Tecnología

Comercio electrónico crece en México

Son más los mexicanos que optan por comprar online,utilizando la computadora y la conexión a Internet. ¿Qué tendencias marcan este sector?

30-03-2010, 9:06:55 AM

Según el último estudio de la Asociación Mexicana de Internet (AMIPCI) y Visa, llamado “Estudio AMIPCI de Comercio Electrónico 2009”, las ventas totales de comercio electrónico en nuestro país alcanzaron mil 768 millones de dólares en el 2008, basados únicamente en la oferta de los comercios mexicanos.

El estudio, cuya ejecución corrió a cargo de la agencia de investigación de mercados Select, buscó dimensionar el mercado y los hábitos del comprador mexicano en línea.

Así, se desprende del documento que este sector ha mantenido un continuo crecimiento, registrando este año un incremento de 85% en sus modalidades de negocio a consumidor y entre consumidores.

Pero la cifra aún puede seguir extendiéndose, y esto lo confirma Francisco Ceballos, vicepresidente del Comité de Comercio Electrónico y director general de MercadoLibre México, quien destaca que “el comercio electrónico en México presenta un fuerte crecimiento, y todavía existe mucho a donde crecer”.

En Europa, por ejemplo, la consultora de marketing y tecnología Forrester reporta que los consumidores en 17 países de Europa Occidental compraron 71 billones de euros en bienes en línea en 2008. Esta compañía estima que las ventas en línea en ese continente crecerán a 123.1 billones de euros para el 2014, un rango compuesto de crecimiento anual de 9.6%.

Respecto a qué productos son los más demandados por los mexicanos en la red, el estudio destaca que corresponden a los boletos de avión, representando 79% del total de las ventas. Artículos de consumo como entretenimiento, computación, electrónica y otros generaron el 21% restante.

En cuanto al medio de pago, Mauricio Braverman, director ejecutivo de Productos para Visa México señala que, según la investigación, 74% de las compras en Internet se realizan con tarjeta de crédito, seguido en menor proporción por los pagos en efectivo y los depósitos o transferencias en línea.

“Es claro que el dinero electrónico contribuye al desarrollo y facilita modelos de negocio” dice Braverman.

En cuanto a las compras nacionales en comparación con las internacionales, 51% de los mexicanos compraron por Internet a proveedores en el área metropolitana, 44% lo hicieron a proveedores ubicados en el interior de la República y sólo 5% compró en el extranjero.

El escenario en Latinoamérica

A nivel regional, cerca de 10% de los usuarios de Internet en América Latina utiliza el comercio electrónico, aunque se proyecta que la cifra se eleve a 30% en los próximos cinco años.

Constanza Abdala, representante de MercadoLibre en Perú, señala que, de acuerdo a estudios realizados por la consultora estadounidense Pyramid Research, la proyección del comercio electrónico en la región es más que auspiciosa.

Sin embargo, destaca que la penetración de Internet en la región, de 30% de la población, es baja en comparación al 74 y 49% que se registra, respectivamente, en Norteamérica y Europa.

En cuanto a las condiciones necesarias para que este tipo de compras aumente en América Latina, el representante de MercadoLibre dice que responden a mejores y mayores conexiones de banda ancha, computadores personales y dispositivos con Internet, así como mayor facilidad de pago en línea y leyes de comercio electrónico.

En la región, MercadoLibre constituye actualmente el comercio electrónico más importante, con 40 millones de usuarios acumulados al 30 septiembre de 2009 y seis mil 960 millones de dólares en transacciones desde su creación al 2009.

La firma opera en 12 países de Latinoamérica, encontrándose sus principales mercados en México, Argentina, Brasil y Colombia. Según fuentes de la empresa, unas 40 mil personas se mantienen de la venta de sus productos a través de este mercado electrónico.

Tendencias del ciberespacio

A pesar de lo que muchos pudieran pensar, respecto a que Internet es un mercado ideal para los productos enfocados a los jóvenes (quienes pasan más tiempo sentados frente a la computadora), lo cierto es que también tienen muy buena acogida los productos que no se encuentran normalmente en las tiendas, lo que se conoce como el fenómeno “Long Tail”.

El concepto hace referencia a los negocios en la red donde el coste de almacenamiento y distribución es menor que en un negocio tradicional y permite ampliar su catálogo ofreciendo productos que normalmente no se encuentran en tiendas por no ser lo suficientemente rentables.

El mejor ejemplo es el portal Amazon. Éste obtiene entre 25 y 30 % de sus ingresos  a partir de la venta de libros que no son precisamente superventas.

El comercio electrónico es además un nicho con auspiciosas proyecciones si se considera el nivel de impacto que Internet tiene en las personas.

De acuerdo al “Estudio de Consumo de Medios Digitales 2009”, elaborado por el Interactive Advertising Bureau México, Millward Brown y di Paola Márquez, 90% de las personas encuestadas reconocen haber sido impactados por la publicidad en Internet, lo que demuestra que los mexicanos son receptivos a la comunicación de marcas y a las promociones online.

Ventajas y desventajas

Una de las grandes ventajas del comercio electrónico, desde el punto de vista empresarial, puede resumirse a lo que se dijo en la última edición de la “European Ecommerce Conference”, celebrada en Madrid: “gracias a Internet el mercado potencial de cualquier empresa es todo el planeta”.

En cuanto a los beneficios para los compradores, más allá de hacerles la vida más cómoda, podemos señalar:

· Hallar lo que se busca a menor costo.

· Se puede negociar directamente con el proveedor, sin intermediarios.

· Se pueden hacer compras sin salir de casa.

Sin embargo, el comercio en la red también supone ciertas desventajas que deben tenerse en cuenta:

· No hay cercanía entre quien vende y quien compra en caso de interponer una queja sobre el producto.

· Puede haber complicaciones al cobrar o hacer válida la garantía del producto.

· A diferencia de cuando se va a una tienda, se pierde la capacidad de conocimiento físico del objeto que se quiere adquirir.

Compras inteligentes

Con motivo de las fiestas de fin de año es que la AMICI llamó a los usuarios a ser precavidos al momento de hacer compras mediante un click.

Raúl Montoya Reta, subdelegado de la Comisión Nacional para la Defensa de los Usuarios de Servicios Financieros (Condusef) aseguró que aunque se han reforzado las medidas de seguridad para realizar compras a través de la red, es probable que algunos clientes reciban productos que no solicitaron, generando cargos a la tarjeta de crédito no reconocidos.

En tanto, José Luis Figueroa Millán, director de la Maestría en Comercio Electrónico del Tecnológico de Monterrey, declara que los fraudes en la red más usuales se dan bajo formas como el phishing (el estafador se hace pasar por una persona o empresa de confianza a través de un correo electrónico o sistema de mensajería instantánea) y a través de portales que hacen creer al usuario haberse ganado un premio.

Por esto, ambos expertos recomiendan a las personas que compran por Internet tomar precauciones para evitar ser presa de los delincuentes.

“Si las personas comprarán que procuren hacerlo en establecimientos mercantiles plenamente reconocidos, y no acepten ofertas de proveedores que no conocen y que pudieran ponerlos en riesgo” puntualiza el representante de la Condusef.

 

www.altonivel.com.mx

 

Comentarios