Tecnología

¿Cuál es el futuro de las redes WiFi?

Todos preferimos un WiFi malo o lento pero “gratis”, que una super red celular que nos cuesta por cada minuto. La red WiFi nos parece algo tan cotidiano en nuestras vidas pero ¿te has preguntado qué significa WiFi?

13-04-2018, 5:53:47 PM
Wifi

De acuerdo con las Estadísticas a Propósito del Día Mundial de Internet de 2017, en México “los usuarios de teléfono celular representan el 73.6% de la población de seis años o más, y tres de cada cuatro usuarios cuentan con un teléfono inteligente (Smartphone)”. Por otra parte, en Estados Unidos, en promedio, los usuarios estuvieron en su dispositivo móvil 3.25 horas al día consumiendo información relacionada a servicios de datos (Internet) y no de voz; incluso el grupo denominado como Millennials llegó a 3.7 horas.

Minutos más, minutos menos, todas las personas estamos ansiosas por información, por estar al día, por compartir el café de la mañana, los tacos de la tarde, la vista de la noche, los apretujones del metro o la imagen kilométrica del tráfico en las vías principales.

En el 2016, el tráfico de Internet por dispositivos móviles (smartphones y tabletas) sobrepasó el tráfico de Internet fijo tradicional (el de las computadoras de escritorio). Son los populares teléfonos inteligentes los que se llevan la corona en el consumo de Internet móvil. Este consumo de datos, como el correo electrónico, audio y video, redes sociales, mensajería instantánea y un sin fin de aplicaciones en teléfonos inteligentes, tiene dos medios de acceso:

  • Por una red celular de los operadores tradicionales (AT&T, Movistar, Telcel y otros más que vendrán).
  • Por una red WiFi cuyo acceso está en la casa, en la oficina, en algunos lugares públicos y otros.

¿ Te has preguntado cuánto tiempo pasas en la red celular y cuánto tiempo pasas en WiFi?

En una red celular, ya sea en formato pre-pago (con uso limitado de voz y datos) o en formato post-pago (con un contrato mensual), sabes cuánto tienes para usar en voz y en mensajes, y cuántos megas tienes para Internet. Sin embargo, cuando usas una red WiFi podría no importar porque pareciera que no hay límites, porque tenemos la creencia de que en cierta forma es “gratis”. Pero nada es gratis en la vida, alguien paga por la infraestructura y todas las personas pagamos a proveedores del servicio.

Si hacemos un poco de memoria, primero contratábamos el teléfono, después el teléfono y el Internet, luego el teléfono, el Internet y la televisión. Actualmente, la mayoría de los proveedores ofrecen estos tres servicios en un solo paquete, pero podría ser que, con todo lo que ahora ofrece, sólo el Internet podría ser suficiente. Por ello, es muy posible que ésta sea la opción más común en un futuro cercano, incluso para acceder desde ahí a los servicios que hoy existen y muchos otros por venir a través de múltiples aplicaciones.

Un estudio en Estados Unidos, que compara el uso de redes celulares y el uso de redes WiFi, muestra que el tiempo que pasan los usuarios de este país conectados es todavía muy similar entre estas dos redes, pero el consumo de datos en mega bytes por medio de WiFi es mucho mayor, en algunos casos hasta más del doble. Esto es porque, en general, una red WiFi es más accesible, menos limitado y no importa cuántos datos se consumen. Por ejemplo, las actualizaciones de software de algunos teléfonos inteligentes están limitadas a ser descargadas sólo por redes Wifi, y todos preferimos un WiFi malo o lento pero “gratis”, que una super red celular que nos cuesta por cada minuto. Por esta razón, lo primero que haces al llegar al trabajo, a casa, a un restaurante, o cualquier otro lugar, es conectar tu teléfono al WiFi.

¿Qué debes saber sobre las redes WiFi?

Para empezar, estas redes están definidas por una asociación internacional, la Wi-Fi Alliance® y el nombre oficial que le dan, por definición del Instituto de Ingenieros en Electricidad y Electrónica (IEEE por sus siglas en inglés) es “802.11”.

Entonces, ¿qué significa WiFi? En realidad, no significa absolutamente nada. Cuenta la leyenda que cuando preguntaron al Wi-Fi Alliance por qué el nombre de WiFi y la respuesta fue “porque suena mejor que 802.11”.

La historia empieza en 1971 cuando se deseaba migrar de redes cableadas a redes inalámbricas, pero no fue sino hasta 1997 que se liberó la primera versión del protocolo 802.11. Entonces surge en 1999 el Wi-Fi Alliance®, con el fin de llevar a cabo la estandarización, asegurarse que los dispositivos funcionaran correctamente, llevar un control de la evolución y asegurar la calidad de los dispositivos. Desde entonces, el Wi-Fi Alliance ha certificado más de 35,000 productos.

Pero entremos ahora a detalles más técnicos para seguir conociendo al WiFi. Estas redes utilizan el aire en forma de ondas electromagnéticas y éstas viajan por el espectro radioeléctrico que se divide en varias frecuencias, para WiFi las más comunes son: 2.4 GHz, 5 GHz y 60 GHz. Estas frecuencias son de uso libre, es decir, no hay que pagar al gobierno por el uso del espectro radioeléctrico como lo hacen operadores de Telefonía Celular.

Cada una tiene sus ventajas y desventajas: 2.4 GHz tiene la mejor cobertura, pero ya hay muchas redes al aire y tiene menos capacidad de datos; 5.0 GHz está más libre y es una banda más grande (lo que permite más datos y más usuarios) pero está un poco limitada en cobertura; y 60 GHz es una red muy pequeña (para una sola habitación) pero tiene una capacidad muy alta.

Cualquiera que sea la frecuencia, ésta sera definida por el tipo de protocolo 802.11, que se diferencian entre sí por una letra al final (802.11 x). Esta letra, además de la frecuencia, también define las funciones, tales como la modulación (cómo pasan los datos por el aire) y el ancho de banda (el tamaño del canal), entre otras. La siguiente tabla resume las versiones de 802.11 que existen, relacionando la letra que le corresponde, cuándo fue liberado, en qué frecuencia trabaja, los anchos de banda que utilizan y la velocidades que alcanzan en teoría:

(Para móviles: Si tienes problemas al ver la infografía, te pedimos rotar tu dispositivo)

Versión Año de liberación Frecuencia (GHz) Anchos de Banda (MHz) Velocidad Máxima teórica (Mbps)
802.11a 1999 2.4 20 54
802.11b 1999 5 22 11
802.11g 2003 2.4 20 54
802.11n 2009 2.4 / 5 20 /40 150
802.11ac 2013 5 20/40/80/160 800
802.11ad 2012 60 160 6700
802.11ax 2018 2.4 / 5 POR Definirse 10500

Actualmente, la mayoría de los dispositivos utilizan un protocolo 802.11n, ya que es el más popular pues es más barato y se encuentra más disponible en México. Sin embargo, hay que estar alerta cuando se adquiere el servicio y fijarse también qué banda utiliza el proveedor, porque este protocolo puede funcionar en dos bandas, la 2.4 y la 5 GHz, y por lo que se menciona anteriormente, no tienen la misma cobertura y capacidad. Aunque lo ideal es que éste se ubique en las dos bandas al mismo tiempo, lo que se conoce en inglés como un “Dual Band”.

Por otro lado, el protocolo 802.11ac lleva un tiempo en el mercado pero no ha sido masificado, aunque está empezando a generar mucho interés. Este protocolo sólo utiliza la banda de 5 GHz que tiene mayor capacidad; sin embargo, es más costoso. Su atractivo es que ofrece servicios cercanos a un Gigabit, valor que antes sólo se alcanzaba a través de un cable de fibra óptica.

Como se sabe, el futuro serán redes con muchos más datos y más usuarios. Para ello se necesitará de mayor capacidad. A eso apunta el 802.11ad, que funcionará en la banda 60 GHz y cuya característica es que usará canales muy grandes y ofrecerá altas velocidades de datos. Más adelante vendrá el 802.11ax que hará más eficiente la comunicación entre el dispositivo y el punto de acceso.

¿Hacia dónde puede evolucionar una red WiFi?

Lo que pronto vendrá, o lo que está llegando ahora, son las redes WiFi Mesh; llevan un par de años en el mercado internacional y en México ya hay algunas opciones que lo soportan. Pero antes de explicar qué son y cómo funcionan estas redes, hay que recordar que las frecuencias en las que opera WiFi tienen unos cuantos metros de cobertura (dependiendo de la ubicación y los materiales que dividen los espacios): 70 metros en 2.4 GHz, 35 metros en 5 GHz y de 3 a 5 metros en 60 GHz.

Por lo tanto, cuando se llega al límite de cobertura o cuando los espacios se dividen por paredes muy gruesas es necesario encontrar una solución. Han habido muchos intentos, poniendo más puntos de acceso, repitiendo la señal o utilizar la red eléctrica como un medio de transporte, pero para cada punto de acceso o repetidor se tiene que crear una nueva red WiFi, con un nombre nuevo, a lo que los dispositivos no reconocen de manera automática.

Este problema ahora se podrá resolver con una red WiFi Mesh, también conocida como WiFI SON (siglas en inglés para “redes que se auto-organizan”). Es una red “inteligente” con varios puntos de acceso que permite que los dispositivos se conecten al que esté más cerca o le dé mejor servicio; es decir, maneja el tráfico de las bandas de manera más optima en una sola red (con el mismo nombre), lo que permite moverse entre puntos de acceso sin perder conexión o bajar la calidad. Además, permite contar con múltiples servicios al mismo tiempo, sin necesidad de poner un cable entre los puntos de acceso o de cambiarse manualmente de una red a otra.

Como cualquier tecnología, WiFi ha evolucionado, es cada vez más rápida, más compleja y con más dispositivos conectados; pronto podremos ver cómo se manejan y cómo funcionan a través de esta red y al mismo tiempo, cámaras, sensores, luces, puertas automáticas, detectores de humo, y un sinfín de cosas más.

Seguramente podrás ser testigo de estos grandes cambios pues sucederán muy pronto. Mientras tanto, podrás poner más atención a los detalles y podrás identificar qué versión de WiFi tiene el dispositivo que estás usando, qué vas a comprar o qué quieres conectar, y así aprovecharlo mucho más.

*Ricardo Anaya es Staff Manager, Product Marketing for Latin America, en Qualcomm.

También puedes leer: ¿Cómo será la Quinta Generación (5G) de comunicaciones móviles?

Comentarios

Artículos relacionados

También podría interesarte: