Buscador
Ver revista digital
Opinión

La Fed no colapsará los mercados financieros

25-08-2021, 7:39:49 AM Por:
FED y mercados internacionales
© Especial

Existe un consenso entre financieros de que es inminente el retiro de estímulos monetarios y alza de tasas, y esto será anunciado el 27 de agosto.

Entre los medios financieros y especialistas hay un cierto consenso en el sentido de que del simposio anual a celebrarse virtualmente en Jackson Hole el próximo 27 de agosto, la Reserva Federal (Fed) estadounidense saldrá con un mensaje claro: que es inminente el inicio del “tapering” (retiro de los estímulos de inyección monetaria) quizá este mismo año y que el alza de tasas de interés comenzaría en algún momento de 2022.

Esto ha llevado a algunos inversionistas y analistas a asumir que un derrumbe y hasta mercado bajista bursátil – y en general de los activos de riesgo-, podría estar a la vuelta de la esquina. Esta presunción es un error. Veamos por qué.

Iniciemos por decir lo obvio: no es descartable que, de cumplirse las expectativas aludidas arriba, sobre todo de cara a la siguiente reunión del Comité de Mercado Abierto (FOMC, por sus siglas en inglés) de la Fed el 21 y 22 de septiembre, sí podamos ver mayor volatilidad (caídas) en las bolsas de valores, divisas, metales preciosos, materias primas y hasta criptomonedas. Es normal que haya este tipo de correcciones más o menos fuertes, pues en el corto plazo son los sentimientos y las emociones las que mueven las decisiones de los inversionistas.

Sin embargo, una óptica más realista y objetiva nos hace ver que incluso si comienza un retiro paulatino y programado de las compras de activos de la Fed – que hoy alcanzan los 120 mil millones de dólares totales al mes-, ese banco central seguirá inyectando todavía una gran liquidez por lo menos durante el próximo año. En ese lapso cualquier signo de debilidad económica pospondría o cancelaría cualquier reducción adicional del estímulo.

Por si fuera poco, aun y cuando el FOMC optará por comenzar a escalar los tipos de interés en 2022, no lo hará en más de 25 puntos base (0.25 puntos porcentuales) cada vez por temor a apretar demasiado.

Pero vayamos más allá todavía: con un índice de precios al consumidor que reportó una inflación anual acumulada a julio pasado de 5.4 por ciento en Estados Unidos, y al mismo mes una inflación subyacente anual (excluye energía y alimentos) de 4.3 por ciento, queda más que claro que en términos reales, las tasas de interés están muy lejos de compensar el alza de precios. Es decir, tenemos rendimientos reales negativos, y no desde hace poco.

En el gráfico siguiente podemos apreciar que la tasa de fondos federales ha sido negativa en términos reales desde 2008, y que el rendimiento real de los bonos del Tesoro a 10 años también es negativo cuando menos desde 2020. Con la subida de inflación este año, los rendimientos reales se han desplomado más aún al mes de julio.

Nota del editor: Este texto pertenece a nuestra sección de Opinión y refleja únicamente la visión del autor, no necesariamente el punto de vista de Alto Nivel.

  • LEE MÁS:

mm Máster en Economía de la Escuela Austríaca; liberal, especialista del mercado del oro y editor del boletín de inversiones Top Money Report
Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios