revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Opinión

Liderazgos que nos inspiran a trascender

Un líder es capaz de ir más allá del reconocimiento finito de su capacidad de liderar, por ello se lanza a la búsqueda de perdurar en el tiempo y el espacio

21-06-2019, 10:38:54 AM
Trabajo en equipo

Conseguir que un término tome fuerza y sea adoptado en el uso común de la gente representa un gran reto, es similar al épico logro de colocar un trending topic mundial en Twitter y mantenerlo ahí por al menos un día.

El “Liderazgo Espiritual en las Organizaciones” es uno de esos términos del cual no todos nos atrevemos a hablar y mucho menos llevar en nuestra praxis cotidiana. La idea de un liderazgo espiritual en las organizaciones surge en la década de los 90. Debido a la connotación mística asociada a la palabra espiritual, no había sido del todo empleado en los modelos de liderazgo tradicionales.

reconocimiento
Depositphotos El reconocimiento puede venir también desde abajo, del empleado hacia su jefe y eso es algo muy bueno.

De manera concreta puede definirse como el grado en que las organizaciones logran alentar y brindar un sentido de significado e interconexión entre sus colaboradores y con respecto a la estructura jerárquica[1].

En la actualidad este concepto tiene relevancia entre algunos líderes de exitosas corporaciones y, mientras podría resultar algo confuso para algunas personas, es importante aclarar que tiene que ver con la trascendencia de la persona, de su relación, el reconocimiento y la aceptación de los otros como un semejante.

Trascender siempre tendrá un alto sentido espiritual, la palabra en sí misma puede tentarnos a pensar, limitadamente, en la forma que nuestra existencia dejará huella en la vida; a identificar el fin último de nuestra propia persona.

Inspirar es otro vocablo que enaltece el sentido espiritual de la persona, del latín In – hacia adentro y spirare que viene de la palabra spiritus – espíritu. Inspirar a alguien sería la causa a través de la cual pretenderíamos establecer un contacto con otra persona para moverlo a la ejecución de una acción.

Lee: ¿Cómo llegar a ser un líder exitoso en tu empresa?

¿Cuántos líderes contamos con la habilidad para alentar y generar una interconexión con los colaboradores?, en otras palabras, ¿somos líderes que inspiran y trascienden en sus equipos de trabajo? Sintiéndose protagonista de su historia, el líder va más allá del reconocimiento finito de su capacidad de liderar. En la búsqueda de perdurar en el tiempo y el espacio trasciende a la organización, incidiendo en su contexto de vida, en las personas con las que colabora, encontrando el legado que él y su propio equipo dejarán a la organización y al entorno social; es en este punto donde el líder se convierte en una fuente de inspiración.

El líder que inspira es un líder que trasciende. Además de los elementos de liderazgo tradicional, vale la pena destacar ciertas cualidades para facilitar algunas dinámicas organizativas que permitan crear mejores lugares para trabajar:

  • Desarrollo. El líder humilde es aquel que se mantiene en un proceso continuo de mejorar su condición de liderazgo, reconociendo que en su rol organizacional identifica todo aquello que va más allá de su propia experiencia. La humildad de un líder inspira a la lealtad y a fomentar la cohesión en sus equipos de trabajo.   
  • Apoyo. El humanismo en un líder se muestra cuando es capaz de ir más allá de sí mismo, mostrando comprensión y sensibilidad hacia sus colaboradores, siendo al mismo tiempo asertivo. Un líder humano entiende que para motivar es necesario darle valor a la gente.  
  • Servicio. En la búsqueda de la trascendencia, el líder debe comprender que su función adquiere un sentido especial en el servir a sus colaboradores. El líder que sirve sabe que la clave más importante es estar habitualmente dispuesto a que los demás cuenten efectivamente con él.
  • Colaboración. En el liderazgo la solidaridad es otra de las formas palpables de trascendencia, en la construcción de un sentido colaborativo en toda la organización, reconocer la interdependencia de las áreas y las funciones para alcanzar los objetivos, ayuda a anteponer el rol colaborativo que es en sí mismo un acto propio de la solidaridad.
  • Comunicación. Al interactuar cotidianamente con sus colaboradores, el líder va construyendo relaciones interpersonales cada vez más cercanas, siendo el diálogo y la convivencia lo que permiten establecer una interacción efectiva. Un líder que trasciende abre su espacio para escuchar la voz de su colaborador y facilitar la apelación de sus inconformidades. Un líder que inspira transmite a su colaborador sus decisiones y el estado que mantiene la relación entre ambos.   
asertividad
depositphotos

La invitación a los líderes es, entonces, que consideren que el trabajo es la base de toda realidad del ser humano y más allá de esta necesidad primaria existe la tendencia a la trascendencia; tomarla en cuenta facilitará el proceso de inspiración hacia sus colaboradores a través de la visión compartida, los valores, los objetivos, el desarrollo y la transformación de las personas.

Lee: ¿Jefe o líder?

Así que un liderazgo trascendente en su misión de inspiración a los demás, conlleva un componente de espiritualidad inevitable, comprende que su función es también tocar el espíritu de cada colaborador para que por sí mismo se encuentre constantemente motivado a lograr el fin único de su existencia, que bien podría ser la felicidad.


[1] Sanders, Hopkins y Geroy, (2003)