Opinión

7 obligaciones de las empresas para acabar con la corrupción

Las empresas corren un grave peligro. A continuación, te presentamos siete puntos que toda empresa debe conocer del SNA para prevenir actos de corrupción que pueden dañar su patrimonio y prestigio en el futuro.

05-06-2018, 1:25:27 PM
corrupcion

Por Daniel Ortiz*

El Sistema Nacional Anticorrupción (SNA) fue la última reforma estructural que aprobó el gobierno del presidente Enrique Peña Nieto y la cual se espera que se implemente a plenitud por el próximo gobierno mexicano, que entra en funciones el 1 de diciembre de 2018.

Esta reforma fue aprobada por presión de las organizaciones de la sociedad civil especializadas en la rendición de cuentas así como por el sector empresarial organizado que han observado el aumento de los niveles de corrupción e impunidad que desalientan nuevas inversiones y el crecimiento del país en los últimos años.

La próxima implementación del SNA es uno de los mayores retos que tienen todas las empresas mexicanas e internacionales que operan en el país. Este es un gran reto para el compliance empresarial, es decir, el cumplimiento de la normatividad en un país. Ahora el compliance en esta materia es una gran oportunidad y responsabilidad empresarial para prevenir actos de corrupción y fraudes utilizando al sector privado para el blanqueo de recursos de procedencia ilícita.

A continuación, se presentan siete puntos que toda empresa debe conocer del SNA para prevenir actos de corrupción que pueden dañar su patrimonio y prestigio en el futuro.

1. Plataforma Digital Anticorrupción. La fracción X del artículo 2 de la Ley general del SNA establece que es un objetivo del país “establecer las bases mínimas para crear e implementar sistemas electrónicos para el suministro, intercambio, sistematización y actualización de la información que generen las instituciones competentes de los órdenes de gobierno”.

Esta plataforma integrará y conectará los diversos sistemas electrónicos que posean datos e información necesaria para que las autoridades tengan acceso a los sistemas de evolución patrimonial de funcionarios, declaraciones de intereses, contrataciones públicas, listas de funcionarios y privados sancionados por corrupción, denuncias públicas y hechos de corrupción.

2. Cooperación internacional. El SNA tiene el mandato de participar en los mecanismos de cooperación internacional para el combate a la corrupción. Estados Unidos y la Unión Europea pueden ser grandes aliados de México para ayudarlo en su combate a la impunidad y para prevenir que empresas internacionales sean utilizadas por criminales mexicanos y viceversa.

3. Existirán 32 sistemas anticorrupción locales. Al esfuerzo nacional anticorrupción se sumarán las 32 entidades federativas del país para combatir este problema desde el ámbito local. Debemos recordar que la alternancia en el poder en varios estados de la República (Veracruz, Quintana Roo y Chihuahua) ha desatado acciones de investigación judiciales en contra de actos de corrupción en administraciones de adversarios políticos. Es previsible que se fortalezcan los sistemas locales anticorrupción y que crezcan exponencialmente las investigaciones en contra de políticos y empresarios locales en México que participaron en actos de corrupción en los últimos años.

4. Declaración de intereses. Miles de servidores públicos en México tendrán que declarar las relaciones económicas que tienen con actores privados. Esta información será en extremo valiosa para poder encontrar probables conflictos de interés en la actuación del ejercicio de los cargos públicos en el futuro.

Seguramente el sistema de evolución patrimonial, de declaración de intereses y situación fiscal de los funcionarios gubernamentales dejará información extremadamente valiosa para el SNA para prevenir y castigar futuros actos de corrupción.

5. Sistema de denuncias públicas de faltas administrativas y hechos de corrupción. Esta puede ser una de las herramientas más poderosas del SNA para prevenir actos de corrupción en México. Las denuncias públicas han resultado ser un instrumento eficaz del gobierno mexicano para combatir la delincuencia organizada. Además si los particulares o los propios funcionarios públicos tienen la posibilidad de denunciar a servidores gubernamentales de manera anónima se pueden generar efectos positivos de disuasión en la comisión de actos de corrupción.

En este sentido, el periodismo de investigación en México ha descubierto grandes casos de corrupción en las que se han vinculado a funcionarios públicos en todos los órdenes de gobierno a través del uso de las denominadas empresas fantasma o pantalla. Las denuncias públicas a la par de investigaciones periodísticas podrán descubrir públicamente hechos de corrupción.

6. Sistema nacional de servidores públicos y particulares sancionados. Las sanciones impuestas por faltas administrativas graves serán del conocimiento público cuando éstas contengan impedimentos o inhabilitaciones para ser contratados como servidores públicos o como prestadores de servicios o contratistas del sector público, en términos de la Ley General de Responsabilidades Administrativas.

La denominada “lista negra” de servidores públicos, particulares y empresas que se vean involucrados en casos de corrupción va a ser una de las herramientas más poderosas de prevención de la corrupción. Ninguna empresa va a querer contratar los servicios o tener como cliente a una persona que esté en este tipo de listas de denuncia pública en México y en el extranjero.

7. Fiscalías anticorrupción. Además de que se contará con una fiscalía anticorrupción nacional se tendrán 32 fiscalías estatales, que de manera independiente, investigarán posibles actos ilícitos que comprometan las finanzas locales. Estas nuevas instancias de procuración de justicia probablemente detonarán un sinnúmero de carpetas de investigación que darán a conocer nombres de actores públicos y privados vinculados con actos criminales. Muchos de estos agentes han intentado o buscarán lavar sus activos financieros en el sistema económico a través del sector financiero, empresas locales, inmobiliarias entre muchas otras instituciones del sector privado.

Políticas de prevención contra actos de corrupción

Actualmente las empresas en el sector financiero y de cualquier actividad económica o tamaño se pueden preparar para cumplir con las nuevas leyes de combate a la corrupción en México, Estados Unidos y en el resto del mundo. Afortunadamente existen herramientas tecnológicas que permiten cruzar la identidad, origen, redes sociales, noticias e información proveniente de bases de datos gubernamentales para detectar a personas vinculadas con posibles actos de corrupción.

Estas plataformas son el futuro para la prevención de fraudes físicos y cibernéticos y son recomendadas por instancias internacionales, como Interpol, UNODC y el gobierno de Estados Unidos, para reducir los efectos negativos de la corrupción y la delincuencia organizada.

*Daniel Ortiz, director de Desarrollo de Negocio para Latinoamérica de LexisNexis Risk Solutions México.

Nota del editor: Este texto pertenece a nuestra sección de Opinión y refleja la visión del autor, no necesariamente el punto de vista de Alto Nivel.

También podría interesarte:

Comentarios