revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Opinión

Pese a desaceleración, vivienda residencial siguió al alza en 2019

¿Qué ofrecieron en esta década las viviendas Residencial y Residencial Plus que atrajeron a tantos compradores?

17-12-2019, 6:25:33 AM

A pesar de la contracción que se vivió en el sector inmobiliario durante el 2019, la vivienda del segmento residencial sigue siendo llamativa para desarrolladores e inversionistas; según información de Sociedad Hipotecaria Federal (SHF), el primer semestre del año el índice de precios para este segmento mostró un aumento de 9.8%.

Han sido tiempos difíciles para la vivienda de los segmentos Económico y Medio, por lo cual las autoridades decidieron comenzar un programa de recuperación de algunas zonas clave que, básicamente, tiene como propósito el desarrollo de vivienda de dichos segmentos. Por otro lado, las propiedades Residenciales y Residenciales Plus tuvieron un incremento de 6.87% y 14.67% respectivamente, esto respecto al mismo periodo en el 2018, lo cual nos dice que la gente que decidió invertir su dinero gastó entre 2 y 4 millones de pesos.

Al analizar los resultados de búsqueda de varios portales inmobiliarios me percaté que, del total de unidades colocadas del segmento Residencial, la Ciudad de México ocupa el primer lugar con una participación del 19%, seguida de Nuevo León que tiene una participación del 11.6% y en tercer lugar están Jalisco y el Estado de México con el 9.5%

¿Qué es lo que ofrecen las viviendas Residencial y Residencial Plus que atraen a los compradores?

Históricamente dentro del mercado inmobiliario estos sectores se consideran un motor económico vital en México; el segmento Residencial Plus comenzó a entrar en equilibrio alrededor de 1994, al menos en la Ciudad de México, que fue la primera ciudad en desarrollar un mercado fuerte de este tipo de viviendas en colonias como la Condesa, Roma, Polanco y Del Valle.

A partir del año 2000 la vivienda Residencial comenzó a aumentar el número de construcciones nuevas, ampliando así la inversión y la oferta, que primariamente estaba compuesta por casas y que comenzó a diversificarse en condominios y departamentos que comenzaban a ofrecer amenidades como gimnasio, roof garden, seguridad y espacios verdes.

Sin embargo, a pesar de que en 2004 se dio un pico en el desarrollo de este tipo de vivienda, queda claro que a partir de 2009 la vivienda Residencial creció hasta alcanzar la madurez de una década pues, como se mencionó anteriormente, su ritmo de venta es mejor que el de sectores de menor precio, debido a que el poder adquisitivo de sus compradores inspira confianza y solidez al no depender tanto de los créditos.

La fortaleza en los precios de la vivienda Residencial y Residencial Plus se debe en mucho a que el mercado es muy atractivo: la vivienda usada suele salir al mercado remodelada y las nuevas construcciones suman una serie de características diseñadas específicamente para complacer a una clase social que busca un alto nivel de vida, además del boom que tuvieron los desarrollos de uso mixto, donde no solamente se ofrecían propiedades y amenidades, sino centros de trabajo y de entretenimiento.

En conclusión, los números no mienten y queda claro que esta fue la década de la vivienda residencial, y ahora ¿qué le espera para el 2020? ¿tendrá el mismo resultado en los próximos diez años? solo el tiempo lo dirá.

Nota del editor: Este texto pertenece a nuestra sección de Opinión y refleja la visión del autor, no necesariamente el punto de vista de Alto Nivel

Opinión: ¿Debe preocuparnos la Ley de Extinción de Dominio?

Ver comentarios

Comentarios