Opinión

Así es como se mueve el mercado inmobiliario en el norte de México

El desarrollo inmobiliario no se ha visto tan mal como parecería que ocurriría con la llegada de Donald Trump a la presidencia de EU, pero el despliegue de la Guardia Nacional en la frontera enciende los focos rojos.

18-04-2018, 12:04:08 PM

Se vive una gran incertidumbre en los estados fronterizos. Esto se debe, a grandes rasgos, a la mala imagen y a la guerra comercial que Donald Trump ha empujado en contra de nuestro país, la cual apunta a una posible imposición de aranceles al acero y aluminio que de ser aprobada repercutiría incisivamente en el movimiento de precios de la industria tanto de la construcción como la manufacturera (por ende, un impacto directo al sector de los bienes raíces).

En contraste, el escenario para el desarrollo inmobiliario en los estados del norte de la República Mexicana no se ve tan mal. No obstante, se encendieron focos rojos cuando el mandatario norteamericano ordenó desplegar guardias a lo largo de los 3,142 km que comprende la frontera, idea que enardeció a EPN y los presidenciables.

Un poco de contexto

Según el Reporte de Migración 2018 de la Organización Internacional de las Migraciones, de 2000 a 2015 el número de migrantes provenientes de todo el mundo aumentó de 155 a 244 millones de personas, lo que significa una variación del 57.42%. Por su parte, el Pew Research Center, enuncia que durante 2017, hubo 49 millones 780 mil personas originarias de otros países viviendo en Estados Unidos, con un registro de 12.6 millones de mexicanos aproximadamente.

Otros datos relevantes para el entendimiento de cómo se mueve la frontera desde nuestra trinchera con información de la Secretaría de Relaciones Exteriores: a diario transitan poco más de 370 mil vehículos entre camiones de carga y de uso privado a través de los 56 puertos de entrada (cruces y puentes), que simbolizan el paso de un millón de personas y un beneficio comercial de mil millones de dólares.

El comportamiento de la vivienda en los estados fronterizos

El subsector de la vivienda empezó el 2018 muy fuerte y con el pie derecho, ya que, a inicios de año, la Comisión Nacional de Vivienda (CONAVI) reportó un incremento de 5% en el monto del crédito individual a la vivienda del mercado tradicional, mientras que enero alcanzó el mayor número de obras nuevas en 16 meses, con 23.1 mil viviendas en territorio nacional.

Cabe mencionar que el entorno macroeconómico se muestra optimista. Resulta que la Inversión Fija Bruta (IFB) creció en el subsector de construcción residencial con una variación de 1.2% en contraste con la contracción observada en el agregado de la inversión en el sector de la construcción. Con este resultado, la vivienda se mantuvo como impulsor de la inversión en el país por cuarto año consecutivo en 2017.

De los 123.5 millones que se estima viven en México, poco más de 14 millones habitan en los seis estados de la frontera norte, en consecuencia, el 11.3% de la población.

Al cierre del año anterior, el portal inmobiliario lamudi.com.mx registró un cierre de 249 mil 718 propiedades en oferta, entre casas y departamentos (a la venta y a la renta) y vemos que los estados mencionados representan el 13.7% de participación en el portal. De igual importancia, podemos observar que durante el ciclo anterior la compra de casas fue la transacción favorita de nuestros hermanos del norte con el 73% (25,151 unidades) frente a la compra y renta de departamentos que sumados consolidan 5,681 unidades. Es una realidad que la construcción vertical no es un referente, pero de a poco va tomando auge en la región.

Otra de las consideraciones importantes es el precio de la vivienda en la zona, mismo que varía significativamente de una entidad a otra. Por ejemplo, de acuerdo con el Índice de precio de la vivienda de la Sociedad Hipotecaria Federal, el valor de las propiedades en Tamaulipas se depreció de 7.5% a 5.8% con razón al último trimestre de 2016 y 2017 respectivamente. En tanto a Baja California, para cuarto trimestre del año anterior, el precio medio de la vivienda según la SHF rondó por los 760 mil 612 pesos muy de la mano de Nuevo León con un precio de 760 mil 734 pesos.

Esperemos que el ping pong que andan jugando ambos países sea favorecedor para las comunidades que ahora viven mordiéndose las uñas por lo que pueda suceder en los próximos meses electorales, que además aumentan la volatilidad emocional de los mexicanos. Y en cuanto a la vivienda, auguramos un comportamiento de mediana aceleración conforme vaya cerrando este ciclo.

*El autor Jaume Molet es socio fundador y actual Director General de Lamudi México.

También podría interesarte:

Comentarios