Tecnología

Leica 35 mm, una revolución en la fotografía

Entérate por qué este modelo se volvió tan representativo y cómo cambió el concepto que se tenía de tomar una foto.

26-08-2009, 5:00:00 PM

La cámara Leica de 35 mm constituyó el principio de la democratización de la fotografía. Y es que cuenta la leyenda que entre los años 30 y 50, una fotografía tomada por una Leica podía ser fácilmente identificada por la calidad de su imagen.

Por fin se acababan las complejidades para tomar una buena instantánea, se decía adiós a esos enormes aparatos, difíciles y tediosos de trasladar.

La Leica, creada por Oscar Barnack en 1913, fue el invento que dio en el clavo. Rápidamente se consideró como el símbolo de adaptación a todas las exigencias dentro del mundo fotográfico gracias a su rapidez de acción y manejabilidad. Incluso se usó en el cine.

Tuvo como bases sus prototipos de 1913 y la película estándar de cine de 35 mm. Barnack usó esas películas, pero amplió el tamaño de la imagen hasta los 24 x 36 mm. El alemán eligió una relación de aspecto de 2:3, con una capacidad de 36 exposiciones por película.

Las palabras de Barnack “Small negatives, large images”, (“Negativos pequeños, imágenes grandes”) cambiarían el mundo de la fotografía.

En verdad, la Leica revolucionó el mundo fotográfico gracias a su tamaño y versatilidad, y cambió radicalmente el concepto que se tenía de “tomar una fotografía” desde que empezó a comercializarse en 1925.

Su influencia en el fotoperiodismo es innegable; permitió a los fotógrafos realizar instantáneas alejadas de la aparatosidad de las cámaras de placas o gran formato.

Grandes como Henrie Cartier Bresson y Robert Capa tuvieron una de estas cámaras que captaron muchas de las imágenes más importantes de la historia de la fotografía.

Hoy son objeto de culto para los aficionados a la fotografía que ven en ella un mítico valor histórico y sentimental.

También podría interesarte:

Comentarios