Buscador
Ver revista digital
Opinión

Internacionalización y diversidad, tendencias en los futuros abogados

11-05-2021, 6:00:00 AM Por:
Becerril coca becerril
© Depositphotos

Estamos viviendo un proceso de internacionalización de la práctica de la abogacía en todos los niveles, firmas internacionales con oficinas en diversos países y una oferta de servicios profesionales jurídicos cada vez más globales

Por Soledad Atienza*, Joyce Sadka** y Eleonora Lozano Rodríguez***

La formación jurídica juega un papel clave en el desarrollo de la sociedad, ya que los juristas son un pilar fundamental. En la actualidad vivimos cambios importantes en la enseñanza del Derecho y vemos que existen palancas de cambio universales que afectan a la enseñanza jurídica en diferentes países.

Una de ellas es la internacionalización y otra es la diversidad.  Estamos viviendo un proceso de internacionalización de la práctica de la abogacía en todos los niveles, firmas internacionales con oficinas en diversos países y una oferta de servicios profesionales jurídicos cada vez más globales. Esto requiere dar una respuesta formativa a esta transformación y que las instituciones académicas ofrezcan una propuesta educativa en Derecho que incluya programas jurídicos con orientación internacional y que permitan el acceso profesional a varios sistemas jurídicos. Son ya varias las facultades de Derecho en Europa que ofrecen programas con formación jurídica internacional y algunas ofrecen formación que permite a sus graduados el acceso a la abogacía en más de una jurisdicción.

Por lo anterior, la internacionalización y globalización son una preocupación de las universidades latinoamericanas. Por ello han incorporado cursos de derecho comparado, derecho internacional y, algunas, derecho global.  La finalidad principal es ofrecer educación legal internacional a los estudiantes nacionales, dada la nueva realidad global. La gran mayoría de las facultades del continente han suscrito convenios para el intercambio estudiantil y del profesorado, y aunque aún no se dan los intercambios deseables en número, existen esfuerzos por incrementarlos.

Algunas universidades tienen profesores visitantes internacionales o estancias posdoctorales. Muchas cuentan con escuelas de verano, seminarios o encuentros internacionales, y participan en moot courts.  Aparentemente falta fortalecer la investigación internacional pues, aunque hay redes académicas establecidas los proyectos transnacionales, son aún incipientes. Incluso, algunas tienen oficinas centrales de la Universidad que manejan los asuntos de internacionalización, mientras que otras las tienen al interior de la Facultad.

Estos cambios ya se están percibiendo en algunos países de la región. Colombia, uno de los países de América Latina con escuelas de leyes con mayor prestigio, sigue la anterior tendencia. Y aunque la crisis de la pandemia ha generado dificultades para el intercambio académico también han surgido oportunidades dada la virtualización, al incrementarse ostensiblemente el número de cursos, seminarios y conferencias con invitados internacionales.

También desde México, observamos la misma tendencia hacia la internacionalización y la diversidad. Las facultades de Derecho mexicanas se componen por un faculty internacional con bases jurídicas en una diversidad de sistemas legales, tanto de derecho civil como de derecho común. Estas facultades logran con mayor frecuencia publicaciones internacionales en revistas indizadas, en colaboración con autores de otras regiones y tradiciones de derecho. En la enseñanza, existe un mayor énfasis en la formación de capacidades globales de abogacía, entre ellas la escritura legal, la argumentación oral y escrita, la participación de concursos internacionales como lo de arbitraje comercial, arbitraje internacional y competencia económica. En México, crecen los programas de intercambio académico que, si bien han sido afectadas en su forma presencial durante la pandemia, también han beneficiado de la forma remota de muchos eventos y cursos, permitiendo la participación de más alumnas y alumnos.

Además de los intercambios académicos, han aumentado los programas de grados conjuntos y doble grados, patrocinados por universidades mexicanas en colaboración con universidades destacadas de los Estados Unidos de América y de España. Las escuelas de derecho han sido elemento transformador respecto a la inclusión, la diversidad y la erradicación de la violencia de género. Se han involucrado de manera estrecha en sus respectivas comunidades universitarias en la creación de programas y protocolos para la inclusión y la eliminación de violencia y discriminación, y se plantea la creación de mecanismos de certificación de los programas de estudio respecto a la inclusión y el empoderamiento de las mujeres y otras personas en situación de vulnerabilidad.

Respecto a la diversidad, vemos como los proveedores de servicios profesionales jurídicos implementan políticas que promueven la diversidad e inclusión.  El despacho de abogados global Freshfields Bruckhaus Deringer, cuya senior partner es Georgia Dawson, ha creado un plan de objetivos de diversidad, para que las mujeres ocupen al menos un 40% de los puestos de liderazgo en el 2023 (https://www.lawgazette.co.uk/news/freshfields-sets-ambitious-diversity-targets-under-new-leader).  Y esto se ve reflejado como una de las tendencias entre las facultades de Derecho en Europa que promueven la diversidad e inclusión en sus comunidades, como confirma el informe Blueprint on global legal education de la International Bar Association y la Law Schools Global League (https://www.ie.edu/es/law-school/iniciativas/blueprint-global-legal-education/)

Las universidades latinoamericanas reflexionan cada vez más sobre la necesidad de Facultades de Derecho diversas e inclusivas. No sólo en lo que hace relación a la enseñanza transversal de temáticas de género, sino también velando por la participación de los diversos sectores de la comunidad académica jurídica en las grandes discusiones sobre la diversidad funcional, étnica y económica.

Colombia no es ajena a esta discusión. Existen cada vez más profesores y profesoras que lideran importantes investigaciones en género, pero también la intervención clínica en las problemáticas sociales de migrantes, prisiones, entre otras poblaciones marginadas socialmente, están en la agenda académica de las universidades colombianas.

Una de las vías para avanzar en la internacionalización y en la diversidad para las facultades de Derecho, son los acuerdos y las alianzas entre instituciones de diferentes países, que proporcionan a la comunidad académica un espacio para compartir experiencias y conocimientos, y ofrecen a los estudiantes la posibilidad de tener una formación jurídica realmente global, que les permita ejercer su profesión más allá de su país de origen.

*Soledad Atienza es Decana IE Law School

**Joyce Sadka es Head of Law Department Instituto Tecnológico Autónomo de México

***Eleonora Lozano Rodríguez es Decana Facultad de Derecho, Universidad de los Andes, Colombia

Nota del editor: Este texto pertenece a nuestra sección de Opinión y refleja únicamente la visión del autor, no necesariamente el punto de vista de Alto Nivel.

mm E University es una las de las instituciones académicas a nivel global con aprendizaje basado en la tecnología para los líderes que buscan hacer una diferencia en el mundo., con más de 500 académicos y estudiantes de 131 países.
Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios