Tecnología

El nuevo disco de Gorillaz

Checa la nueva propuesta del proyecto alterno del vocalista de Blur, un disco original con electrónica y pop que vale la pena.

04-03-2010, 5:00:00 PM

Por si no lo sabes aún, Gorillaz es una banda de dibujos animados, obviamente respaldada por músicos de verdad, pero nunca se presentan en vivo y sus videos son pequeños clips de caricaturas donde ellos protagonizan.


El cuarteto animado se ha convertido en un referente del sonido de los últimos años. Conformado por un bajista ególatra, un vocalista raro con un par de contusiones en los ojos, un baterista con un particular gusto por el hip hop y una guitarrista adolescente japonesa, Gorillaz es un grupo que además de tener un sonido característico, ha logrado ser cada vez más entrañable entre los fans y hasta entre quienes los conocen desde hace poco –su formación data de hace 12 años-.


Además, han sabido reinventarse en cada disco, pues todos son diversos en género. El otro mérito que se le concede a Gorillaz, es su innovación en cuanto a nivel estético y conceptual, cosa que difícilmente consiguen las agrupaciones hoy en día.


En el mar la vida es más sabrosa
En su más reciente disco, Gorillaz vuelve a utilizar la fórmula que tan buenos resultados dio en sus dos trabajos anteriores: la suma de ritmos dispares, una interesantísima lista de colaboraciones y un concepto tan sólido como absurdo. Si a todo esto le agregamos una producción impecable y le restamos el miedo a experimentar obtenemos como resultado un disco imprescindible para este año.


En general el sonido de Plastic Beach -título del disco-  podría ser definido como “eléctrico”; tiene tracks que comienzan como una balada para convertirse en bailables. A lo largo de las 16 rolas que lo conforman, el concepto del disco es respetado: una actitud inocente pero disruptiva, cada una de las pistas es una mezcla de sonidos orgánicos e inorgánicos; una anteposición de lo natural y lo artificial que sólo una banda ficticia podría llevar a cabo con la profundidad y falta de solemnidad suficiente.


Gorillaz viene con ganas de conquistar al mundo desde un lugar perdido en a la mitad del océano y probablemente lo logre, por ello te recomendamos que les eches una oreja, es pop que vale la pena.

También podría interesarte:

Comentarios