revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Opinión

¿Hay una salida a la violencia en México?

A México se le impone una estrategia que EUA no aplica: una guerra frontal contra el mercado. Además de que no funciona, solo genera más violencia y corrupción en el país.

11-11-2019, 1:25:31 PM
Violencia

La negativa de Estados Unidos de regular drogas es la principal causa de que aún exista un mercado negro que genera violencia y corrupción en su país y en los países que las surten como México. 80% de los homicidios en nuestro país son ejecuciones de mercado negro de drogas.

A México, además se le impone una estrategia inusual, que los EUA no aplican: una guerra frontal contra el mercado. A sabiendas de que no sólo no funciona, sino que en un país de instituciones débiles como el nuestro, se crea un caos como el que hemos vivido en los últimos 13 años desde que inició el Plan Mérida.

México y Estados Unidos ante la amenaza de una recesión
Depositphotos

Atrapar capos y dividir cárteles sólo sirve para buscarle un chivo expiatorio a la DEA, con el cual pueda seguir justificando su propio fracaso. En Estados Unidos, cada año mueren más de 72 mil personas por sobredosis. Atrapar capos en México no reduce la oferta, ni el consumo.

Hay básicamente tres maneras de lidiar con el problema:

1.La más inteligente: regular drogas. Se reducen daños y se debilitan económicamente a las mafias. Funciona para todo tipo de drogas y para todo tipo de países. No hay excepciones. Son leyes económicas universales. Hay ejemplos de regulación desde la heroína en Suiza hasta la marihuana en Uruguay, algunos estados de EUA y Canadá, o el alcohol y el tabaco en todo el mundo.

2. No tan efectiva, pero pragmática: se administra el problema. Así lo hacen el propio Estados Unidos y algunos países europeos. No descabezan mafias ni atrapan a grandes capos. Pintan una raya: “De aquí para allá haz tu negocio, pero no me afectes la paz“.

3. La peor: Guerra frontal contra el mercado. México, Colombia, Brasil, Filipinas, etc., no bajan los consumos, ni la oferta y sí sube la violencia y la corrupción de alto impacto. Es una guerra contra el Estado de Derecho que colapsa al gobierno y a la sociedad por igual.

Te puede interesar: ¿Cómo puede ayudar EU a México en la lucha contra el narco?

Violencia
Notimex

En México, en los años noventa y principios de este siglo, la violencia estaba muy concentrada en las rutas de exportación, en algunas ciudades fronterizas y estados productores de amapola y marihuana. Ya no es así. México tiene su propio mercado doméstico y la lucha entre mafias por el control del mercado doméstico nos genera violencia en todo el país.

Si México regula drogas (ninguna debe estar en manos de mafias), puede reducir los daños a la salud, proteger mejor a los jóvenes y debilitar económicamente a las mafias.

Ahora, aun cuando México regule, Estados Unidos probablemente no van a regular la heroína, la cocaína y otras sustancias. El mercado negro de exportación se mantendría, con lo que probablemente se mantenga la violencia en algunas ciudades fronterizas y en algunos territorios productores, pero no en todo el país.

Marihuana
Reuters

¿Por qué no se ha regulado?

Andrés Manuel López Obrador parecía entenderlo, está en su Plan de Paz y de Seguridad. De hecho, es lo único bueno que encontramos en el plan. Lo demás son buenas intenciones y lemas. Sin embago, no ha regulado. El Congreso pudo hacerlo desde el año pasado con la marihuana y continuar con el cultivo de la amapola. No ha hecho nada. AMLO no ha cumplido su promesa de campaña y nunca lo hemos escuchado hablar sobre el tema con claridad.

¿Por qué? Porque no todos lo entienden y a AMLO parece que le preocupa más su nivel de popularidad que la paz de México. Sin embargo, los niveles de inseguridad en estadística y en historias macabras y operativos absurdos se multiplican. Este año será el peor de la historia reciente en materia de inseguridad y, de no regular, el próximo será igual de malo o peor.

nómina
Notimex

Podemos dar ejemplo de inteligencia, o de debilidad y estupidez

México se muestra como un país incapaz de gobernarse. Esa es la imagen que debe preocuparle al Presidente y no la propia. Pero no parece ser así. La inseguridad nos seguirá afectando social, económica y políticamente a todos los mexicanos.

La solución no es que Estados Unidos nos mande fuerzas especiales para ayudarnos a combatir a los cárteles. La solución está en regular y, con ello, cortar de raíz todos los males que la prohibición genera. Eso le daría oportunidad a nuestras autoridades y a la sociedad de avanzar hacia la paz.

Estados Unidos y México
Depositphotos

La regulación no es un tema fácil

Requiere conocimientos económicos y un poco de investigación. No es un tema popular, la población no le entiende y nadie, salvo algunas ONG’s -como Semáforo Delictivo o México Unido Contra la Delincuencia-, con pocos recursos, tratan de educar a la población. Aun explicado, no todos le entienden, incluyo en ello a muchos “especialistas en seguridad” que siguen confundiendo mercados con delitos.  

El Presidente, ingenuamente, sigue tratando de sortear el tema con discursos. Sin embargo, si a estas alturas insiste en más de lo mismo, no será tema de ingenuidad, sino de perversidad.  Ah, y el tema del control de armas o control de dinero sucio es buen lloriqueo, pero no logra nada.

Santiago Roel es Director y fundador del Semáforo Delictivo, herramienta de rendición de cuentas, evaluación y análisis del comportamiento de la delincuencia y violencia en México.

Nota del editor: Este texto pertenece a nuestra sección de Opinión y refleja la visión del autor, no necesariamente el punto de vista de Alto Nivel