Buscador
Ver revista digital
Opinión

Netflix, ¿el fin de la historia? Esto vendrá en su siguiente ‘temporada financiera’

22-04-2022, 1:53:45 PM Por:
Netflix
© Photo by Thibault Penin on Unsplash

La noticia de que Netflix perdió 200,000 suscriptores en el primer trimestre de 2022 y espera perder 2 millones en el segundo provocó una reacción muy dura de los inversionistas.

La caída de suscriptores de Netflix por primera vez en 10 años no es el final de la serie. Más bien, es un final de temporada en una historia lastrada con demasiadas líneas dramáticas. Hoy la empresa que comenzó la industria del streaming tiene la oportunidad de deshacerse de dos o tres subplots que ya le pesaban, y continuar un crecimiento más moderado, pero duradero.

La noticia de que Netflix perdió 200,000 suscriptores en el primer trimestre de 2022, y de que esperaba perder 2 millones en el segundo, provocó una reacción muy dura en el mercado de valores: la caída del 35% en el valor de la acción borró de un plumazo 54,000 millones de dólares de valor de mercado. ¿Por qué el encono, si la empresa cuenta hasta marzo pasado con 222 millones de suscriptores en todo el mundo y un margen de utilidad más que decente?

El desencanto, como dijo una analista bursátil, proviene de que pudimos observar qué sucede cuando una acción de “crecimiento” deja de crecer. De un día para otro, el valor de capitalización de mercado de empresa en comparación con su utilidad por acción perdió sentido. Y es que aquí entra el primer subplot de la serie: Netflix fue nombrado protagonista en la categoría de acciones de crecimiento. Claro que había razones: el número de suscriptores pasó de 18.3 millones en 2010 a 221.8 en 2021. Sus ingresos pasaron de 2,163 millones de dólares (mdd) a 29,697 mdd en el mismo periodo. Sus utilidades pasaron de 161 a 5,116 mdd.

El cielo parecía ser el límite, con más de 4,000 millones de usuarios de internet en el mundo, y tan sólo en EE. UU. más de 129 millones de hogares. Además, la pandemia de Covid-19 metió a Netflix en otro club: el de empresas que dieron un salto en sus ingresos debido al confinamiento y la adopción del home office por millones de personas. En el imaginario del mercado, ésta era una historia de éxito, sin duda. De hecho, entró en un club más: el de las FAANG, ese grupo de empresas que parecían indestructibles hace dos años.

La empresa ganó más de 36 millones de suscriptores en 2020. Sin embargo, estaba dibujándose un límite ya desde entonces: en el mismo periodo, el número de suscriptores en Estados Unidos y Canadá subió en más de 6 millones, pero la fluctuación trimestral daba muestras de agotamiento: para 2021, esta región sólo sumó 1.3 millones de usuarios.

¿Qué sucedió con Netflix región por región en el primer trimestre de 2022? En resumen, perdió 636,000 suscriptores en EE. UU. y Canadá, 303,000 en Europa, Oriente Medio y África y 351,000 en América Latina. Sumó en cambio 1.08 millones de usuarios en Asia.

En esta caída influyeron factores ya mencionados, como un contexto de alta inflación, mucha mayor competencia por parte de Amazon, Disney+, Paramount y ahora Discovery+, HBO MAX y otros muchos más. Pero también, el hecho de que la firma perdió 700,000 usuarios por su salida de Rusia, como resultado del conflicto en Ucrania.

En opinión de algunos, esta tormenta puede costarle a Netflix hasta dos años en remontar. Por ahora, no es considerada ya una acción de crecimiento, pero… ¿ya no lo es?

El plot twist

Hay varios elementos a favor de Netflix en esta historia a futuro:

  • Europa, Oriente Medio y África no han llegado a su potencial. Con 73.7 millones de suscriptores, la región aún puede crecer. Tan sólo en la Unión Europea (sin contar no miembros) hay unos 195.4 millones de hogares, en comparación con los 139 millones de Estados Unidos y Canadá.
  • El potencial de Asia es aún muy alto, con apenas 33.7 millones de suscriptores. Es cierto, están fuera de China por ahora, y la entrada a la India ha sido lenta y dolorosa, en donde Amazon y Disney+ llevan la ventaja, además de competir con una nube de streamers locales. Sin embargo, la empresa cuenta con el dinero para seguir insistiendo en ganar posiciones en un mercado que se estima en 200 millones de hogares. Japón y Corea del Sur son mercados ganados, por cierto.
  • Hay 100 millones de suscriptores que no pagan. Como es el caso para toda la industria, Netflix debe enfrentar tarde o temprano el reto de los passwords compartidos, que permite esta fabulosa cantidad de usuarios gratuitos. La firma considera hacerlo por las buenas, mediante paquetes familiares o grupales. En algún momento tendrá que ponerse más dura, pues el potencial de ganancia sobrepasa con mucho las molestias que pudiera ocasionar con medidas tecnológicas que limiten la suscripción a un hogar. Estos 100 millones significan más de 30% del número de usuarios pagados actual, y tan sólo 30 millones de ellos están en EE. UU.
  • Su red de producción global. El número de producciones fuera de Estados Unidos está dando resultados en diversas regiones, con éxitos como La Casa de Papel, el Juego de Calamar, Lupin, Dark, provenientes de otros países y talentos. Esta es una fortaleza para garantizar el arraigo de su mercado en todo el mundo.
  • Su enorme margen de utilidad de 17%. Si bien el alza de precios probablemente le costó suscriptores, Netflix aseguró el poder financiero suficiente para continuar estimulando su crecimiento, y su afianzamiento como un proveedor de contenidos de calidad.

En contra de Netflix pudieran estar:

  • Su propia administración financiera: la ausencia de programas de recompra de acciones en 2021 no ayudó al desempeño de la acción, que ya venía retrocediendo antes de la debacle. Igualmente, siempre es buen momento para cambiar la política de cero dividendos que ha manejado hasta ahora. Otro elemento para vigilar es su deuda, que se aprecia manejable, pero sería sensible a una caída en ingresos.
  • Las condiciones del mercado financiero global mantendrán un entorno de alza de tasas de interés en casi todo el mundo, salvo en algunos sectores y regiones. Estas condiciones no apoyan un alza en la valuación bursátil de la empresa.
  • El entorno de alta inflación y los altos costos de la energía, que mantendrán presionados a los hogares quizá por lo que resta del año.
  • La competencia. Si era encarnizada, ahora lo será más, con cada vez más proveedores de contenido compitiendo directamente en la arena del streaming. Ello podría favorecer una eventual consolidación del sector en unos años: una carnicería en donde sobrevivan aquellos con mejor y más contenido. A Netlix le urge un “universo”, como el de Disney, como el de Marvel. Por ahora tiene dinero para inventarse o comprarse uno.

Estos son los elementos que veremos en la siguiente “temporada” de Netflix: la serie. Es un buen momento para desprenderse de las etiquetas y replantear estrategias. Por ahora el protagonista está agarrado de una roca y sabemos que saldrá de ésta, pero le urge un “Profesor” o una niña con poderes mentales que lo saque definitivamente de apuros.

Nota del editor: Este texto pertenece a nuestra sección de Opinión y refleja únicamente la visión del autor, no necesariamente el punto de vista de Alto Nivel.

MÁS NOTICIAS:

¿Quieres ser un emprendedor o emprendedora?
Conoce Emprendedor.com el mejor contenido de Ideas de Negocio, Startups, Franquicias, e Inspiración, síguenos y proyecta lo que eres.

mm Periodista
Comentarios