Opinión

La verdad sobre la intervención rusa en las elecciones mexicanas

¿Hay una intervención rusa en las elecciones de México? La amenaza es potencialmente real, pero también la manipulación que los partidos políticos y grupos de poder puedan hacer de ella.

23-01-2018, 5:07:56 PM
intervencion rusa rusia mexico

Separemos realidad de fantasía. Hay que ver las amenazas potenciales a nivel país (pero también a nivel de empresa u organización) con cabeza fría. La amenaza de intervención rusa en las elecciones no es un cuento, pero la manipulación que puede venir de nuestros propios partidos y grupos de poder tampoco. Vamos por partes, con los elementos principales:

Estados Unidos y la intervención rusa

  • En Estados Unidos existe una investigación por parte de los organismos de inteligencia que ha dejado fuera de toda duda razonable que el gobierno ruso, por vía de su agencia de inteligencia militar (GRU), efectuó varios operativos cibernéticos para influir en la opinión pública estadounidense durante las eleciones de 2016.
  • Una de estas acciones fue el hackeo de las cuentas de correo electrónico del Partido Demócrata y del Republicano; información del primero luego fue turnada a WikiLeaks.
  • La otra forma de intervención rusa fue operar miles de cuentas de redes sociales como Facebook y Twitter para influir en la opinión pública estadounidense. El modo de operar de estas cuentas fue difundir al máximo noticias tendientes a dividir, radicalizar o escandalizar a la opinión pública en EU o a inventar fake news con el mismo objetivo.
  • El hecho fue aceptado finalmente por Facebook y Twitter, que han expresado en diversos grados, su intención de corregir el tema relacionado con las fake news o, por lo menos, advertir a sus miembros cuándo podrían haber recibido información de estas falsas cuentas rusas en el pasado.

La intervención en otros países

  • El Servicio Europeo de Acción Externa (EEAS) coordina un grupo de inteligencia que ha señalado públicamente que el gobierno ruso pretende intervenir en la opinión pública en Alemania, Francia y Holanda con motivos electorales. En especial, señaló que cuentas rusas están detrás de un torrente de fake news en contra de Angela Merkel y su posición a favor de la migración.
  • El comité de inteligencia y seguridad de Gran Bretaña anunció, apenas en noviembre de 2017, su intención de investigar a fondo la intervención rusa en este país, después de divulgar que unas 419 cuentas operadas por la Agencia Rusa de Investigación de Internet (IRA) emitieron más de 45,000 mensajes en favor del Brexit, 48 horas antes del referéndum.
  • Testimonios de expertos ante el Senado de Estados Unidos han declarado que la intención del gobierno ruso en Europa ha sido la de apoyar a los movimientos populistas de derecha, que se oponen a la Unión Europea y a la recepción de migrantes. La intención, señalan, es dañar a las democracias europeas y desintegrar a la UE. Algunos de estos testimonios apuntan a Russia Today (RT) como un medio de propaganda del Estado ruso.

Te recomendamos: Los círculos de AMLO para ser presidente

Una breve historia México-rusa

  • Los casos famosos de espionaje que involucraran a México y a la entonces URSS son muy pocos y son relatados por Guillermo Sheridan en un divertido artículo en Letras Libres en 2012. En él se habla de los intentos de liberar a Ramón Mercader, asesino de Trotsky, en los años 30 y de Gilberto López y Rivas, un mexicano que espió para la URSS entre 1971 y 1980, y acabó siendo víctima de un agente doble, Joseph Cassidy, que lo delató a los estadounidenses. López y Rivas terminó haciendo carrera política en el PRD.
  • Existe un libro de Juan Alberto Cedillo, Eitingon: las operaciones secretas de Stalin en México, que habla de lo relacionado con Trotsky, pero también de un general mexicano, Roberto Calvo, que estuvo al servicio de los soviéticos en los años 40. También, señala que desde México se trabajó en extraer los secretos de la bomba atómica a los estadounidenses.
  • Mucho después, surgió el extrañísimo caso de Juan Carlos Muñoz Ledo, quien divulgó a los medios, en 2011, una conjura en la Unión de Profesores de Ingeniería de la UNAM para hackear y contagiar viralmente sitios del gobierno de EU, no con Rusia, sino de la mano de Irán y Venezuela. El supuesto cabecilla del plan, el ingeniero Francisco Guerrero Lutteroth, había muerto en 2008 y, que se sepa, el caso no tuvo impacto alguno en la justicia mexicana.
  • Algunos autores y columnistas comenzaron a hablar de la posibilidad de intervención en México, desde el año pasado. Finalmente, fue este mes de enero que el gobierno de EU mencionó formalmente la posibilidad de que los rusos intervinieran en las elecciones mexicanas, lo dijo Herbert R. McMaster, asesor de Seguridad de la Casa Blanca.

Estos son los hechos sobre la supuesta intervención rusa. Ahora hagamos un rápido FODA para México exclusivamente respecto de una posible guerra cibernética este año electoral:

Amenazas

  • La propia intervención cibernética de mano de hackers y trolls rusos, pero también chinos, coreanos, cubanos y estadounidenses, entre otros.
  • La intervención cibernética de las fuerzas políticas internas: partidos políticos, grupos de poder, crimen organizado.
  • México es un flanco desde donde desestabilizar a Estados Unidos.
  • La fuerte competencia en esta contienda electoral puede atraer diversos tipos de violencia.

Te recomendamos: El rompecabezas de Meade

Oportunidades:

  • Aprovechar la coyuntura para construir una imagen más sólida del sistema electoral mexicano, a partir de nuevos blindajes.
  • Hacer equipo con expertos en EU, la Unión Europea y organismos internacionales para compartir defensas tecnológicas, así como iniciativas de empresas privadas de seguridad.

Debilidades:

  • La más importante: la falta de credibilidad de las instituciones gubernamentales y partidos políticos ante la opinión pública mexicana y la muy débil credibilidad de los medios para poder separar noticias de fake news.
  • La falta de blindaje tecnológico del gobierno federal y los partidos políticos. Muchas páginas públicas han sido hackeadas y ningún partido ha hecho grandes inversiones en este rubro.
  • La falta de protocolos de seguridad en la información. De nada sirve blindar al IFE, si un partido político puede terminar vendiendo su lista de electores al mejor postor.
  • La falta de un acuerdo de comunicación con Facebook y Twitter para conocer la apertura de cuentas que lancen información desde el extranjero, como se está buscando en EU. También para prevenir o transparentar la operación a destajo de bots y centros de community managers masivos, operados por los partidos políticos.

Fortalezas:

  • El blindaje de alto nivel que han alcanzado las instituciones financieras en México y diversas empresas privadas especializadas en seguridad tecnológica.
  • La creación y funcionamiento aceptable de la policía cibernética.
  • El gradual avance en la autoeducación del público para distinguir entre noticias falsas y reales.
  • La información preventiva sobre los casos de intervención rusa en Estados Unidos y Europa.

¿Qué se puede concluir de todo esto?

El escenario más probable para 2018 será uno en donde los intentos de hackeo a entidades gubernamentales, partidos políticos y autoridades electorales se multipliquen. Estos intentos serán mejor combatidos en el gobierno federal y el INE, pero los partidos políticos serán muy vulnerables.

El propio sistema electoral, incluyendo al PREP, pero también el Tribunal Federal Electoral, serían el objetivo más importante para un ataque cibernético. Un ataque exitoso podría dañar de forma irreparable la credibilidad de las elecciones.

Los ataques de trolls son muy probables, si bien podrían tender a ser más discretos, dado el grado de alerta que existe. Ello hablando de los que vengan del extranjero; los internos no parecen tener ninguna intención de detenerse.

Te recomendamos: Especial de Elecciones 2018

Qué hacer

  • El gobierno debe blindar al extremo los sistemas federales, ofreciendo todo tipo de garantías al INE y Trife. Debe abrir la participación a las mejores empresas privadas y convocar la participación abierta y transparente de otros gobiernos. No está de más pensar en “observadores electorales tecnológicos” que prevengan no solo una intervención rusa.
  • Es preciso exhortar a los partidos políticos a cuidar sus sistemas y endurecer la investigación y hallazgo de responsabilidades por fugas de información.
  • Hay que aceptar que el gobierno y partidos no tienen mucha defensa ante la desinformación, los fake news, debido a su falta de credibilidad. No estaría de más recurrir a ciudadanos notables para desmentir algunos de los peores infundios, una especie de fact-checkers aceptables para todas las partes en contienda y la mayor parte de la sociedad. Su opinión debería estar, de inmediato, en las redes sociales.
  • Igualmente, es preciso que Facebook y Twitter acuerden con el gobierno y los ciudadanos el mismo grado de transparencia que ofrecen en Estados Unidos acerca de estos intentos de influencia extranjera. No podría ser que ofrezcan un estándar allá, y uno diferente acá.

Por último, hay que resaltar que esto es lo que debería estarse discutiendo. Es válido transparentar la relación de algunos individuos con Russia Today, pero hasta ahí. Personalizar la amenaza cibernética extranjera hacia un partido o candidato fue una mala idea, porque desvió la atención hacia lo estéril e interminable. Es preciso dar marcha atrás y tomar acciones como sociedad para prevenir una amenaza que es muy real.

Nota del editor: Este texto pertenece a nuestra sección de Opinión y refleja la visión del autor, no necesariamente el punto de vista de Alto Nivel.

Alto Nivel ya tiene WhatsApp. Puedes agregarnos al 5552616725 y recibirás cada día solo nuestras noticias más importantes. Prometemos no saturarte.

Comentarios