Tecnología

Ayudas fiscales a empresas tecnológicas

¿Cuáles son los incentivos fiscales que tienen los empresarios dedicados a este sector? ¿Qué tanto apoya el gobierno a estas empresas?

09-03-2011, 9:07:29 AM

En una sociedad como la de hoy, donde el conocimiento es una de las mayores cualidades de empresas y gobiernos, la ciencia y la tecnología se han transformado en una nueva herramienta para poseer una posición predominante.

Esto ha sido entendido por el ejecutivo quien declaró a ambos elementos como “variables estratégicas de un cambio estructural de México” y está convencido de impulsar su desarrollo.

Una de las primeras grandes iniciativas nace en febrero de 2003 cuando se publicó en el Diario Oficial de la Federación el “Programa de Fomento a la Innovación y Desarrollo Tecnológico,” que establece entre sus objetivos incrementar la inversión en desarrollo tecnológico de las organizaciones.

El propio gobierno, indicó a través de otra iniciativa, el PECYT (Programa Especial de Ciencia y Tecnología), tres grandes planes de acción, entre ellos “promover un esquema de incentivos fiscales y de financiamiento que propicie la inversión tecnológica“.

Ya en 2006, y por medio del documento “Incentivos fiscales para el desarrollo tecnológico” el Consejo Nacional de Ciencia y Tecnología (Conacyt)  especificó “Otorgar el 20% del gasto anual en el caso de las empresas grandes como crédito fiscal y 35% a las empresas pequeñas y medianas del gasto que realizan para su modernización”. ¿Se cumple eso en la actualidad?

Incentivos actuales

En la actualidad, el gobierno ha dicho que tiene como objetivo destinar el 1% del Producto Interno Bruto (PIB) en Ciencia y tecnología para los próximos años. En esto, los estímulos fiscales juegan un papel central.

Para avanzar en el tema, el primero de marzo reciente, el director general del Conacyt, Juan Carlos Romero Hicks, se reunió con los presidentes de las comisiones de Ciencia y Tecnología del Senado y la Cámara de Diputados para definir la reactivación de los estímulos anteriores y la creación de otros. Estos fueron los resultados:

Entre las modificaciones a leyes, destaca una adición al artículo 219 de la Ley de Impuesto sobre la Renta (ISR), mediante la cual se pretende reinstalar la figura de los Estímulos Fiscales Indirectos para financiar la innovación en las empresas.

De lograrse esta adición, las empresas que inviertan en innovación tecnológica podrán deducir un porcentaje del monto de dicho gasto en la declaración fiscal del ISR.

Otras reformas involucran a los artículos 8 de la Ley Federal de Responsabilidades Administrativas de los Servidores Públicos y 56 de la Ley de Ciencia y Tecnología, que de realizarse permitirían a los científicos de centros de investigación públicos nacionales participar de las regalías que generan sus desarrollos.

Además, se anunció que se presentarán un par de  nuevas iniciativas: la creación de la Ley Orgánica del Sistema Nacional de Centros Públicos de Investigación y la modificación a la fracción IV del Artículo 50 de la Ley de Ciencia y Tecnología, ésta última busca que los fondos a través de los cuales se apoya el desarrollo científico y tecnológico en México operen conforme a sus propias reglas.

En el paquete legislativo también se encuentra la reforma a la fracción V del artículo 3 constitucional, mediante la cual el Estado se compromete a apoyar, promover y financiar la investigación científica, el desarrollo tecnológico y la innovación.

Otra de las reformas pendientes a la Constitución es al artículo 25, para elevar a rango constitucional el interés público en la ciencia, tecnología, conocimiento e innovación.

También podría interesarte:

Comentarios