Buscador
Ver revista digital
Opinión

¿Viene una Nueva Reforma Fiscal?

16-06-2021, 6:00:00 AM Por:
Reforma fiscal
© Especial

Raquel Buenrostro, titular del SAT, trae bajo el brazo una nueva Reforma Fiscal, que no crea nuevos impuestos, pero sí endurece el marco legal de cumplimiento.

Hace unos días, los ministros de finanzas del G7, integrado por Alemania, Canadá, Estados Unidos, Francia, Italia, Japón y Reino Unido, acordaron reformar el sistema fiscal global y cobrar una tasa mínima de 15% a las sociedades corporativas. Con ello, se pretende impulsar un plan contra la evasión fiscal y hacer que las empresas paguen impuestos en los países donde hacen negocios, aunque sea a través de sus subsidiarias. De ser aprobada esta propuesta, la OCDE estima que podría generar una recaudación global de entre 50 mil millones y 80 mil millones USD en impuestos fiscales adicionales. En una economía mundial post-pandemia, donde los países de América Latina han sido de los más afectados por la crisis sanitaria del Covid-19, un ingreso extra no suena nada mal.

Si bien, México no forma parte del G7, se espera que en la reunión del G20 del próximo mes se continúe esta conversación con un grupo más amplio de naciones (entre las que sí está incluido nuestro país) con la finalidad de apoyar dicha propuesta. La pregunta aquí es ¿qué pasaría en México si decide apoyar esta iniciativa? La respuesta es sencilla. Tendría lugar una nueva reforma fiscal. México es uno de los pocos países en América Latina que puede beneficiarse de estas recaudaciones adicionales, al ser sede de empresas multinacionales, como muy pocos países en la región. De hecho, México es precursor en la implementación de impuestos a sociedades corporativas. En caso de que la propuesta del G7 sea aprobada por el gobierno mexicano, en lo general, y por la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP), en particular, ambos órganos tendrían que adaptar dicho acuerdo a las leyes locales para hacerlo aplicable a todas aquellas empresas de la economía digital.

No hay que olvidar que lo que Hacienda propuso en la Ley de Ingresos y el Proyecto de Presupuesto de Egresos de la Federación para el Ejercicio Fiscal 2020, donde las plataformas digitales pagarían los impuestos al Valor Agregado (IVA) y Sobre la Renta (ISR), ya es efectivo. Esta medida fue un golpe de suerte pues, con la pandemia, la economía digital tuvo un crecimiento exponencial, provocando un incremento en la recaudación del 915% durante el año pasado, equivalente a aproximadamente 6 mil millones de pesos, según el Informe Tributario y de Gestión del Q4 de 2020. Además de que todas estas empresas ya forman parte de una la lista de proveedores de servicios digitales ante el Servicio de Administración Tributaria (SAT), misma que registró 86 plataformas durante el primer trimestre de 2021. Amazon, Apple, Didi, Facebook, Uber y Zoom, son algunas de ellas.

Ya sin las elecciones intermedias en el camino, debemos estar atentos en las próximas semanas o meses, a cualquier señal que dé la actual administración en presentar una iniciativa de reforma fiscal. También tendremos que poner mucha atención a lo que se acuerde a nivel global y si México está de acuerdo, especialmente ahora que se avecina la presentación del paquete económico 2022. Para las autoridades tributarias de nuestro país es evidente que las empresas que ofrecen sus servicios por medio de plataformas digitales son una fuente de ingreso. Por lo que adoptar una propuesta como la ofrecida por el G7, permitiría a México a fortalecer las bases de su economía digital nacional, y al mismo tiempo, generar activos para promover la innovación y el desarrollo de infraestructura en telecomunicaciones, que amplíen el acceso a Internet a un sector de la población mucho mayor, que a su vez provocaría una mayor recaudación fiscal.

De frente a la nueva normalidad, sobra decir que, ahora más que nunca, es necesario robustecer e incrementar los ingresos fiscales en el país. Y qué mejor que sea a través de un sector que solo ha dado señales de crecimiento. Una noticia como la que dio el G7, es una gran oportunidad para México, pues de llevarlo a cabo, no sólo contribuiría a fortalecer un marco legal que ayudaría a tener unas finanzas públicas saludables, sino que contribuiría a nuestra propia competitividad. Y sino me cree pregúntele a Raquel Buenrostro, ahora titular del Servicio de Administración Tributaria, quien trae ya muy bien planeada y bajo el brazo una nueva Reforma Fiscal, que de entrada no crea nuevos impuestos, pero sí, endurecer el marco legal de cumplimiento, y ya con el relevo de Arturo Herrera Gutiérrez, en Hacienda por Rogelio Ramírez de la O, se ha dado el primer paso para esto. 

Nota del editor: Este texto pertenece a nuestra sección de Opinión y refleja únicamente la visión del autor, no necesariamente el punto de vista de Alto Nivel.

mm Periodista con 20 años de experiencia en los medios de comunicación. Colabora actualmente en ADN 40 de Televisión Azteca. Su columna Split Financiero ha sido publicada en la Sección de Finanzas del periódico, Capital de México, El Sol de México, actualmente en Diario 24 Horas y El Economista.
Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios