Recursos Humanos

Avionazo en Francia y su impacto en Recursos Humanos

La privacidad de datos, las evaluaciones, y definir posiciones por riesgo, son algunas de las temáticas alterables de recursos humanos después del accidente del Germanwings.

06-04-2015, 2:39:06 AM

Las dos cajas negras, los reportes preliminares y las opiniones de expertos así lo apuntan: El copiloto de 28 años, Andreas G. Lubitz, estrelló de forma voluntaria el Airbus A320 de Germanwings el pasado 24 de marzo en Los Alpes franceses, lo que causó la muerte de 150 personas.

Mientras las investigaciones continúan, el debate sobre los métodos de una empresa para la contratación de empleados está sobre la mesa.

Lufthansa, propietaria de la aerolínea de bajo costo Germanwings, informó la semana pasada que tuvo conocimiento en 2009 de que Lubitz sufrió un “episodio previo de depresión severa”, sin embargo, seis años después, el piloto permanecía en el aire.

“Es muy evidente que hubo una serie de errores. Sin embargo, dada la baja incidencia de pilotos con problemas mentales, subestimaron que pudieran ocurrir estos hechos. Ahora las cosas son diferentes”, dice Sergio Díaz, director del área de Consultoría Forense y de Litigio de FTI Consulting en México.

En entrevista con Alto Nivel, el directivo de la firma internacional de asesoramiento empresarial, asegura que el siniestro que ha cautivado la atención de todo el mundo modificará varios procesos de reclutamiento en la aviación y en general en las áreas de recursos humanos.

De entrada, luego del accidente, varias aerolíneas, como Norwegian Air Shuttle, EasyJet, Air Canada y Air Berlin, además de la Dirección General de Aeronáutica Civil en México, implementaron una regla para que siempre existan dos tripulantes en cabina.

Te recomendamos leer: México refuerza seguridad aérea, tras accidente en Los Alpes.

“Esta medida dejó claro que el factor humano es algo muy difícil de controlar (…) Puedes tener todas las medidas del mundo, pero siempre en cada grupo de 10 personas habrá una que sea capaz de burlar todas las medidas de seguridad por factores que tienen que ver con ideales o con algún interés”, dice Díaz.

La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha pedido mayor atención a problemas como el suicidio, al que ha definido como un “grave problema de salud pública, envuelto en un tabú durante mucho tiempo”, según señaló la directora Margaret Chan en 2014.

En el reporte Prevención del suicidio, un imperativo global, la OMS señala que cada 40 segundos se suicida una persona en el mundo, y por cada adulto que consuma un suicidio, otros 20 lo intentan. Además, es la segunda causa de muerte en el grupo de 15 a 29 años a nivel mundial.

La importancia del factor humano

Sergio Díaz considera que cuatro temas entrarán a debate en los próximos meses, luego del avionazo, en lo que refiere a factor humano:

Te recomendamos leer: Copiloto de Germanwings tenía tendencias suicidas.

1.- Evaluar por posiciones

Debe cambiar la manera en que actualmente las empresas definen las posiciones que tienen mayor riesgo al interior de una organización.

“Deben definir cuáles son las posiciones que tienen mayor riesgo, y que tengan acceso a información que pueda generar mayores peligros en una organización. Una vez que la tienes, debes definir perfiles del tipo de personal que vas a necesitar y tener mucho cuidado en la revisión sobre los antecedentes de esa personas”.

2.- Lineamientos globales

La existencia de empresas globales y trasnacionales, entre ellas las aerolíneas, obliga a tener un método mundial para evaluar a determinados perfiles de personal.

“Puede alinearse una ley en el mundo, tratar de conciliar intereses de las empresas y de la sociedad sin anular los derechos a la privacidad de los empleados. Tiene que ser balanceado con los riesgos de su trabajo”.

3.- Exámenes psicológicos

El consultor asegura que los exámenes en perfiles riesgosos deberán tener no solo pruebas psicométricas y psicológicas, sino también proyectivas,  “que pueden otorgar mayor información del perfil psicosomático de los prospectos, o en este caso, de los pilotos”.

4.- ¿Y la privacidad de datos?

Este tema, considera Díaz, será uno de los de mayor discusión tras el avionazo. “Por un lado ha habido una reacción contra las personas que tienen depresión o enfermedades mentales, que no les den empleo, y que exista una total apertura en el tema de registros médicos de salud mental, pero es un tema peligroso porque puede llevar a injusticias a las empresas de aviación”.

El consultor asegura que un mal manejo de las áreas de recursos humanos puede derivar en “tentaciones que originen escenarios que pueden ser regresivos en materia de derechos”.

También podría interesarte:

Comentarios