Tecnología

Flippy, el robot cocinero que duró un solo día en su trabajo

Filppy, el robot parrillero que prometía hacer hasta 300 hamburguesas en una hora, fue despedido por ser demasiado lento, después de una sola jornada de trabajo. El robot está detenido, en su restaurante en Pasadena, California, con un letrero que dice “Cocinando próximamente”.

15-03-2018, 4:09:42 PM
Flippy, el robot parrillero, robot cocinero

El robot parrillero que prometía hacer hasta 300 hamburguesas en una hora de trabajo fue finalmente despedido por ser demasiado lento, después de una sola jornada de trabajo. Un punto para los humanos en su guerra contra las máquinas.

Se trata de Flippy, una máquina creada por Miso Robotics y que se convirtió en el fichaje estrella de la cadena Cali Burger, en Pasadena, California, pues se supone que lograría hacer el trabajo de varios humanos.

Sin embargo, las altas expectativas del restaurante, al convertirse en el primero con un robot-empleado, terminaron por ‘jubilar’ a Flippy antes de tiempo. La demanda de hamburguesas fue superior a la capacidad de la máquina, aunque, según sus colaboradores, se trata solo de una pausa para actualizar el código y agilizar su labor.

Al parecer, para que Flippy logre cocinar a la capacidad prometida (300 hamburguesas por hora) es necesario el apoyo de varias personas. Por ahora, los humanos han vuelto a las parrillas y el robot está detenido, en el mismo restaurante, con un letrero que dice “Cocinando próximamente”.

¿Por qué CaliBurger contrató un robot?

En declaraciones al portal de USA Today, John Miller, CEO de Cali Group, explicó que la decisión de ‘contratar’ a un robot, se debe a la dificultad de mantener a sus empleados de cocina.

“Los entrenamos, trabajan en la parrilla, se dan cuenta de que no es divertido… así que se van y manejan Ubers”, aseguró.

El director general de Miso Robots, David Zito, aseguró por su parte que se trata de prescindir de los humanos en las áreas de trabajo más pesado de los restaurantes, sin que esto implique cambios radicales en las cocinas.

“Nos centramos en el uso de la inteligencia artificial y la automatización para resolver los puntos álgidos de los restaurantes y la preparación de alimentos. Ese es el trabajo aburrido, sucio y peligroso alrededor de la parrilla, la freidora y otras preparaciones como cortar cebollas. La idea es ayudar a los restaurantes a mejorar la calidad y la seguridad de los alimentos sin requerir un rediseño mayor de la cocina” dijo.

Flippy es un pequeño robot con ruedas, que puede ser instalado frente a cualquier parrilla o freidora común. Utiliza sensores térmicos 3D y cámaras para interactuar con su entorno; y tiene capacidad de recibir, mediante su sistema, las órdenes del mostrador.

Se puede instalar en frente o junto a cualquier parrilla o freidora estándar. Toma datos de sensores térmicos, 3D y diferentes cámaras a bordo para percibir su entorno. Los sistemas digitales que envían boletos desde el mostrador a la cocina le dan a Flippy sus órdenes.

Esta decisión, pues, no fue un simple truco publicitario. Cali Group pretende continuar con la adaptación de robots parrilleros. Una vez que solucionen los problemas de Flippy en Pasadena, la cadena pretende seguir el mismo camino en restaurantes de Seattle, Washington DC y Annapolis, Maryland.

Si bien, Flippy busca ser un pionero en el negocio de la comida rápida, los robots llevan ya un tiempo ‘trabajando’ en otras industrias. Cabe señalar, por ejemplo, el caso de los grandes almacenes robotizados de Amazon.

También puedes leer: Humanos o robots, ¿quién se quedará sin empleo?

Comentarios