Recursos Humanos

Las 4 habilidades de liderazgo de los CEO del futuro

Las demandas de la globalización y las nuevas tecnologías propician que los directores generales del futuro requieran de nuevas habilidades de liderazgo. Trabajar en el desarrollo o fortalecimiento de estas habilidades marcará la diferencia.

02-03-2018, 6:23:42 AM
habilidades de liderazgo

Las habilidades de liderazgo que un CEO posee, poco o nada tienen que ver con las requeridas hace 25 años o incluso, con lo que se le demandará en un futuro. La globalización, la evolución tecnológica y los cambios en los hábitos del consumidor/cliente son algunos de los factores que propician la transformación en las empresas, y es el director general la pieza clave en el proceso de adaptación, sobre todo para enfrentar de manera exitosa los retos que traigan consigo los nuevos tiempos. Pero, ¿qué particularidades deberán tener, si lo que se busca es irse preparando para el 2025?

Ser proactivo y resolutivo, así como tener confianza en sí mismo y en sus colaboradores son algunas de las habilidades de liderazgo que se han vuelto tradicionales a la hora de describir a los altos ejecutivos de una empresa; sin embargo, es una realidad que muchas de estas singularidades no serán suficientes para encarar los próximos desafíos.

En la actualidad vivimos en una época donde las nuevas tecnologías están impactando y transformando a las empresas y sus modelos de negocio de forma disruptiva, lo cual obliga a sus líderes a tener una mente cada vez más futurista y explotar su capacidad de adelantarse a lo que viene.

Bajo esta premisa se realizó Retos 2025: La visión de los CEO de Latinoamérica, estudio efectuado por la INAC, organización global de Executive Search, en el cual tuve participación. El proyecto, que consistió en entrevistas a profundidad con treinta y cuatro Directores Generales provenientes de Argentina, Brasil, Colombia y México, refleja las expectativas que se tienen en cuanto al porvenir de los negocios; así mismo y como parte de los resultados obtenidos, se describen también las habilidades de liderazgo que tendrán que poseer los líderes de una compañía para enfrentar las pruebas que se avecinan, las cuales retomo y enlisto a continuación:

1. Liderazgo Dinámico/Transformacional

En un mundo tan cambiante y competitivo como el actual, es indispensable que en el ADN del CEO se encuentre la innovación, y no solamente al momento de construir estrategias de negocios, sino también al ejercer su estilo de liderazgo. De acuerdo con Retos 2025, el liderazgo actual ha dejado de ser fijo y determinado, para convertirse en algo dinámico, capaz de adaptarse a los retos a encarar. Atrás ha quedado la imagen del líder pasivo, para abrirle camino a aquel que se arriesga, que aprende de la adversidad y permite la retroalimentación.

De igual manera, en un futuro se buscará también a alguien que inspire, que con su gestión logre impactar y transformar a su entorno a través del empoderamiento y desarrollo de sus colaboradores, y al mismo tiempo se requerirá que sea partidario de un pensamiento inclusivo, el cual de cabida a la contribución colectiva; estos factores comprenden el estilo de liderazgo transformacional.

Otro rasgo que se buscará en el líder, es que posea una visión global, la cual contribuya a tener una perspectiva completa de las tendencias del sector, la región, y de otras partes del mundo. Con respecto a esto, Andrés Acosta, Presidente de Exxon Colombia, señaló que el 50% del éxito en un alto ejecutivo está en contar con una visión estratégica y global, no sólo con el enfoque del día a día. A mi parecer, la visión global no es una característica exclusiva del CEO, sino que todo el personal de la compañía debe tener una visión más amplia del negocio, si lo que se busca es marcar una diferencia en el mercado.

2. Cercano al talento

Los líderes han comprendido que el gestionar correctamente al talento humano tiene un impacto positivo en los resultados de negocio. Sin duda, este aspecto cobrará mayor fuerza en el 2025, especialmente si lo que se requiere son equipos más calificados, involucrados y comprometidos. Luz Elena del Castillo, Gerente General de Centroamérica y el Caribe en Ford, al respecto mencionó que, no basta con que tenga las competencias técnicas, conozca la industria y a la propia empresa; el líder del futuro deberá aprender a desarrollar habilidades de liderazgo que le permitan aprovechar las habilidades y conocimientos del talento que conforma a su empresa.

Yo concuerdo completamente con esto, y añadiría que, hoy en día existen nuevas preguntas cuyas respuestas están solamente en manos de las nuevas generaciones, por lo que los CEO deben poseer la humildad necesaria para poder escuchar e integrar los diferentes pensamientos multigeneracionales y multiculturales que puedan existir en su equipo de trabajo; pues si algo es cierto, es que no poseen el conocimiento absoluto y requieren tener apertura y humildad para absorberlo de su círculo más cercano de colaboradores.

Siguiendo con la premisa de buscar la cercanía con el talento, Vladimiro de la Mora, Managing Director & General Manager de General Electric México, explicó que el director general del futuro tendrá que ser accesible para que su equipo de trabajo tenga la confianza de acercarse, platicar con él y colaborar de forma más abierta. Sin duda, lograr que las personas se sientan y actúen como parte de un mismo grupo es un gran reto, del cual se saldrá airoso sólo si se tiene una correcta gestión de los colaboradores.

3. Multitasking

De acuerdo con los resultados arrojados en Retos 2025, poseer la capacidad de adaptarse a diversas ideas, labores, actividades y responsabilidades a la vez es otra de las habilidades de liderazgo que requerirá el CEO en un futuro próximo; esto se cataloga como multitasking. Esta peculiaridad suele relacionarse también con tener apertura para poder escuchar opiniones de equipo y flexibilidad para seguir aprendiendo y desaprendiendo cuantas veces sea necesario; esto aún cuando se sabe que un alto directivo debe conocer las respuestas a casi todas las preguntas.

No obstante, como cabeza de empresa debemos actualizarnos constantemente, ya que no es una opción, sino una obligación. Con respecto a la flexibilidad de continuar instruyéndose, José María Zas, President & CEO Global Card Services Mexico, Brazil, Argentina & LAC International Insurance Business de American Express, comentó que se debe tener claro que un director general no trabaja sobre una ciencia exacta, por lo que deberá imaginar y planear para el futuro, pero teniendo presente que en el camino habrá necesidad de hacer ajustes.

4. Resilente

Tener la capacidad de afrontar las adversidades, ofrecer soluciones y ver a las crisis como oportunidades serán otras de las características fundamentales para un líder de empresa rumbo al 2025. Al respecto, José María Zas explicó en el estudio que difícilmente el éxito se logra sólo porque se piense que está todo bien, bajo control y que nada va a cambiar; no existe caso alguno de compañías que se hayan reinventado desde el éxito, pues todas las empresas que se reinventaron primero llegaron a una crisis. A esto yo agregaría que la adversidad puede ser vista como una moneda de dos caras, por un lado están los aspectos negativos, pero también trae consigo retos y oportunidades que pueden ser traducidos en crecimiento.

Para último, quisiera cerrar comentando que si algo he podido constatar en mi experiencia como consultora, es que el mundo empresarial está cambiando y lo está haciendo a una velocidad exponencial, es por ello que los CEO deben tener la capacidad de ver hacia el futuro, anticipar lo que está por venir y ajustar los modelos de negocio conforme a las necesidades que rija el mercado. Como vimos, son diversos elementos que entrezados conformarán la esencia de los altos ejecutivos en el 2025.

Aún si nos parece lejano, las personas que ocupen una posición de liderazgo en ese momento tienen que prepararse desde ahora para asumir el cargo, o si ya están en esa posición y planean continuar, deberán empezar a trabajar en el desarrollo o fortalecimiento de habilidades de liderazgo que marcarán la diferencia, como el tener apertura para aprender, desaprender, y conformar equipos de alto rendimiento; estas herramientas, entre otras, les ayudarán a tener mayor claridad sobre los retos que se avecinan.

La autora es socia y directora general de Strategic Talent, firma de consultoría en Recursos Humanos, especializada en diversidad de género, atracción y desarrollo de talento. Cuenta con más de 20 años de experiencia y es fundadora de Wo/Men[In], red de ejecutivos que impulsa el crecimiento de las mujeres y el aumento de su participación en posiciones directivas.

También puedes leer: Estos son los nuevos empleos que trae la generación Z bajo el brazo

También podría interesarte:

Comentarios