Opinión

Nosotros matamos el valor del Bitcoin y las otras criptomonedas

El precio histórico del Bitcoin pasó de los 1,000 dólares a inicio del 2017 a los 20,000 dólares a final del año, empezó el descenso día tras día para colocarse hoy a en su momento más bajo porcentualmente hablando.

06-02-2018, 9:37:04 AM
bitcoin

Han sido semanas difíciles, y tal vez lo sea así todo el año, para el Bitcoin y las criptomonedas. Algunos dicen que es el final o que la burbuja reventó, todo esto siendo acompañado con la conocida frase “te lo dije”. Si bien en muchas de las ocasiones he utilizado este espacio para decir que estoy en contra de este mundo, también lo he utilizado para mencionar las bondades de su tecnología y de la gran herramienta que es, sin embargo, todos estamos siendo culpables de su caída.

Así como el año pasado se rompía el precio histórico cada semana pasando de los 1,000 dólares a inicio del 2017 a los 20,000 dólares a final del año, empezó el descenso día tras día para colocarse hoy a en su momento más bajo porcentualmente hablando. (Si quieres saber su valor actual, haz clic en este enlace).

Entendamos que las criptos no son el fin sino el medio, que por su facilidad de uso y las características técnicas de cada una, facilitarían el hacer transacciones o inversiones. Me cuesta trabajo entender que existen ads en las redes sociales donde platican el cómo de la noche a la mañana inviertes en alguna cripto y ponen como ejemplo que al año siguiente tendrás un auto y al siguiente una casa, este es el tipo de cosas que están acabando el criptomundo, este tipo de cosas son por las que se creó la burbuja.

De la misma manera, tampoco creía que la gente empezó a solicitar créditos para poder invertir en el bitcoin o en cualquiera de sus familiares: a las personas les hicieron creer que meter su dinero en las criptos era una manera fácil de volverse ricos de la noche a la mañana y en una sociedad impaciente, sin entender el cómo funcionan las cosas, empezaron a apostar en ellas.

Aquí no quedó la cosa, los grandes capitales vieron a este sistema paralelo como una oportunidad de especular, de entrar-hacer dinero-salir, moviendo el precio a su conveniencia, provocando el efecto contrario al Midas. Creo que el mundo había aprendido lo que significaba jugar con derivados, no usarlos para cobertura sino para especular, pero no, empezaron a salir los primeros contratos sobre el Bitcoin. Definitivamente no entendimos nada.

Te recomendamos: Agustín Carstens pide actuar contra criptomonedas

No, estas caídas no harán colapsar al sistema financiero mundial. No obstante, dejamos pasar la oportunidad de hacer las cosas bien y desde cero, dejamos pasar la oportunidad de la inclusión financiera y del financiamiento de proyectos que ni en nuestros sueños hubiéramos pensado poder invertir, pero esto sí sería posible gracias a la tecnología de las criptodivisas, idea original de lo que es o haya sido Satoshi Nakamoto.

Proyectos interesantes de energía verde fondeadas a través de cripto sin la necesidad de un mercado de valores ahora carecerán de credibilidad, o qué tal si no permitimos por nuestra avaricia el surgimiento de un nuevo Uber o Airbnb, la posibilidad de invertir en bienes raíces fuera de nuestro país tan solo por no entender que en realidad un ICO era justamente eso, proyecto, y no crear nuevas “moneditas” con el fin de hacer fraude e inflar la burbuja.

Todo esto no es el final, sino una lección de cómo realmente usar y el para qué realmente deberían servir. Ojalá estemos aprendiendo algo.

Nota del editor: Este texto pertenece a nuestra sección de Opinión y refleja la visión del autor, no necesariamente el punto de vista de Alto Nivel.

Confesiones de un millennial que invirtió en bitcoin y se decepcionó

Comentarios