Tecnología

Trabajar en Google tiene grandes beneficios

Echa un vistazo a los entretenidos talleres tecnológicos de los que gozan quienes trabajan en uno de los selectos grupos de Google.

08-05-2011, 5:00:00 PM

Todos saben que trabajar en Google es entretenido. Además de los beneficios conocidos por el personal, hay algunos a los que pueden optar algunos selectos trabajadores.

Se trata de talleres de alta tecnología, ideales para todos quienes gustan de arreglar cosas e innovar. Así, los empleados de Google pueden dejar por un rato sus computadoras y soldar, perforar y serruchar con maquinaria cara que no encontrarán en tiendas convencionales.

Además de diseñar cosas con fines comerciales, los trabajadores de Google usan estos talleres para divertirse: diseñan decoraciones complejas para las fiestas, construyen gabinetes para sus casas y a veces sueñan en grande, como si fuesen ingenieros que trabajan en un avión con propulsión a pedal.

Cabe señalar que los talleres fueron creados por el fundador de Google, Larry Page. Fue él quien autorizó la apertura de los talleres en 2007 para tratar de que la compañía volviese a sus raíces.

Google, que no había hablado en público de estos talleres hasta ahora, le dio una visita guiada a The Associated Press a fines de abril, luego de que Page recuperase su puesto de director ejecutivo.

Y es que Larry Page está convencido de que Google tiene que volver a manejarse como si estuviese recién empezando para poder competir con firmas nuevas como Facebook, Twitter y Groupon.

“En Google predomina la sensación de que todo lo bueno empieza en un garaje”, comentó Greg Butterfield, quien supervisa los talleres.

“Larry quería generar el mismo tipo de ambiente que tenían él y Sergey cuando comenzaron… Un sitio donde se puedan desarrollar ideas”.

Los talleres están disponibles para un grupo privilegiado de empleados de Google que debe pasar un examen que incluye preguntas como “¿si empleas una sierra de banda, qué velocidad debes usar para cortar aluminio?”.

Las clases se imparten en cuatro salas: para metales, madera, soldaduras y electrónica— escondidos en un rincón aislado de la sede central de Google en Mountain View.

Además de contar con equipo pesado, hay juguetes para niños. Uno de los proyectos actuales incorpora bloques de Lego, el mismo material que empleó Larry Page para construir impresoras de inyección años antes de fundar Google.

La mayoría de los empleados de Google, no obstante, usa los talleres para cuestiones personales. Las ideas que surgen son tan imprevisibles que se recomienda a los empleados que lleven cualquier pedazo de metal y demás desechos, pues tal vez le sean útiles a alguien.

“Los talleres son lo que más me gusta de Google“, comentó Ibah Awad, trabajador de la empresa. Y concluyó que “son la principal razón por la que me quedaré en Google toda la vida”.


Fuente: Agencias