revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Opinión

¿La CDMX es el mejor ejemplo de micromovilidad?

Desde 2013, con la llegada de la Ecobici, se comenzó a popularizar la micromovilidad y seguirán surgiendo empresas que ven un nicho de negocio en CDMX

08-04-2019, 5:47:06 AM
bicicleta, ecobici
Ecobici.

Empecemos explicando brevemente de qué trata el concepto de micromovilidad. La micromovilidad es una alternativa a las soluciones de transportes que resuelven el primer y el último trayecto de los recorridos diarios, por ejemplo, el que va de tu casa al Metro o el que va de una estación de metrobús a tu oficina, para estos recorridos de corto alcance, al menos en la CDMX tenemos una amplia variedad de medios de transporte: motonetas, bicicletas, bicicletas eléctricas y más recientemente scooters/monopatines o “patines del diablo” cómo me han platicado que se les conocía en México por ahí de los años 80.

Siempre han existido personas que por diversas razones se han transportado en bicicleta, patines o scooters para ir a su trabajo o para movilizarse en su barrio, sin embargo, desde 2013 con la llegada de la Ecobici se comenzó a popularizar la micromovilidad y de pronto en algunos sectores de la ciudad nos vimos invadidos por bicicletas rojas, luego por bicicletas naranjas y verdes y más recientemente por scooters negros con verde; seguramente  con el paso del tiempo seguirán surgiendo empresas que ven en la micromovilidad un nicho interesante de negocio.

¿Cuáles son los pros y los contras de estas nuevas formas de movilidad?

Según un estudio del McKinsey Center for Future Mobility, alrededor del 60% de los viajes en automóvil en todo el mundo son de menos de 8 kilómetros así que la micromovilidad puede beneficiar la manera de trasladarse por la ciudad, evitando la creación de embotellamientos.

Evitar la creación de tráfico obviamente los niveles contaminantes disminuyen y eso alivia un poco si no es que bastante nuestra conciencia ambientalista ya que al ser habitantes de una gran ciudad resulta algo complicado ser 100% ecológico; otro beneficio pues la activación física.

Para nadie es un misterio que vivir en una gran ciudad como esta nos obliga de cierta manera a ser un poco sedentarios quizá orillados por la inseguridad dejamos de salir con amigos, dejamos de caminar por las calles para hacer las compras y  para muchos la elección lógica es tomar un auto para transportarse.

Para poder implementar de manera satisfactoria soluciones de micromovilidad es conveniente la participación y adaptación de numerosos actores, desde los peatones y habitantes de la ciudad hasta las autoridades y empresas.

Las zonas donde más se ha visto reflejada la tendencia hacia la micromovilidad han sido donde hay oficinistas como: la Zona Rosa, Polanco, Del Valle, Nuevo Polanco, Cuauhtémoc, Doctores y la zona Centro, por mencionar algunas; al mismo tiempo estas zonas también tienen una gran demanda residencial.

Mucha gente basa sus búsquedas de un lugar para rentar o comprar una propiedad basándose en este tipo de transporte por ejemplo buscan si hay  ciclo estaciones o estacionamientos de bicicletas o scooters sin anclaje cerca, además de verificar si la infraestructura es la adecuada para movilizarse.

Hasta aquí todo bien ¿cierto? Pues no, lamentablemente la ciudad no ha tenido un desarrollo eficiente en cuanto a la micromovilidad y las autoridades parecen no entender cómo si estuviera mejor regulada  podría ser de mucho utilidad.

Uber

Desde mi punto de vista y como usuario de la bicicleta como medio de transporte me parece que hace falta ser menos laxo en cuanto a los reglamentos ya que cualquier persona que sepa andar en bicicleta o en scooter y tenga dinero para suscribirse a cualquiera de los programas de  préstamo puede movilizarse por las calles de la ciudad, pero al mismo tiempo si ignora sus obligaciones puede causar accidentes al no tener claro, por ejemplo que si va a transitar por la banqueta debe bajarse del vehículo y caminar con él, en el caso de una bici o que debe tener mucho cuidado con los cruces peatonales en el caso de los scooters.

A pesar del beneficio obvio que genera esta tipo de oferta, la Secretaría de Movilidad de la CDMX tuvo que limitarla, esto por las quejas recibidas por el mal uso de las vialidades que llevan a cabo algunos de los usuarios de estos servicios, por lo que a pesar de ser útiles, no solo en las zonas que mencioné antes, se ha limitado su uso en varios polígonos de la urbe

La Ciudad podría ser un gran ejemplo de micromovilidad si a) se extendieran los servicios a otras zonas igual de concurridas de la ciudad, b) si todos los que formamos parte del entramado ponemos de nuestra parte en el cumplimiento de las leyes que lo único que buscan es garantizar la seguridad de todos y c) si las autoridades ayudan a mantener en buenas condiciones la infraestructura y se preocupan por regular la transportación sin privilegiar a los automovilistas como lo han hecho hasta ahora.