Estilo de Vida

Pro Evolution Soccer, un clásico que se potencia

La versión 2010 del popular juego gana en realismo e intensidad, en un formato que te hará sentir como una de las grandes figuras del fútbol mundial.

13-01-2010, 5:00:00 PM

No podía ser de otra forma. La última entrega de Pro Evolution Soccer promete satisfacer las altas expectativas que siempre giran en torno a este clásico de los videojuegos futbolísticos.


La versión 2010, en la que resaltan las figuras de Cristiano Ronaldo, Lionel Messi y Fernando Torres, viene recargada de novedades, las que seguramente lo elevarán una vez más como el juego preferido entre los seguidores del deporte rey.

Uno de los grandes cambios que incorpora PES 2010 es que ofrece siete diferentes modalidades de juego: amistosos, UEFA Champions League, Liga másters, liga-copa, en línea, ser una leyenda y comunidad.


Las últimas dos son las más llamativas, ya que por ejemplo el modo comunidad permite crear ligas propias, mientras que en leyenda tendrás la oportunidad de manejar a un sólo jugador.


Respecto de la UEFA Champions League, se puede decir que es un trabajo muy bien logrado. Es realista, difícil y competitiva, tal cual como el campeonato de clubes más prestigioso del mundo.


Los niveles de dificultad, al igual que en las anteriores ediciones se pueden acomodar a la capacidad del jugador. Lo más recomendable es optar por intermedio, ya que a partir de esa jerarquía se aprecia el potencial real del juego.


La gráfica también ha sido perfeccionada. Las animaciones más comunes como fintas y giros presentan una mayor calidad, lo que permite una sensación más natural a la hora de dominar el balón.


En cuanto a los estadios, independiente de si se juega con público o a puertas cerradas, la calidad de las texturas es muy buena, aunque algo monótona ya que el comportamiento de la gente siempre es igual.


Otro de los grandes cambios es el sistema de control en 360 grados, que en principio resulta bastante extraño, pero con un poco de práctica se consigue una rápida adaptación, con movimientos más rápidos y similares a los de un partido.
 
La inteligencia artificial es superior a la de sus antecesores. Lo más seguro es tratar de avanzar con balón dominado y no abusar del pelotazo,  buscando estrategias distintas para sorprender al rival.


El arquero es otro de los puntos donde el juego se renueva, ya que posee una mayor capacidad de control por parte del usuario, aunque cambiar de jugador es todavía complejo para debutantes en la saga.   


Tal vez lo más desagradable son los relatos en español de Luis García y Cristian Martinoli, aunque se pueden desconectar en la opción de preferencias.


Todo un clásico que se renueva y que promete una vez más, liderar el mercado en el complejo mundo de los videojuegos de fútbol.