Tecnología

Redes inalámbricas con Wi-Fi 802.11n

El estándar 802.11n es la reciente versión de tecnología en transmisión inalámbrica, que propondría tasas de transferencia de hasta 600 Mbps.

10-11-2010, 11:21:31 AM

La tendencia hacia la movilidad y la tecnología inalámbrica está lejos de detenerse, y así lo demuestran las cifras de mercado a nivel mundial. Un reporte reciente de la consultora IDC mostró que durante el segundo trimestre de 2010, los ingresos por la venta de equipos para redes WLAN (Wireless Local Area Network) se incrementaron en un 26.4% interanual. De acuerdo con la firma, el mercado mantuvo un fuerte desempeño a lo largo de todas las regiones y de todos los segmentos clave de producto, especialmente para la tecnología 802.11n.

El estándar 802.11n es la más reciente versión de esta tecnología de transmisión inalámbrica, que propondría tasas de transferencia de hasta 600 Mbps. En septiembre de 2009, el estándar fue ratificado por el Comité de Estándares de la IEEE (Institute of Electrical and Electronics Engineers), lo que le dio un fuerte impulso a la tecnología. Este empuje se vio reflejado en el mercado: el 65.9% de los ingresos por la venta de puntos de acceso correspondió a equipos basados en la versión “n” del estándar. Estos datos muestran claramente que las empresas perciben el beneficio de la última tecnología y ya están invirtiendo en ella.

Otro factor a tener en cuenta es que los dispositivos conectados a las redes empresariales siguen creciendo, tanto en número como en capacidad de procesamiento. Hay más equipos conectados demandando cada vez más tráficos de la red. Así, los departamentos de tecnología requieren cada vez más agilidad para dar respuesta a la demanda de conectividad de sus clientes internos.

Las nuevas tecnologías permiten mayor capacidad de transmisión, pero de nada sirve esto si no se acompaña de un adecuado planeamiento de la red. En el presente, las redes inalámbricas de tipo “estrella”, con un controlador central que administra la seguridad de la red, la calidad de servicio y el tráfico de datos, son las más utilizadas. Añadiendo más capacidad de transmisión se aumenta también el tráfico dirigido hacia el controlador central, lo que puede ocasionar congestionamientos en esta instancia de la red y ocasionar deficiencias en el servicio.

Esto ya está comenzando a preocupar a clientes y fabricantes, por lo que estos últimos ya están buscando alternativas. Muchas empresas están desarrollando soluciones que requieren de la instalación de más equipamiento para manejar estas concentraciones de información.

Por su parte, Motorola ha desarrollado recientemente un nuevo software, denominado WiNG 5, que permite a los puntos de acceso comunicarse directamente entre sí, sin necesidad de pasar por el controlador central, lo que reduce sustancialmente el tráfico que éste debe administrar, ayudando a aliviar posibles congestionamientos. A la vez, la calidad de servicio y la seguridad se gestionan desde cada punto de acceso, lo que permite la administración de estos aspectos en el “borde” de la red.

En este nuevo mundo inalámbrico, la agilidad y seguridad de una red es clave para la comunicación. Las soluciones tecnológicas que surgen son múltiples, no sólo desde el hardware, sino también desde el software y aceleran el crecimiento de estas tendencias y de su implementación en todos los ámbitos.