Tecnología

Cómo cambiará Microsoft a Skype

Conoce las razones que tuvo Microsoft para invertir 8.5 billones de dólares en la plataforma de videoconferencias.

18-05-2011, 2:35:16 PM

Muchas son las preguntas que rodean la adquisición de .Skype en 8.5 billones de dólares, por parte de .Microsoft.

La empresa creadora de Windows invirtió demasiado dinero en un programa por el que Google y Facebook ofrecieron sólo la mitad, ¿qué significa esto para los competidores y usuarios de Skype? ¿Cómo el gigante del software pretender dar mayor valor agregado a un servicio de VOIP como Skype?

Después de separarse de eBay en 2009, quedó claro que la compañía iba directo hacia una oferta pública. Y fue el CEO de Microsoft, Steve Ballmer, quien al reunirse con el consejero delegado de Skype, Tony Bates, lo convenció finalmente de vender.

Según el propio Ballmer, ellos pusieron los ojos en el servicio de comunicación digital, principalmente por tres motivos:

• El gran tamaño de Skype, que cuenta con 170 millones de usuarios activos, y un fuerte margen de crecimiento por delante.

• El hecho de que 40% de la actividad total que realizan los usuarios de Skype sea en video.

• El futuro rol que podría llegar tener en las comunicaciones móviles. Y es en este tercer punto, donde Microsoft tiene mucho que ganar.

Skype, clave para el futuro

 

Conocidas son las intenciones que posee la compañía fundada por Bill Gates de competir directamente contra el .iPhone de .Apple, Google y RIM. Primero lo hizo sin desconectarse de su terreno, a través de la plataforma Android, que en enero pasado se transformó en la base más popular, superando a Symbian.

Y aunque la experiencia acumulada por la norteamericana, tras muchos años de liderar el mercado del software, fue traducida a sus plataformas móviles, incluido el comienzo de Windows 7 para teléfonos, el valor agregado que le pueda entregar Skype como una herramienta multiplataforma -tanto en escritorio como en dispositivos móviles- puede hacer mucho más atractivo el negocio.

La empresa no busca generar ganancias cobrando por el servicio, pues para nadie es nuevo que un porcentaje muy pequeño de esos 170 millones de usuarios en realidad pagaban para utilizar el servicio. Pero la empresa sí busca, por ejemplo, ampliar su publicidad de video, a través de Skype, y en los .smartphones de la gente.

Microsoft ha pasado mucho tiempo invirtiendo en plataformas de anuncios con Bing y otras de sus herramientas, lo que se extenderá también a Skype.

Lo más probable es que si .Google o .Facebook la hubiesen comprado, optarían por un enfoque similar.

¿Y qué pasa con Skype?

 

Una de las últimas preguntas planteadas a Ballmer y Bates fue el impacto que Microsoft tendrá sobre las ambiciones empresariales de Skype.

Todo 2010 Skype se esforzó por ampliar su presencia en el espacio empresarial, donde no ha logrado transformarse en un jugador clave. No así entre los usuarios que utilizan el servicio de forma gratuita.

Al respecto, las empresas acusan que su servicio es menos seguro y estable que las ofertas de competidores como .Cisco.

Cuando Skype experimentó un nuevo colapso importante en diciembre, las explicaciones de la empresa para justificar la interrupción eran suficientes para los consumidores que utilizan el servicio de forma gratuita, pero no para los clientes de negocios y corporaciones.

Microsoft puede llegar a aportar mucho en este sentido, ya que está muy arraigada en las empresas y ha desarrollado sus propias herramientas de comunicación interna corporativa.

Eso no quiere decir que la tecnología de Skype vaya a ser incluida de inmediato en la estrategia empresarial que tiene Microsoft, de hecho, eso es parte del objetivo a largo plazo. Pero aún no está próximo.