revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Opinión

La educación en línea y sus retos en México

La educación en línea presenta importantes retos, el más importante es el acceso a internet de calidad para asegurar que la interacción sea eficiente

17-09-2019, 7:47:08 AM
Educación

Por Sergio Porragas*

La educación superior en México ha crecido rápidamente en los últimos años. De acuerdo con informes de la OCDE, en el año académico 2017-2018, 4.5 millones de estudiantes estaban matriculados en educación superior en México (2.4 millones más que en el año 2000). El 23% de los jóvenes en nuestro país concluyó su educación superior y, aunque el porcentaje ha crecido año con año, todavía está muy por debajo del promedio de los países de la OCDE (44%).

Además, alrededor del 40% del total de estudiantes está matriculado en universidades públicas federales y estatales, 20% en diversos tipos de instituciones tecnológicas y otro 35% en instituciones de educación superior (IES) privadas. Solo el 15% de estudiantes está matriculado en educación a distancia.

Es así que el potencial de inserción de jóvenes a niveles de educación superior es muy prometedor, si consideramos que ese 15% de estudiantes que aprovecha la tecnología para estudiar a distancia puede incrementarse notoriamente.

Lee: El creador de la escuela ‘consentida’ de Slim gana el Princesa de Asturias

Educación
Depositphotos

A pesar de que hay planes de desarrollo en este rubro, los organismos internacionales sugieren menos objetivos y más líneas de acción para generar un impacto real. Una forma de lograr un cambio a corto plazo en la educación superior es expandiendo las oportunidades y aprovechando las bondades de la tecnología a través de la educación a distancia o educación en línea, como se mostró en la reciente edición de ExpoEmpleoOCC, en donde instituciones académicas como UTEL, Colegio La Salle S.C., Conalep, Colegio Peterson, entre otras, estuvieron ofreciendo grandes oportunidades en esta modalidad.

Nuestro país tiene cada día más oferta educativa en línea. Tanto universidades públicas como instituciones privadas están apostando por incorporar este modelo para ampliar su cobertura y ofrecer más oportunidades de preparación a sus prospectos.

El más reciente estudio de Educación en Línea 2019, publicado por la Asociación de Internet.mx, revela que los motivadores de los internautas para decidirse por esta modalidad son tener flexibilidad en el plan de estudios y horarios, una plataforma disponible las 24 horas del día, tener un plan de estudios enfocado al mercado laboral, contar con evaluación y retroalimentación continua y aprender a través de casos prácticos.

Si bien esta modalidad puede ser un poco menos demandante que los programas presenciales, la realidad es que requiere su propio tiempo y, sobre todo, disciplina. De acuerdo con los internautas, la modalidad en línea les exige tener mayor responsabilidad, proactividad y dedicación y se convierte en una excelente opción, considerando que el 67% de los internautas mexicanos tiene empleo y puede tener un mejor manejo de su tiempo al combinar sus esfuerzos de trabajo y estudio.

Lee: 7 tips para alentar a que las niñas estudien carreras científicas

reforma educativa

Ya que el costo de la oferta educativa y el manejo del tiempo son los factores más importantes para los internautas, las universidades deben prestar atención e incrementar su oferta académica en esta modalidad y revisar que los planes de estudio estén enfocados a las necesidades del mercado laboral; las empresas, por su parte, deben reconocer los beneficios que otorga la educación en línea y darle el mismo nivel de valor curricular que a una modalidad presencial.

Es así que entre los beneficios claros de la educación en línea es que es una modalidad muy efectiva en términos de costo-beneficio, tanto para las universidades como para los alumnos; el otro beneficio de mayor relevancia es el alcance, ya que brinda acceso al conocimiento y la información a muchas más personas, lo que reduce la desigualdad de oportunidades.

Por otro lado, la educación en línea presenta importantes retos, el más importante de los cuales es el acceso a internet de calidad para asegurar que la interacción sea rápida y eficiente. También tiene el desafío de asegurar que toda la población ha adquirido la habilidad del manejo de herramientas digitales; además, al ser una modalidad que tiene costos más bajos y al carecer de una presencia física en el aula, promueve la deserción. Asimismo, los docentes deben tener la capacidad de utilizar las metodologías y recursos didácticos y, por último, uno de los grandes retos es la falta de interacción cara a cara profesor-alumno-profesor y entre compañeros, por lo que los programas deben asegurar que permanezca un sentido de comunidad ofreciendo foros en donde los estudiantes puedan hablar entre ellos.

Ante estos desafíos, la educación debe promover la participación conjunta de las instituciones de gobierno, educativas y de la ciudadanía para fomentar la cohesión social y contribuir a disminuir las desigualdades, lo que puede impulsarse a través de la educación en línea.

Por Sergio Porragas es director de Operaciones (COO) de OCCMundial*