencial que le permita administrar proyectos.


Sobre sus preferencias personales, asegura que le encanta viajar. “Conozco gran parte de nuestro hermoso país. Además he tenido la oportunidad de visitar la mayoría de las ciudades importantes de Canadá, así como Japón, Italia, Inglaterra y la República Dominicana”. Por último, se confiesa enamorado del deporte y la música: “Practico soccer, béisbol, snowboarding y pesca. En cuanto a música, toco guitarra y bajo, pero el cello es con lo que realmente me identifico.