A FondoTelecomunicaciones

Cómo te impactará el triunfo de Slim y el adiós a la tarifa cero

Después de que la Corte le diera la razón a Carlos Slim, en el horizonte se vislumbra un aumento de precios en telefonía y una reducción de inversiones.

18-08-2017, 7:15:21 AM
tarifa cero slim

La posibilidad de que aumenten los precios de la telefonía celular en México es cada vez más cercana, luego de la sentencia de la Segunda Sala de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN) que declaró inconstitucional un artículo de la Ley Federal de Telecomunicaciones, dándole la razón al gigante América Móvil (Telcel) sobre la tarifa cero, que beneficiaba a los competidores cuando estos se conectan a la red propiedad del magnate Carlos Slim.

Expertos consultados por Alto Nivel coinciden en que sí habrá un impacto económico y financiero tras el fallo, incluso “podrían congelarse las inversiones” de los nuevos operadores que compiten con Telcel, a decir del especialista Ernesto Piedras.

En específico, la sentencia de la Segunda Sala de la Corte apunta que es el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) el que debe “establecer la regulación asimétrica” entre las firmas de telefonía, y no el Congreso mexicano, que en el artículo 131 de la Ley Federal de Telecomunicaciones estableció que los concesionarios telefónicos no debían pagar “cargo alguno” por la interconexión con el agente preponderante del sector, que en este caso es América Móvil.

“Por tanto, corresponderá al IFT –bajo el mandato constitucional de reconocer la asimetría- establecer la regulación tarifaria (la llamada “tarifa cero” o cualquier otra) que defina conforme al ejercicio de sus facultades”, detalló la SCJN.

Si bien, la Corte aclaró que en la sentencia no se desconocen las facultades del Congreso para legislar en materia de telecomunicaciones, “estas no pueden tener el alcance o efecto de establecer las tarifas o regulaciones asimétricas”, pues esa labor está reservada para el IFT, de acuerdo con el artículo 28 de la carta magna.

Se debilita la reforma

Sin embargo, expertos en competencia económica y telecomunicaciones consideran que esta sentencia -en los hechos- debilita la reforma constitucional de 2013, además de que genera desconfianza entre los inversionistas.

“Es una lamentable decisión de la Corte que le da argumentos a Carlos Slim y a su grupo de interés para revertir la reforma”, dijo el abogado José Luis Benavides, experto en Telecomunicaciones. Además, los principales afectados serán los usuarios, pues la tarifa de interconexión que en 2018 fije el IFT “será trasladada a los clientes de las empresas competidoras” de Radiomóvil Dipsa, la razón social de Telcel en México.

Se trata de “efectos colaterales” que no consideraron los ministros de la Corte, quienes “en vez de velar por el bien común prefirieron defender los intereses privados”, lo que de inmediato se reflejará en el precio que pagan los usuarios de telefonía celular, aseveró Benavides.

Competidores preocupados

De su lado, los competidores de Telcel esperan que el IFT actúe a favor de mantener el equilibrio en el mercado, toda vez que la empresa de Carlos Slim se mantiene como agente preponderante, con el 65% del mercado de telefonía celular en nuestro país.

“AT&T invirtió en México confiando en el amplio respaldo público que recibieron las reformas constitucionales y legislativas de telecomunicaciones. A dos años de nuestra llegada, aún enfrentamos a un operador dominante”, expresó la compañía estadounidense en un comunicado.

En ese mismo sentido se pronunció la española Telefónica, empresa que espera que el IFT encuentre “la forma de asegurar la máxima asimetría posible”, de lo contrario “se perpetuará la concentración de mercado en el sector de las telecomunicaciones de México, creando un ambiente de desequilibrio”.

De hecho, los primeros efectos económicos de la sentencia ya se resienten entre los competidores de Telcel, pues las acciones en Bolsa de América Móvil se incrementaron esta semana, porque existe la expectativa de que esa firma tendrá en breve mayores ingresos.

Disminución de inversiones

Otro problema que se vislumbra, a partir de que se cobre la interconexión, es la baja en las inversiones programadas para infraestructura, pues actualmente las compañías competidoras se ahorraban 360 millones de dólares al año, capital que podía ser reinvertido en el crecimiento de esas mismas empresas.

Según Ernesto Piedras, los nuevos operadores de servicios telefónicos han invertido en infraestructura y consolidación de redes cerca de 180,000 millones de pesos, cifra que representa el 64% del total de la inversión en ese sector. Sin embargo, “en materia de gestación de condiciones de competencia no podemos testificar avances”.

También es factible que se presente una pérdida de competitividad tarifaria, lo que terminaría beneficiando a Telcel, aunque sería preferible que en vez de aumentos las empresas hagan “una reconfiguración de paquetes para que los usuarios no resientan los cambios”, apuntó Víctor Pavón-Villamayor, presidente ejecutivo de la consultora Oxford Competition Economics.

En su oportunidad el Instituto del Derecho de las Telecomunicaciones (Idet) se pronunció a favor de la llamada “tarifa cero” de interconexión, y de hecho –según José Luis Benavides- ese colectivo le entregó un documento técnico a la Suprema Corte de Justicia de la Nación. “Se le dieron argumentos de carácter técnico y jurídico a la Corte, para que considerara los intereses de los usuarios”, dice Benavides.

En la sentencia que resolvió un amparo en revisión promovido por Telcel se establece que el Instituto Federal de Telecomunicaciones (IFT) dejará de aplicarle a esta empresa el artículo 131 de la Ley Federal Telecomunicaciones, que fue declarado inconstitucional. Esto no significa que la llamada “tarifa cero” sea contraria a la Constitución, sino que es el IFT y no el Congreso el que debe fijar el esquema tarifario de los operadores de telefonía celular.

Nueva tarifa cercana a cero

Al delimitar esta facultad, que es exclusiva del IFT, la Corte “está dando certidumbre a todos los operadores del sector”, consideró Pavón-Villamayor, para quien la decisión del máximo tribunal fue correcta, aunque no por ello exenta de controversia.

Al establecer que los competidores de Telcel no pagaran ningún cargo por la interconexión, el Congreso “estaba fungiendo como un regulador sectorial y eso generaba riesgos, pues en ninguna parte del mundo las tarifas son determinadas por el (poder) Legislativo”, sentenció.

Lo más importante de este fallo es que la Corte aclara que “la determinación tarifaria la debe hacer el órgano regulador, constitucionalmente autónomo, que es el Instituto Federal de Telecomunicaciones”, añadió Pavón-Villamayor.

Para el experto esa institución seguramente determinará en los próximos meses una tarifa de interconexión “muy cercana a cero”, incluso puede ser “menor a los veinte centavos” por cada llamada o mensaje que termine en la red de Telcel, con lo que se respetará la asimetría entre las empresas del sector.

“Es muy probable que la tarifa que vaya a establecer el IFT sea baja”, el mercado espera que el costo de la interconexión “sea sensato y económicamente razonable”, pues las empresas que compiten con Telcel ya están posicionadas entre los usuarios mexicanos, dice Pavón-Villamayor. “A nadie le conviene que los costos se eleven”, concluyó.

Relacionadas

Comentarios