Lo ÚltimoNegocios

Ross Brawn: el genio del automovilismo prepara el futuro de la F1

El ingeniero más destacado de la Fórmula 1 tiene una nueva tarea, hacer la competencia, más rápida, emocionante y rentable.

27-10-2017, 12:28:58 PM
Francisco Muciño Ross Brawn, gerente deportivo de la Fórmula 1.

Ross Brawn, probablemente el personaje más influyente de la Fórmula 1 en los últimos 20 años, es un genio de la ingeniería, pero también de las finanzas.

En 2009, la escudería Honda se retiró de la Fórmula 1 en plena crisis económica global, que la obligó a recortar gastos y abandonar la máxima categoría del automovilismo deportivo.

Honda vendió las acciones de su equipo a Ross Brawn por el valor simbólico de un dólar. El ingeniero británico rebautizó la escudería como Brawn GP y, en su año debut, ganó los campeonatos de Constructores y de Pilotos con Jenson Button. Al final de la temporada, Mercedes-Benz puso 100 millones de dólares sobre la mesa para comprar la escudería.

En 2013, Brawn salió de Mercedes y estuvo retirado mientras el equipo alemán imponía su dominio incontestable en la F1, que dura hasta ahora. Pero el ingeniero volvió este año al ‘Gran Circo’ para reemplazar a Bernie Ecclestone como gerente deportivo.

“Bernie es una leyenda de los negocios, un gran empresario, pero todo llega a su fin”, dijo ayer Brawn en conferencia de prensa en el Autódromo Hermanos Rodríguez.

La era del ‘Zar’ terminó e inicia la del ingeniero Brawn, cuya misión es llevar a la Fórmula 1 a un futuro más rentable.

Creador de Campeones

Ross Brawn (Lancashire, Inglaterra, 23 de noviembre de 1954) trabajó en varios equipos de Fórmula 1 desde su entrada en 1978. En 1997 se integró a Ferrari como director técnico y ayudó a su amigo, Michael Schumacher, a conquistar cinco títulos de pilotos consecutivos (2000-2004). Brawn brilló como un gran estratega y un prodigio de la ingeniería.

En el Gran Premio de Francia de 2004 propuso que Schumacher hiciera 4 paradas en pits, y aun así ganó la carrera. La evolución de Ferrari estaba tan avanzada que ningún auto en la parrilla se le podía igualar. Cuando Schumacher dejó la escudería de Maranello en 2006, Brawn también lo hizo.

Después de su exitoso emprendimiento en Brawn GP en 2009 y su estancia en Mercedes, donde dejó todo preparado para los campeonatos de Lewis Hamilton y Nico Rosberg, Brawn fue nombrado director deportivo de la Fórmula 1 en enero de 2017 por Liberty Media, que compró la competición y todos los derechos sobre la misma por 8,000 millones de dólares.

El futuro de la F1

“Tenemos un acercamiento distinto. En cambio yo tomo un rol mucho más activo en mejorar la regulación y en los objetivos que nos planteamos”, dijo Brawn a medios, entre los que estuvo Alto Nivel presente, el jueves 26.

Liberty Media tiene el objetivo de hacer la Fórmula 1 rentable. En la mitad del año, F1 Group ha reportado pérdidas de 123 millones de dólares, dijo Liberty Media el 15 de agosto.

Las ideas para recortar gastos y aumentar los ingresos van desde suprimir los ensayos libres de los viernes, añadir más carreras al calendario (en 2016 fueron 21) y topes en los gastos de los equipos.

“Siempre se busca la perfección en las carreras, pero creo que la paradoja es que mientras se hacen más inversiones, se tienen que hacer ahorros para justificar la inversión en tecnología y pilotos”, dijo Brawn en conferencia.

Grandes equipos como Ferrari, McLaren, Red Bull o Mercedes son “víctimas” de su propio éxito. Para estar por delante en las carreras gastan más en investigación. Mientras, se hace una brecha más grande entre los equipos pequeños.

Ross Brawn admite que está preocupado por esta brecha cada vez más grande.  “No debemos olvidar que esto es una competición, un deporte. Pero también es un trabajo dar oportunidades. Queremos que estén los mejores equipos.”

Más equilibrio

Aún no hay un plan trazado sobre las ideas que quieren implementar Ross Brawn y Liberty Media para hacer la F1 más atractiva y rentable, pero la el rumor más recurrente es aumentar el número de carreras por temporada, hasta 25.

“Hace 20 o 30 años la Fórmula 1 era más un deporte europeo, con el tiempo volamos hacia más lugares, como México o Austin, y tenemos que llegar a tiempo para tener un buen desempeño y en las condiciones correctas”, remarca Brawn.

Antonio Arranz, CEO de la división Express de DHL en México, dice a Alto Nivel que tendrían que revisar esta propuesta.

“Eso significa más semanas de planeación, nos trae más complejidad. ”, dice el directivo de DHL, patrocinador logístico de la Fórmula 1.

El espectáculo también es un aspecto que también quieren mejorar. El Gran Premio de Estados Unidos en Austin tuvo una presentación más al estilo y gusto de los espectadores norteamericanos. Ross Brawn también entiende que los aficionados quieren estar más cerca de los pilotos y ve las redes sociales como una gran herramienta para hacerlo.

Pero, sobre todo, para mejorar el espectáculo quiere una competencia más equilibrada, y eso podría implicar límites financieros para los equipos.

El ingeniero más destacado de la Fórmula 1 tiene una nueva tarea, hacer la competencia, más rápida, emocionante y rentable. “Esperamos que en 2020 o 2021 las escuderías estén más equilibradas”, es la meta de Brawn.

Relacionadas

Comentarios