revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Opinión

Se perdió la carrera: ¡Hasta pronto, Fórmula 1 México!

Los esfuerzos del gobierno federal y Grupo CIE fueron los que lograron traer de vuelta al país el Gran Premio de México de la Fórmula 1

07-06-2019, 5:15:16 AM
Fórmula 1 Fórmula 1

Por José Eduardo González Gómez Tagle*

La Magdalena Mixhuca ya tenía aroma a llanta quemada desde 1962, cuando se celebró la primera carrera de Fórmula 1 en tierra azteca y, aunque no fue válida, tendió el asfalto para que en 1963 comenzara la primera temporada oficial del Gran Premio de México.

Asimismo, dio inicio al campeonato mundial de la F1 durante ocho años hasta 1970, continuando con una segunda temporada de 1986 hasta 1992. Desafortunadamente, por temas que se atribuyen a las condiciones del circuito y el clima, este magno evento se suspendió y no fue sino hasta 2015 que regresó al calendario oficial –calendario que muchos países se arrebatan– por un valioso esfuerzo del gobierno federal y Grupo CIE, y que terminará su ciclo este 2019 con galardones internacionales y reconocimientos ininterrumpidos por la mejor organización de todo el mundo.

Se han demostrado desde cualquier ángulo los beneficios en derrama económica y en la imagen internacional, entre otros, que certifican al evento como sumamente rentable. A pesar de ello, la luz verde se apagó ante la falta de inversión necesaria del gobierno federal o de la Ciudad de México para que la F1 se desarrollara en el Autódromo Hermanos Rodríguez por cinco años más. Después de una inversión adicional totalmente privada de 100 millones de dólares tan solo en la pista, nos quedaremos mirando cómo las fechas para México hoy las tiene otro país.

Lee: La F1 cobra vida y los fans se preguntan si seguirá en México

Autódromo Hermanos Rodríguez

El Gran Premio es también la plataforma para el desarrollo de otros eventos, como exposiciones gastronómicas, el festival del día de los muertos y un gran número de conciertos. A su vez, promueve la visita a otros recintos culturales, como el bosque de Chapultepec, la zona arqueológica de Teotihuacán, los 170 museos que alberga la capital, entre otros. En conjunto, todo esto había hecho que México pasara del lugar 15 al seis en el ranking de los países más visitados del mundo.

Mis fuentes de información se basan en estudios y análisis que revelan, entre otros datos, que la edición 2018 de la Fórmula 1 dejó entrever el gran impacto que genera esta clase de eventos en la economía de la Ciudad de México y sus alrededores. Con 335,000 asistentes, la derrama económica generada por este evento ascendió a poco más de 404 millones de dólares, cifra muy por encima a la registrada en otras carreras alrededor del mundo. Solo por mencionar un ejemplo, el Gran Premio de Mónaco 2017 logró reunir a 228,000 asistentes y generó una derrama de 103 millones de dólares, prácticamente una cuarta parte de la derrama generada en nuestro país.

Lee: Esta es la magia que mueve al Gran Circo de la F1

Fórmula 1
Reuters.

Si se habla del perfil de los asistentes al Gran Premio México 2018, el 77% provenía de la zona metropolitana. En lo que concierne a su nivel socioeconómico, una tercera parte del público correspondía al grupo con los ingresos más altos, mientras que la mitad era de clase media. El gasto promedio en el evento ascendió a 2,000 pesos por persona.

Lo que resulta sorprendente es que de los turistas que viajaron a la capital del país durante la fecha en que se desarrolló la carrera, 84% lo hizo únicamente por la Fórmula 1, alojándose en la ciudad por tres noches en promedio, con un desembolso de 8,400 pesos por día.

Tan solo de los asistentes al Gran Premio se estima que su gasto total ascendió a 776.5 millones de pesos, siendo los desembolsos en hospedaje (24%) alimentos (23%) y transporte (22%) los más significativos.

Lee: F1: las cifras que nos deja el Gran Premio de México

Formula 1

Analizando redes sociales y su relación con la Fórmula 1, los asistentes crean un estímulo positivo para el evento, ya que no solo dan difusión a la carrera, sino que también promueven la Ciudad de México como un destino turístico generando un valor adicional de 10 millones.

En televisión el Gran Premio contó, internacionalmente, con más de 26 millones de espectadores, y, a nivel nacional, el evento fue transmitido a 7.4 millones de personas, lo que implica una derrama económica considerable a razón del marketing televisivo.

Es evidente que un evento de tal magnitud lleva consigo un impacto económico considerable para nuestro país: genera empleos, se incrementa el sector servicios y nos posiciona como un destino para los visitantes internacionales. Perder esta carrera, tras más de dos décadas de esfuerzo para lograr recibirla, implicará una fuerte pérdida económica y, sobre todo, quebrantar el posicionamiento de México ante el mundo como destino cultural y turístico de talla mundial.

F1-en-Mexico

El país necesita de eventos como la F1 México que sumen a un escenario de crecimiento, su ausencia sería resentida, principalmente, por el sector hotelero, restaurantero, de transporte, entretenimiento, y seguro por los más de 8,000 empleados que genera esta justa deportiva, sin contar la opinión publica negativa al interior del país e internacionalmente.

El gobierno tiene la bandera a cuadros y la economía nacional hace votos por que se pueda ondear en un futuro no muy lejano con la misma fuerza empresarial y la excepcional algarabía deportiva del mexicano.

José Eduardo González Gómez Tagle es el primer secretario de la Federación Nacional de Economistas y catedrático de la Universidad Panamericana*

Twitter: @joseeduardoecon

Instagram: jose_eduardo_economista

También podría interesarte:

Artículos relacionados

Comentarios