HistoriasProtagonistas

Ricardo Salinas, el empresario que ‘tiró a la basura’ más de 400 mdd

Ricardo Salinas Pliego es un empresario al que no le da pena reconocer su larga lista de fracasos, ya que prefiere hacer algo a no hacer nada.

27-09-2017, 2:57:34 PM
Ricardo Salinas Pliego relata sus fracasos.
Notimex. Ricardo Salinas Pliego relata sus fracasos.

“Tengo una larga lista de fracasos”, dice Ricardo Salinas Pliego. En 2007 tuvo la idea de hacer coches chinos y vino una crisis mundial. El peso devaluado, se aprecia el yuan y los autos bajan de precio en todo el mundo. “Lo que para nosotros era muy buen negocio, vender un vehículo en 80,000 pesos con un margen de 30%. Al final sí lo ofertamos en 80,000 pesos, pero perdiendo 10%. Tiramos a la basura 100 millones de dólares (mdd)”.

También se le ocurrió abrir un negocio en Argentina y Brasil, “por suerte mis competidores me copiaron”. En esa ocasión, Grupo Salinas perdió 200 mdd y otros 40 mdd por una empresa de avioncitos de renta que no funcionó. Recuerda la vez que compró unas concesiones mineras en Baja California Norte. Los precios estaban en 2011 por arriba y luego bajaron alrededor de 60%. Ahí se fueron 50 mdd.

“Solamente quien no hace nada, no comete errores. Entre más cosas hagas, más te equivocas. Con cierto límite, si no ya nadie te cree”, señala el empresario. “Normalmente nos da mucho miedo emprender. Por eso, hay que estar preparados y lanzarse”. Y si tienes buenas ideas, debes ponerlas en práctica. Eso cambia la realidad -asegura-. “Lo que es muy malo es cuando agarras una pésima idea, comprobadamente errónea y sigues con ella, aunque no te dé resultados”.

Uno de los grandes aciertos de Grupo Salinas ha sido comprar TV Azteca hace 25 años. “Me costó mucho trabajo meternos a la licitación, porque el gobierno lo quería vender a sus cuates y yo no lo era. Dijeron que solamente gente con experiencia en la industria y yo no la tenía”.

Ricardo tuvo que asociarse con un grupo de amigos de la radio, y ahí iban. “Luego resultó que no les pareció mi forma de pensar y me botaron. Quedé solo y ¿ahora qué hago?”. Con una serie de problemas, formó un grupo con sus amigos Alberto y Moisés Saba, y se presentaron a la licitación. “¿Y cuánto ofreces por un negocio que no existe? El canal 13 tenía 2% de audiencia y cero ventas. Había tenido 20 directores generales y una pérdida de dinero público de 2,000 mdd”.

Contrató a unos consultores para hacer un modelo financiero. Venía un problema. “¿Cuánto pongo? Lo que más junté fue $US 650 millones y así fue como ganamos porque los demás pusieron 480, 490, 500 y 510 mdd. Nosotros pagamos 30% más y nos quedamos con TV Azteca”.

¿Moraleja? Fue un riesgo muy grande -expresa-. Porque tuvo que dejar embargado el patrimonio de su papá y abuelo. Si las cosas no salían bien, perdía todo. “Sí fui muy arriesgado, pero estaba preparado para ese reto. No hay que tomar riesgos a lo tonto. Yo sabía que trabajando y echándole ganas iba a sacar la compañía adelante”.  

Ricardo Salinas Pliego comenzó en los negocios hace 35 años. Antes era demasiado difícil ser un emprendedor o empresario -comenta-. Había bastantes obstáculos y casi siempre los exitosos tenían una protección en materia de licencia, concesión, permiso o alguna patente de corso, que te permite ganar un mercado sin tener que competir.

Hoy somos un país con mucha más competencia y eso es buenísimo -expresa-. El dueño de Banco Azteca menciona que fue muy difícil convencer al entonces presidente Vicente Fox y a su gabinete para que le dieran una licencia bancaria.

Antes ya lo había intentado con el expresidente Zedillo, pero le dijo que no. “No querían que hubiera un competidor en la banca y la competencia es lo único que nos hace mejores. Donde no hay competencia, no va a haber buen servicio, innovación ni nada”.

Este empresario invita a los emprendedores a pensar en qué se necesita para lograr una prosperidad incluyente, es decir, que nos vaya bien a todos. En pocas palabras. No nada más en lo económico, social, ambiental, cultural, etc. “Nos tiene que ir bien en todo. Esa es la prosperidad incluyente que yo ando correteando. No es cuestión nada más de dinero, porque la verdad es que no nos vamos a llevar nada”.  

Los empresarios pequeños que están iniciando dicen: ¿cómo voy a hacer Responsabilidad Social Empresarial? Yo lo que necesito es sobrevivir. Tener dinero para pagar la nómina. “Primero lo primero. Sin embargo, inevitablemente llega un punto donde si te va bien empiezas a preocuparte por otras cosas y ahí es donde entra la vocación de acción social y de cuidar el medio ambiente”.

En cuanto al tema del acceso al capital, asegura que todos los que han emprendido negocios (y él se incluye) nunca han tenido suficiente dinero para invertir. “Cuesta mucho trabajo hacer que la gente crea en ti, mucho”. Indica que los bancos sí te dan un crédito hipotecario o automotriz. Aunque si les pides apoyo para comprar máquinas para tu negocio, salen corriendo para el otro lado, y es un problema que tienen todos los emprendedores.

“A mí me encantaría que Banco Azteca pudiera desarrollar ese mercado y estamos activamente involucrados, aunque no es nada fácil”. Explica que, como banquero, lo que hace es, tomar dinero de algunos vía depósitos y se los presta a otros a través de crédito. “Si tu negocio no jaló por alguna cosa, yo sí tengo que pagar los depósitos. Por eso, el acceso a capital es tan complicado”.

Lo que recomienda Ricardo Salinas Pliego es primero estructurar y documentar muy bien tu idea, ciertos de una cosa: hay muchísimo dinero en el mundo que anda buscando un proyecto. “Si tú haces una muy buena presentación que inspira confianza y te presentas con un equipo de gestión que inspira confianza, ya vas al 70% de conseguir capital”.

Ahora existen muchos inversionistas que andan buscando activamente proyectos -sostiene-. “Sí hay oportunidad, pero tienes que organizarte de manera distinta. Mucho más adelante cuando tengas una empresa con estados financieros auditados, cinco años de historial crediticio, sin haber quebrado en los últimos 10 años, entonces, sí te van a dar un crédito. No pierdas el tiempo”.

Y conforme vaya creciendo tu negocio, se vuelve más difícil de manejar. Por eso, el presidente y fundador de Grupo Salinas, aconseja tener un equipo de proveedores altamente calificado y motivados.

Esta nota fue publicada de forma original en Entrepreneur en Español.

Así fue como TV Azteca enfrentó la crisis y ahora gana con Netflix

Relacionadas

Comentarios