Tecnología

Mark Zuckerberg, el gran suceso del mercado digital

Al creador de Facebook le llueven halagos y también duras acusaciones. Al parecer es el precio de la fama a tan corta edad.

27-08-2009, 5:00:00 PM

Mark Elliot Zuckerberg es el millonario más joven de la lista Forbes 2009.

El creador y jefe ejecutivo de Facebook tiene apenas 25 años y ya acumula una fortuna personal de US 1,500 millones.

Se dice que realmente es él el nuevo fenómeno de la red, que es el príncipe de Internet, que tiene ingenio y capacidad para anticiparse.

Nació en una familia judía estadounidense y creció en Dobbs Ferry, Nueva York. Comenzó a programar ordenadores desde sexto grado y en Harvard siempre fue alumno destacado.

Con dos amigos fundó Facebook. La idea original era una especie de comunidad virtual que fuera el punto de encuentro de todos los ex alumnos de la universidad, pero consiguieron más, algo realmente grande.

Mark es especial
El magnate más joven del mundo vive en un departamento de un dormitorio, con un colchón en el piso. Adora el estilo hippie y siempre viste camiseta y sandalias.

En la sede de Facebook en Palo Alto pasa algo similar; hay unos 400 empleados, que tienen la comida pagada y ropa lavada gratis. La empresa parece a veces un campus: se llega tarde, se termina de trabajar tarde y a veces hasta se escucha música.

Circulan muchos datos sobre él; que adora la tecnología y que es fanático de los videojuegos. Pero también se hablan cosas oscuras, como que la idea de Facebook no fue original de él y que la robó de un programa en el que trabajaba para una empresa.

Con su novia Priscilla Chan firmaron un contrato de noviazgo por el que se expresan determinadas normas y reglas a seguir en el mismo. Por ejemplo, el tiempo que ella puede pasar con él (una cita por semana, un mínimo de 100 minutos para estar a solas, no en su apartamento y por supuesto nunca dentro de Facebook).

Además, Mark no tiene despertador. Según sus propias palabras “si alguien necesita despertarme, siempre tengo mi Blackberry a mi lado”.

Un chico singular, con una billetera realmente poderosa.