Lo ÚltimoPolítica y Sociedad

Pedro Kumamoto vence en la Corte a Morena, Panal y el Verde

La iniciativa Sin voto no hay dinero, que impulsa Pedro Kumamoto, abre la puerta para que el financiamiento que reciben los partidos políticos en la actualidad sea reducido de forma dramática.

28-08-2017, 1:15:21 PM

Parecía imposible, pero no lo era. Pedro Kumamoto, diputado independiente en Jalisco, logró que la iniciativa para reducir el financiamiento de los partidos políticos sea una realidad en tierras tapatías con aval de la Suprema Corte de Justicia de la Nación (SCJN).

Pedro Kumamoto y un grupo de ciudadanos decidieron llevar la discusión al Congreso de Jalisco y fue aprobada. Sin embargo, el Partido Verde Ecologista de México (PVEM), Nueva Alianza (Panal) y Movimiento de Regeneración Nacional (Morena) presentaron un recurso de inconstitucionalidad ante la SCJN.

Hoy, 7 de 11 ministros que integran el máximo tribunal del país dieron el visto bueno a la iniciativa ciudadana y un revés a la clase política.

“Sin voto no hay dinero es constitucional y ahora podríamos impulsar que en otros estados de la República esa iniciativa también suceda”, asegura Pedro Kumamoto, diputado del Congreso de Jalisco.

En febrero de este año, se impulsó la iniciativa Sin voto no hay dinero en el Congreso de la Unión, lo que atrajo la atención de la ciudadanía para presionar a sus legisladores. La propuesta es incentivada por 127 organizaciones en el país que impulsan la iniciativa

El apoyo se materializó en 27 entidades de la República Mexicana, en donde la población marchó por sus calles para exigir un control al financiamiento de los partidos políticos. Sin embargo, la discusión de la iniciativa fue detenida en el Congreso federal.

La iniciativa propone que se aplique una fórmula que resulte de multiplicar el 65 por ciento de la Unidad de Medida de Actualización (UMA), por la votación válida emitida, que permitiría reducir en más de 60 por ciento la bolsa que actualmente reciben las instituciones políticas.

Su influencia será solo para los recursos estatales, pues los federales no dependen de las leyes aprobadas por el Congreso local.

El próximo año los mexicanos aportaremos a los partidos políticos nacionales, y a los candidatos independientes, un presupuesto de 6,788 millones de pesos, una cifra histórica que implica multiplicar por tres los 2,111 millones de pesos que se ejercieron en actividades ordinarias y gastos de campaña de esos colectivos en 1997.

Esto quiere decir que -en promedio- en los últimos cuatro lustros los recursos que reciben los institutos políticos se han incrementado 15.5% cada año, guarismo que contrasta de manera significativa con el aumento de 2.5% que en promedio ha experimentado anualmente, en los últimos veinte años, el presupuesto de la Secretaría de Educación Pública, según datos de Transparencia Presupuestaria del gobierno federal.

Pedro Kumamoto no solo quiere quedarse con la victoria en Jalisco y sabe que su propuesta puede ser una realidad en todo el país. Al final, lo que antes parecía imposible hoy es una realidad. “La iniciativa está en la cancha federal y vamos a seguir presionando para que sea una realidad en todo el país”.

Así es como crece sin control el presupuesto de partidos políticos

Relacionadas

Comentarios