EmprendedoresHistorias

De pequeño emprendedor a ser el primer CEO de Airbnb en México

Ángel Torral es un francés que emprendió en México hace varios años; ahora es el encargado de que Airbnb supere el millón de operaciones en el país.

01-12-2017, 8:02:41 AM
CEO, Airbnb, CEO de Airbnb

Ángel Terral es un apasionado de la tecnología, ver cómo el internet está cambiando el mundo es un tema que le encanta. “La primera vez que vi una computadora con internet fue amor a primera vista”, confiesa el primer director general de Airbnb en México, en entrevista con Entrepreneur en Español.

El perfil tecnológico y emprendedor de Terral hizo ‘match’ con Airbnb -que nació en 2008 como un emprendimiento de Brian Chesky y Joe Gebbia-, por lo que fue elegido para dirigir la segunda oficina instaurada en América Latina; la primera se abrió en São Paulo.

El primer director general de Airbnb en el país estudió una maestría en Administración de empresas en la EDHEC Business en Francia, de donde es originario. Terral es francés, pero conoce la cultura latinoamericana porque su madre es venezolana.

También tiene estudios en Reino Unido donde comenzó su carrera profesional durante el auge de las ‘puntocom’ en una firma consultora, en 1998. A lo largo de su trayectoria se ha hecho experto en temas de estrategia, operaciones, ventas, marketing y desarrollo de negocios en los que ha trabajado en cinco países: Francia, Inglaterra, España, Venezuela y México.

“México es el quinto país en el que vivo. Cada cambio de país ha sido un reto y me hubiera gustado que dentro de esos cambios hubiera existido Airbnb porque me hubiera facilitado integrarme al lugar como un local”, comparte Terral.

El directivo llegó a México hace 16 años, donde ha desempeñado la mayor parte de su carrera profesional, ha trabajado en grandes empresas de tecnología como Microsoft y Telmex y también ha tenido proyectos emprendedores. Terral asegura tener los dos componentes en su ADN: el de trabajar en empresas globales y el de emprendedor de proyectos de alto crecimiento en internet.

En 2011, cuando Airbnb abría su primer oficina fuera de Estados Unidos, en Alemania, Terral fundaba su primer startup: SuperAntojo.com, que ponía en contacto a restaurantes con comensales. “Fue una compañía que creció y que compró un grupo internacional llamado Pedidos Ya”, cuenta.

El segundo emprendimiento de Terral nació en 2014: Virket, una agencia que ofrece una gama completa de servicios de marketing digital en Latinoamérica y en Estados Unidos para Pymes (pequeñas y medianas empresas). “Me di cuenta de que había una gran necesidad del mercado de la micro y mediana empresa, que se preguntaban: ¿cómo le saco provecho al internet?”, dice Terral sobre cómo inició la idea de fundar esta agencia que aún sigue en crecimiento.

Cuando eres emprendedor, dice el directivo, “sólo se sienten dos tipo de emociones: éxtasis y horror porque como tienes momentos muy padres, hay momentos en los que ves que el avión se va a estrellar. Pero cuando aceptas que es parte de la descripción de puesto como emprendedor, lo vives mejor”.

Sobre su puesto como director general de Airbnb México, Terral dice que es como un sueño hecho realidad. “ Me siento muy halagado”, confiesa, pues Airbnb es sin duda una de las empresas que están cambiando al mundo, que están llevando un cambio positivo a las ciudades porque están dando más oportunidades de desarrollo económico, más generación de impuestos, más empleo y del lado del viajero le permite descubrir una nueva forma de viajar tener una experiencia mucho más auténtica como un local.

De su experiencia como emprendedor, Terral aprendió algunas lecciones que aplicará en su nuevo cargo: “la más importante, que aplica a cualquier empresa que trabaje en un sector tradicional que quiera transformarse en la nueva era digital, es no escuchar, sino estar obsesionado con el consumidor es vivir, comer, dormir con el consumidor y realmente ponerte en sus zapatos y, sobre todo, no tener miedo de salir a la calle y hablar con tu consumidor”.

México, anfitrión de Airbnb

Luego de casi 10 años del surgimiento de Airbnb, en San Francisco, la firma de alojamiento establece una oficina en México donde, asegura Terral, hay un gran componente emprendedor , “por lo que queremos desarrollar la plataforma tanto del lado de los anfitriones y que más gente saque provecho a los espacios que tienen subutilizados apalancando la economía colaborativa, que es en lo que se basa la compañía y, por el otro lado, que los viajeros descubran esa nueva manera de viajar y que conozca México como un local”.

El escenario para que Airbnb se estableciera en México es perfecto por tres razones, según Terral: el país es el octavo más visitado en el mundo, es el que reporta más alto crecimiento para la compañía y atraviesa por una explosión en comercio electrónico y penetración de smartphones.

Desde 2011, los mexicanos pueden hospedarse y ser anfitriones en Airbnb, y desde entonces el crecimiento ha sido exponencial. En el último año se dio un incremento de 165% de viajeros que usan la plataforma. Y por el lado de la comunidad de anfitriones, crece a doble dígito, cerca de 80%, afirma Terral.

Algo muy interesante a nivel comportamiento de la plataforma en México, expresa Terral, es que hay más personas que vienen del extranjero que se hospedan en un Airbnb que mexicanos que lo utilizan para viajar dentro del país. “Esa es la gran oportunidad para Airbnb para lograr que más mexicanos lo usen para viajar dentro de México”.

El director comparte que en los últimos doce meses, 1.8 millones de personas visitaron México desde el extranjero, mientras que sólo 800 mil mexicanos usaron un Airbnb en México.

El plan para 2018 es incrementar el flujo de viajeros y Terral estará al frente de la operación. “Tenemos actualmente 80 mil anuncios en la plataforma, yo veo que podemos llegar a finales del próximo año a unos 130 mil. En cuanto a tasa de crecimiento de viajeros, podemos imaginar fácilmente llegar al millón y medio de mexicanos en la plataforma de Airbnb. Esto es muy alentador pues resulta en más derrama económica en más lugares”, dice.

Otro de los esfuerzos de Terral se centrará en la publicidad en medios digitales y tradicionales para que cada vez más familias conozcan y viajen con Airbnb. El objetivo es incentivar el turismo en todos los rincones de México, por ello, el 70% de los anuncios de Airbnb están fuera de los lugares turísticos tradicionales.

Las alianzas estratégicas también se trabajarán en 2018. “Cuando encontremos canales de distribución que hagan sentido (como la startup Reservamos.mx) y que complementen toda la oferta de experiencia de viaje de Airbnb que buscan los consumidores, claro que serán aliados”, declara el directivo.

También impulsará la segunda línea de negocio de Airbnb, que surgió en noviembre de 2016. Se trata de las experiencias, es decir, actividades guiadas por personas locales expertas y apasionadas en ciertos temas que permite a los viajeros vivir el lugar. “En Kyoto puedes pasear en bicicleta con un local y aquí en México hay una cata de mezcal en donde se explica cómo y dónde se hace”, ejemplifica Terral. Las experiencias llegaron al país en junio de 2017 y hasta el momento hay 80 disponibles. “Este era el siguiente paso natural para la compañía, después del hospedaje”, afirma.

El primer CEO de Airbnb en México considera que el corazón de Airbnb está en la comunidad de anfitriones, “ellos son los que hacen la magia, los que abren las puertas de sus hogares y hacen estas actividades al compartir su pasión. Nos emociona muchísimo porque estas son nuevas oportunidades de emprender”.

Este texto fue publicado originalmente en Entrepreneur.com, con quien Alto Nivel tiene una alianza de contenidos.

Relacionadas

Comentarios

También podría interesarte: