Tecnología

Por qué Google no ha entrado al mercado de las Tablets

El buscador seguirá enfocando sus esfuerzos en desarrollar buenos smartphones, mientras desarrolla un sistema de contenidos multimedia que puedan ser explotados por las tabletas.

26-10-2011, 4:25:39 PM

Google está aprovechando su relación con Samsung y Motorola para producir lo que mejor saben hacer: buenos smartphones.  La esperada plataforma del buscador más grande del mundo, Ice Cream Sandwich, promete darle una nueva dimensión de usabilidad a .Android, ya que unificará el sistema operativo de las tabletas Xoom y Galaxy Tab con el de los teléfonos inteligentes.

De acuerdo con la empresa, Ice Cream Sandwich llevará todo lo que el usuario ama de las tablets Honeycomb a los smartphones para hacerlos mejores, más interactivos y más capaces.

Literalmente, producirá un teléfono más grande.  El Nexus Galaxy que medirá 4.6 pulgadas y tendrá una resolución de 1280 por 720 pixeles, una dimensión no vista antes para un teléfono móvil.

Y es que, como apunta la revista Wired, el centro de la vida digital de las personas ya no son las computadoras personales, sino los celulares. Pero, ¿qué pasa con las tabletas que se suponía serían el puente entre las computadoras convencionales y los smartphones?

En el último trimestre, Apple ha vendido once millones de iPads, los fabricantes se apresuraron para generar tabletas que soportaran la versión optimizada de Android,  Amazon lanzó Kindle Fire, mientras que HP redujo los precios de su Touchpad. Incluso la marca mundial de lectores digitales Kobo lanzó su dispositivo Vox con Android para competir con la tableta de Amazon.

Si el mercado está tan maduro, ¿por qué Google no se apresura a sobrepasar los límites de precios y capacidades de los productos de sus competidores y entra de lleno al juego de las .Tablet PC?

Para el especialista en tecnología Tim Carmody la razón es que las tabletas no son una parte tan fundamental del negocio de Google, y es probable que ya no lo sean, pues por ejemplo sólo se han vendido 3.4 millones de las tablets Honeycomb en total.

Matias Duarte, director de experiencias del cliente para Android, dijo que Honeycomb  fue un “aterrizaje de emergencia” para evitar que los fabricantes construyeran tabletas con un Android mal adaptado, pero no realmente un esfuerzo por entrar al mercado.

Ice Cream Sandwich regresa la atención de la empresa a los teléfonos y no a las tabletas, una estrategia que parece criticable, pero en realidad tiene mucho sentido.

Los usuarios de las tabletas son mayoritariamente consumidores de medios digitales, ya que estos dispositivos son ideales para sentarse en el sofá y leer libros o revistas, navegar por internet, jugar videojuegos y ver videos. Es por eso que Apple, la compañía de electrónica de consumo por excelencia, ha tenido tanto éxito con el iPad.

Barnes & Noble, con su Nook Color, y Amazon, con su Kindle Fire, han costumizado el sistema operativo de Google para producir contenido de calidad sin tener que gastar recursos en .desarrollo, con lo que han obtenido éxito.

Hasta hace muy poco, Google no era una firma de electrónica de consumo ni una empresa de medios. Su negocio está en las búsquedas, la publicidad y el software empresarial y de servicios, y de hecho, sólo algunas de sus aplicaciones (GMail, Maps o YouTube) tienen una aplicación directa en el mercado de las tablets.

Las empresas de desarrollo de contenidos han podido incorporar del todo a Google en su modelo de negocios porque no la ven como una firma de contenido multimedia, sino como un buscador. Google hace el sistema y ellos el contenido.

Pero esto podría cambiar con el tiempo. Google Books, YouTube y Google TV pueden convertirse en vehículos para contenido original o con licencia para competir con Hulu o Netflix, mientras que sus esfuerzos por comercializar música podrían dar resultados.

Además, la firma de Mountain View podría continuar tratando igual a todos los fabricantes de teléfonos Android mientras ofrece propuestas de valor únicas para su desarrollador de tabletas oficial, Motorola.

Hasta entonces, las tabletas de Android serán valiosas sólo para los minoristas de los medios de comunicación como Amazon, Barnes & Noble o Kobo y no representarán un negocio tan atractivo para la propia compañía como lo son los smartphones o los Chromebooks.

Así que Google seguirá enfocándose en los teléfonos inteligente que tan bien sabe diseñar. Por el ahora. 

Comentarios