Buscador
Ver revista digital
Opinión

Qué ha inflado al “superpeso” (¿y cuánto durará?)

19-03-2024, 12:22:16 PM Por:
Peso inflado
© Especial

¿Cuánto exactamente le va a durar esa racha? Nadie lo sabe a ciencia cierta.  Dependerá de factores políticos, económicos, financieros y sociales imposibles de prever en su totalidad. 

Las apuestas especulativas en el mercado de futuros a favor del “superpeso” son tan altas que ya casi nadie se la quiere jugar en su contra, y así se mantiene como un activo financiero interesante para inversores de todo el mundo. Tras bambalinas, sin embargo, hacia el largo plazo está debilitando estructuralmente a la propia economía mexicana.

¿Cuánto exactamente le va a durar esa racha? Nadie lo sabe a ciencia cierta.  Dependerá de factores políticos, económicos, financieros y sociales imposibles de prever en su totalidad. 

Lo único cierto es que hoy por hoy, el fortalecimiento de la moneda mexicana es una especie de profecía autocumplida, impulsada por un mayor flujo real -y  esperado- de dólares al país (fruto de exportaciones, remesas, turismo, e inversión extranjera por el “nearshoring”), las altas tasas de interés reales que atraen a los inversores y la especulación, que en buena medida determina los movimientos del tipo de cambio.

Te podría interesar: El plan B para escapar del populismo

Todo ello abona para que el peso conserve su calidad de moneda líquida (que se puede comprar y vender fácilmente y que le da confianza a los inversores), que siga siendo la divisa con mejor desempeño en el orbe este año y, por tanto, que las apuestas alcistas continúen a su favor.

El peso vive así un círculo virtuoso que –estimamos– habrá de continuar en los próximos meses o quizá un par de años.

Así, desafiando expectativas, el peso se planta resiliente en este año electoral en México y en Estados Unidos, por debajo de las 17 unidades por dólar, y convertido en una atractiva divisa para diversificar riesgos financieros y ganar altos rendimientos en papeles de deuda (cetes y bonos).

Los riesgos y las oportunidades

La incertidumbre global, en especial en las relaciones comerciales y políticas internacionales, constituye un riesgo para la divisa mexicana, pero también presenta oportunidades para los inversores, quienes por medio de estrategias de inversión en valor y de trading pueden capitalizar esta coyuntura del “superpeso”.

Otra amenaza es la costosa factura por pagar luego de todo lo derrochado en las megaobras del sexenio lopezobradorista. Recordemos que 2024 será un año de histórico déficit fiscal, lo que inevitablemente incidirá en el tipo de cambio a futuro.

Por si fuera poco, el gasto deficitario tendrá consecuencias sobre la inflación, mientras que en lo externo una segunda llegada de Donald Trump a la Casa Blanca haría que México corriera el riesgo de aparecer de forma negativa en su discurso y propaganda de campaña. 

Sobre este punto, poco a poco más analistas internacionales comienzan también a llamar la atención sobre el tema del peso. En algún momento será de dominio general.

Por ejemplo, Robin Brooks, miembro senior de la consultora The Brookings Institution, execonomista jefe del Instituto de Finanzas Internacionales y exestratega jefe de divisas del influyente banco Goldman Sachs, lo advirtió así el domingo desde su cuenta de X:

México es un país con fortalezas asombrosas, pero el aumento masivo del peso mexicano es una vulnerabilidad. El peso ha subido un 31% en términos reales desde antes del COVID (rojo). Si Trump gana las elecciones a finales de este año, podría haber una fuerte caída del peso a medida que Estados Unidos se vuelva menos amigable…”.

Brooks añadió también en la red social: “Da miedo lo que está pasando con el peso mexicano. El peso ha aumentado tanto en términos reales efectivos que está provocando un gran deterioro en la balanza de cuenta corriente subyacente de México. Agregue a eso lo que podría pasar si Trump gana en noviembre y creo que el peso es muy vulnerable…”

Hay que vender pesos

La clave del éxito financiero y de las buenas inversiones es comprar barato y vender caro, o vender caro y recomprar barato. Y ahora mismo la realidad es que el peso está demasiado caro.

¿Qué hacer con un activo inflado? Hay que venderlo, lo que en este caso significa comprar todo lo que conserve o gane valor y que cotice en dólares, pues estarán a precios de oferta mientras tengamos estos niveles de tipo de cambio. 

En cuanto las aguas vuelvan a su cauce, cuando el peso adquiera una valoración más razonable acorde con sus fundamentos, habrá de generar importantes ganancias a quienes hayan seguido la estrategia sugerida hoy que se encuentra en máximos que, una vez que se hayan ido, no volveremos a ver jamás. 

Lo último:

autor Máster en Economía de la Escuela Austríaca; liberal, especialista del mercado del oro y editor del boletín de inversiones Top Money Report

Comentarios