Opinión

¿Cómo cambiará el Nuevo Aeropuerto las zonas de Neza y Texcoco?

El Nuevo Aeropuerto significa una importante inyección de capital en la zona de Texcoco. De acuerdo con el director de Lamudi, el nuevo aeropuerto traerá importantes beneficios económicos y un impulso al mercado de los bienes raíces.

08-05-2018, 6:02:59 AM
nuevo aeropuerto

Mucho se ha dicho del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (NAIM), que si se construye o no, que va a tener un impacto ecológico negativo o que el subsuelo no es apto para su construcción.

Lo cierto es que el proyecto ha sido marco de dimes y diretes encabezados por uno de los principales actores políticos, Andrés Manuel López Obrador, quien en semanas recientes publicó una historieta titulada “Un Aeropuerto Que No Debe Aterrizar”, donde cuestiona, entre otras cosas, la ubicación del nuevo aeropuerto y describe de manera gráfica la posible corrupción que habría tras su apertura.

Leer: ¿Construir o no el Nuevo Aeropuerto? Estos son los pros y contras

¿Qué repercusiones tendría su construcción para la zona?

En perspectiva de Lamudi.com.mx creemos que provocaría la inyección de capital privado y del extranjero al mercado de los bienes raíces de la zona, no sólo del subsector de la vivienda, sino del comercial, corporativo e industrial. Se prevé que lleguen más de 120 mil millones de pasajeros al año (342 mil pasajeros por día), quienes buscarán un hotel donde hospedarse en los alrededores, otros, un comercio para hacer compras de primera necesidad o llegarán algunos curiosos a preguntar por un restaurante típico en donde puedan comer tras aterrizar en tierra azteca.

Significaría, a nuestro criterio, la rehabilitación del municipio de Texcoco de Mora, que cuenta con más de 240 mil 749 habitantes quienes se podrían ver beneficiados de cara a la creación de 450 mil nuevos empleos directos. Según Federico Patiño Márquez, director general de Grupo Aeroportuario de la Ciudad de México, la construcción de un corredor importante de locales comerciales podrá abastecer las necesidades de los viajeros que utilizarán el NAIM. Otros municipios que verán beneficios son Nezahualcóyotl, San Mateo Atenco, Chimalhuacán y Ecatepec.

Algunas afectaciones que surtirán efecto, son el cambio de uso de suelo de la región, que mayormente es urbana. Dado a los procesos productivos que se desarrollan con la construcción del aeropuerto, lo que implica un cambio en la dinámica de urbanización, y aunque los municipios de Texcoco y Atenco son mayormente urbanos, una gran porción de tierra es aún fértil.

“Los beneficios económicos por construcción de carreteras, de infraestructura urbana en torno al aeropuerto, reportan beneficios en primera instancia a los dueños de minas de arena, grava, tezontle de la región, etcétera.” indican Moreno, Rivero y Velázquez, investigadores del Instituto de Investigaciones Económicas de la Universidad Nacional Autónoma de México. Con el anterior supuesto, se detonará el flujo de vehículos de carga y procurará el flujo comercial en las demarcaciones aledañas.

De la vivienda y comercios en los alrededores del Nuevo Aeropuerto

En adición, un buen punto de referencia es ver cómo han estado los números de la vivienda y locales comerciales. En 2017, el sitio de bienes raíces Lamudi registró un precio promedio superior a un millón 872 mil pesos en el esquema de vivienda casas a la venta en los municipios previamente mencionados, de los cuales Texcoco de Mora es el que posee la oferta más cara sobre los dos millones 778 mil pesos en comparación con un millón 388 mil pesos en Ecatepec de Morelos.

Respecto al abanico de locales comerciales en los alrededores de la zona, Nezahualcóyotl vende un comercio sobre los dos millones 123 mil pesos (300 m2), en contraste con los 16 mil pesos por el traspaso de un local de dimensiones similares. Por su parte, en el área de San Mateo Atenco, un local se oferta ligeramente más barato que en ‘Neza’ a dos millones 50 mil pesos.

Con el antecedente del NAIM, por utilizar el vehículo Fibra-E, se prevé que se impulsen nuevas FIBRAS (Fideicomiso de Infraestructura y Bienes Raíces), así como inversiones provenientes de capital privado para el desarrollo de la vivienda de los alrededores. Al conjuntar dichos elementos, y revisando la propuesta que circunda al nuevo aeropuerto, esperamos una revalorización del mercado tras la apertura del megaproyecto en 2020, aumentando la plusvalía y el desarrollo de la zona.

*El autor Jaume Molet es socio fundador y actual Director General de Lamudi México.

Nota del editor: Este texto pertenece a nuestra sección de Opinión y refleja la visión del autor, no necesariamente el punto de vista de Alto Nivel.

También podría interesarte:

Comentarios