Tecnología

Cinco consejos para proteger tu Wi-Fi

Tener una red abierta permite los ataques de hackers, el robo de datos y el daño de la conexión. Te damos cinco maneras para evitar que un extraño se “cuelgue” de tu Wi-Fi.

21-07-2011, 12:07:13 PM

Cuando se tiene un dispositivo móvil como un iPod o una
tablet, no hay nada mejor que encontrarse con una .red Wi-Fi abierta que permita
conectarte a internet sin costo.

¿Pero qué pasa cuando tú eres el dueño de la señal y quieres
evitar violaciones de .seguridad? Te damos unos consejos sencillos para cuidar
de tus .datos en tu red.

  • Utiliza siempre contraseñas (claves WEP o WPA): las empresas
    que ofrecen conexiones ADSL con routers Wi-Fi suelen instalarlos con claves que
    son cadena de letras y números intercalados difíciles, aunque no imposibles, de
    violar. Trata de mantener esta clave y evita cambiarla por algo más sencillo.
  • Activa el Firewall del router y los filtros MAC: cada
    aparato conectado a un Wi-Fi tiene una identificación MAC (Media Access
    Control), que funciona como una especie de matrícula.  A través de esta clave, puedes configurar tu router
    para que sólo acepte intentos de conexiones de determinados aparatos y así
    evitar ataques externos.  Para hacerlo,
    lo más recomendable es llamar al servicio técnico de la empresa que te ofrece
    el servicio de internet.  
  • Convierte el SSID en invisible: este sistema sirve para localizar tu red a través un aparato que se
    quiera conectar a través de un nombre y hace que tu WiFi no aparezca como una
    red en uso en la lista de conexiones inalámbricas disponibles. Para conectarte
    tendrás que escribir el nombre de la red en el aparato que nos gustaría
    conectar a la red. Por ejemplo, desde tu iPhone y dentro del menú “Wi-Fi”
    en “Ajustes”, existe la posibilidad de conectarse a “Otra
    red”. Ahí escribes el nombre de tu Wi-FI.
  • Asigna direcciones IP fijas a tus aparatos: casi todas las
    redes domésticas asignan una dirección los aparatos que se quieran conectar lo
    que casi les da una entrada permanente a la red.  Para hacer más segura tu conexión, activa la opción
    de IPs fijas dentro del menú de configuración de tu router y especificar que
    direcciones si podrán entrar.
  • No te conectes a redes Wi-Fi sin seguridad: cuando estés en
    la calle también debes evitar conectarte a redes abiertas, porque en el momento
    en que lo haces te expones al ataque de los hackers.  Esto les permitiría ver la información que
    intercambias o entrar al caché de tus dispositivos, memoria que almacena
    datos como contraseñas y el historial de tu navegador, y adueñarse de esos
    datos.

También podría interesarte:

Comentarios