Finanzas PersonalesPara Entender

¿Para qué quiere el gobierno tantos cambios en las facturas del SAT?

Uno de los cambios más recientes que implementó el SAT es la migración de la factura electrónica 3.2 a la versión 3.3, la cual será obligatoria el 31 de diciembre.

17-11-2017, 6:00:26 AM
sat nueva factura electronica

Los constantes cambios que realiza el Servicio de Administración Tributaria (SAT) en la facturación electrónica pueden complicar la vida tanto de personas físicas como morales.

La e-factura se volvió una obligación desde 2011 y nació con el objetivo de dificultar la generación de comprobantes apócrifos para reducir los fraudes así como la  evasión fiscal. Su constante evolución busca mejorar la capacidad de la factura, atacar incidencias o problemas que esta presente y por otro lado, que el fisco se haga de mayor información de los contribuyentes para fiscalizarlos.

En este contexto México está calificado como la jurisdicción más compleja en el mundo para realizar registros contables, de acuerdo con el Índice de Complejidad Financiera 2017 de TMF Group

Para el fisco la contabilidad electrónica ha facilitado los procesos de administración y fiscalización, pero para todos los involucrados implica más trabajo y una curva de aprendizaje con cada modificación.

“Los cambios buscan dos cosas, la mejora de la misma factura y obtener mas información de las operaciones que realizan los contribuyentes (para tenerlos más fiscalizados) definitivamente”, comentó en entrevista el socio del despacho Velderrain Sáenz y Asociados,  Enrique Velderrain.

Por lo pronto, en los primeros nueve meses del año, se han emitido 4.76 millones de facturas electrónicas

Uno de los cambios más recientes que implementó el SAT, es la migración de la factura electrónica 3.2 a la versión 3.3, la cual será obligatoria a partir de diciembre, pero aquellos contribuyentes que utilizan la aplicación gratuita del SAT para facturar ya se han visto obligados a usar.

La versión 3.3 requiere de mayor información sobre todas las operaciones que realizan tanto las personas físicas como morales.

En la nueva e-factura los contribuyentes deben especificar todas sus operaciones con datos como tipo de moneda, tipo de activos que venden, bancos, direcciones postales, entre otros.

Esta nueva versión surge como una necesidad de una nueva estructura y esquema de CFDI (factura electrónica), para mejorar la calidad de la información que recibe el SAT y la facilidad de los contribuyentes a la hora de compartir sus datos con la autoridad tributaria, de acuerdo con Edicom, un proveedor de facturación autorizado.

“La 3.3 ya permite tener más claro el asunto de anticipo (de pagos) o un asunto que en la versión 3.2 no era claro que es la refacturación, lo que genera seguridad jurídica”, dijo Velderrain.

Otro de los cambios importantes en beneficio de los contribuyentes es que ya no se podrán cancelar unilateralmente las facturas. Por ejemplo, si el proveedor de una empresa quiere cancelar una factura deberá tener el visto bueno de su cliente para realizarlo.

En este escenario, el esfuerzo de digitalización del SAT con la factura y contabilidad electrónica, así como la reforma fiscal que entró en vigor en 2014 le han permitido al gobierno incrementar los ingresos tributarios.

Al cierre del 2016 los ingresos tributarios sumaron 4.85 billones de pesos y representaron 56.05% del total de los ingresos del sector público, mientras que en 2016 los ingresos tributarios sumaron 2.96 billones de pesos y representaban 42% del total.

Consecuencias de los cambios

Si el SAT decide implementar cambios en la facturación o contabilidad electrónica, tanto los proveedores como los contribuyentes sufrirán las consecuencias.

Por el lado de los proveedores de facturación, estos requieren actualizar sus sistemas  y plataformas tecnológicas para cumplir con las especificaciones de la autoridad tributaria.

Mientras que los grandes contribuyentes también deberán realizar inversiones para alinear sus informes con los nuevos requerimientos del fisco. Ahora las empresas tienen que alinear sus informes con uno de los 23 catálogos del SAT el cual tiene cerca 60,000 productos que tienen que usar para llenar las facturas, sin embargo, este no es el cambio que implica más trabajo.

Aquellos contribuyentes que realicen operaciones a crédito requerirán emitir un complemento de pago por cada parcialidad que reciba, lo que implicará un trabajo adicional

“Si para una empresa que emite diez mil facturas al mes ya era complicado tener control, ahora cuando reciba los pagos tendrá que hacer un complemento y eso genera una carga adicional, tendrán que estar atentas a ver cómo se resolverá dentro de su organización”, agregó Velderrain.

De acuerdo con el especialista, una empresa puede generar una mayor eficiencia con la contabilidad y facturación electrónica, siempre y cuando cuente con los sistemas adecuados.

Cambios

Estos son algunas de las modificaciones que implica la factura 3.3:

  • Se requiere una confirmación cuando los importes sean altos y los tipos de cambio fuera de rango.
  • Se reconocen nuevos tipos de comprobante.
  • Se incluye uso del comprobante desde el punto de vista del receptor.
  • Uso de las zonas horarias, basado en el código postal del emisor.
  • Unificación de catálogos y tipos de datos, comunes para CFDI y complementos.
  • Método y forma de pago están invertidos respecto de la versión vigente.
  • Se estandariza la relación entre comprobantes.
  • Los conceptos deben tener una clave de producto o servicios y una unidad de medida estandarizada.
  • Se incluye por cada concepto sus descuentos e impuestos aplicables.
  • Serie y folio vuelven a formar parte de la cadena original.
  • Se actualiza el código QR.

5 tipos de factura electrónica que el SAT te obligará a usar

Relacionadas

Comentarios

También podría interesarte: