revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Opinión

Recuento de los daños: Bitcoin, la burbuja que se resistía a explotar

La felicidad que provocó la subida en el valor del Bitcoin comienza a desdibujares del rostros de los inversionistas por la depreciación que ha sufrido la criptomoneda en los últimos tiempos.

14-12-2018, 11:02:57 AM
Bitcoin Bitcoin

La innovación tiene un costo y en el mundo de las criptomonedas se está pagando, poco a poco vemos desmoronarse al criptomundo.  Si 2017 fue el año en que los “activos digitales” alcanzaron la fama y moda entre los inversionistas, 2018 fue cuando la explotó la tan sonada “burbuja”. Durante el año pasado, fuimos testigos de los rendimientos de locura que arrojó el Bitcoin: inició con un valor de 800 dólares y en diciembre tocó los 19,300 dólares, algo así como un 2,300% de ganancia.

Todo fue felicidad hasta que las grandes ballenas decidieron empezar a tomar sus ganancias, situación de temor que hizo mover al valor del Bitcoin, ya que por aquellas épocas aproximadamente el 40% de los Bitcoins en circulación estaban en manos de 1,000 personas. Esa primera caída del valor, un servidor la vio con buenos ojos debido a que permitiría desconcentrar el activo, estabilizar el valor y ocuparlo para lo que realmente se creó, sería el inicio de la gran caída.

Sí, hay que aceptar que hubo ganadores en este gran juego, pero la intención de este mercado no era esa, sino de darle a la gente el poder del dinero y no a las instituciones financiera que provocaron la crisis en 2008.  Y es que no se aprende de la historia, se perdió la oportunidad de revolucionar el mundo financiero y pasamos a la innovación por moda, tal y como sucedió hace 20 años con la burbuja de las dot-com donde el mundo fue testigo de lo que sucede cuando unes a la innovación con crecimiento sin fundamento junto con la especulación masiva, en aquella época empezaron a surgir y a cotizar empresas tecnológicas y del internet que no tenían justificadas sus ventas inflando el precio de su acción por fiebre y para luego caer al precipicio.

Lee: Nosotros matamos el valor del Bitcoin y otras criptomonedas 

bitcoinDepositphotos

La euforia de la criptomoneda ha muerto y los precios se han consolidado con mínimos y máximos más reducidos.

Lo mismo sucedió en el mercado cripto, no entendimos que el objetivo principal es que son un medio de pago o un tipo de fuente de financiamiento, las personas las vieron o las ven como una forma fácil de generar riqueza sin un sustento de negocio, justificando el valor únicamente en la tecnología. De los valores a inicio de año de 17,100 dólares estamos terminando a 3,500 dólares, lo cual nos hace pensar que la función ha terminado. Quien ganó, ganó y al menos por ahora no se presentará otra gran oportunidad, aunque los bitcoiners profetizan “El Gran Rebote”; las leyes de Newton también aplican a las finanzas y más a este universo.

No todo es malo. Si tomamos el mismo ejemplo de las dot-com, vemos actualmente esta camada de negocios 4.0 donde este tipo de empresas se han consolidado y tienen los valores más altos de market cap y con proyectos con más forma y fondo.

Lee: Confesiones de un millennial que invirtió en criptomonedas y se decepcionó 

bitcoin

Quién dice que en unos años no pasará lo mismo con el uso de tokens y criptomonedas ya habiendo aprendido la lección, entendiendo que con la tecnología blockchain, el surgimiento de un mercado casi bursátil alterno, las cosas mejorarán para el verdadero y justo propósito de lo critpo.

Aprenderíamos la lección que muchos de los proyectos de ICO’s vendían fantasías y nunca se concentraron en un producto verdadero, o aprenderíamos a no especular con el precio de cosas plasmadas en la imaginación con en un valor injustificado. Seguro que todo esto nos está enseñando algo.

Se dice que pagan justos por pecadores, todo esto que está pasando servirá para un reinicio en el uso de los tokens y aprovechar las bondades y las grandes oportunidades que brindan en una atmósfera de credibilidad y confianza.

Nota del editor: Este texto pertenece a nuestra sección de Opinión y refleja la visión del autor, no necesariamente el punto de vista de Alto Nivel

También podría interesarte:

Artículos relacionados

Comentarios