Buscador
Ver revista digital
Opinión

Evaluación del talento, clave ante los retos post COVID-19

12-08-2020, 6:00:00 AM Por:
Talento
© Depositphotos

Si no se cuenta con el mejor capital humano en el lugar correcto, difícilmente se va a llegar a los resultados esperados.

Un cuestionamiento que resulta crítico para las empresas ante la nueva normalidad, es saber si cuentan con el personal indicado para encarar los retos post-Covid. La forma más certera de saberlo es a través de la evaluación del talento.

Hacer una revisión profunda, sistemática y objetiva de la fuerza laboral con la que se cuenta, resulta esencial ante el contexto organizacional actual, donde están suscitándose constantes cambios y gran parte de las compañías están siendo obligadas a reinventarse a fin de garantizar su permanencia en el mercado.

El proceso de evaluación del talento, además de ayudar a las empresas a identificar las fortalezas y áreas de oportunidad del capital humano, les permitirá colocar de nuevo y de forma estratégica a las piezas (colaboradores) correctas y en el lugar indicado dentro del tablero corporativo, para retomar así la partida y darle continuidad al negocio.

Este instrumento, que se emplea para verificar el grado de cumplimiento de los objetivos propuestos a nivel individual dentro de la organización, lo que busca es medir principalmente el rendimiento, la conducta y la obtención de resultados de los colaboradores, con el fin de identificar sus capacidades, insuficiencias, fortalezas, posibilidades, aptitudes, problemas y el grado de integración, entre otros aspectos. Es por lo anterior, principalmente, que el proceso de evaluación de talento es tan relevante, pues con esta información clave las organizaciones tienen un panorama más claro y son capaces de tomar decisiones de manera acertada.

Esta práctica hace visible lo que a simple vista no se ve, incluso si algunas áreas se tienen que reinventar como consecuencia de la crisis o si es necesario incorporar talento nuevo con habilidades diferentes; es por ello que la evaluación no debe quedar fuera de las organizaciones en estos momentos. En este sentido y con base en mi expertise, es que brindo a continuación los pasos a realizar antes, durante y después del arranque, con el propósito de garantizar el éxito de dicho proceso:

Lee: Onboarding digital; cómo recibir a un nuevo empleado a distancia

Antes

  1. Hacer un Stop obligado y asegurarse primero de enfocarse en la estrategia correcta.
  2. Preguntarse si el talento que los ha acompañado hasta ahora puede y quiere continuar bajo esta nueva visión. Asimismo, cuestionarse cómo se aseguran que ese recurso humano los llevará hacia la nueva meta.

Durante

  • Aplicar herramientas y metodologías robustas, que permitan tomar las mejores decisiones, para ello hay que visualizar el proceso en dos fases, esto con el propósito de darle mayor objetividad y asertividad.
    • Etapa del Assessment de Liderazgo y Potencial

Seleccionar la herramienta de evaluación que mejor se alinee con el modelo de competencia que rige a la compañía; lo que se busca es lograr una foto más completa del colobadorador. Se requiere medir su potencial, entender y conocer su liderazgo y estilo de trabajo. Al mismo tiempo que se conocen sus fortalezas y áreas de oportunidad, para posteriormente compararlas con las del perfil de éxito.

Etapa de entrevista por competencias

El objetivo es nutrir la información recabada para obtener una visión 360 del colaborador. A través de la entrevista, basada en la metodología de competencias, se busca que, a través de ejemplos o experiencias en proyectos pasados, el trabajador sustente, principalmente, sus fortalezas.

Lee: ¿Las mujeres son mejores líderes en tiempos de crisis?

Después

  • Poner en acción de forma paralela, el proceso de retroalimentación, seguido del acompañamiento en la creación del Plan de Desarrollo Individual.

Jugar a ganar, el principal beneficio

Las ventajas de esta práctica empresarial son tanto para la compañía como para el talento.

En lo que respecta a la organización, los principales beneficios a destacar son:

  • Permite identificar a los elementos clave y asignarlos en las posiciones que son de probabilidad para el éxito, esto contribuirá a que los retos del negocio se cumplan.
  • Al líder, lo deja identificar cuáles son esas oportunidades de desarrollo que tiene el equipo frente a los desafíos, para que se puedan tomar decisiones estratégicas, pero también acompañarlos en su evolución.
  • Representa una mayor rentabilidad y productividad, además de que propicia una agilidad para moverse más rápido hacia la toma de resoluciones.
  • Ayuda a la organización a tener un mapa estratégico para poder tener los planes adecuados de retención y desarrollo. 

Por su parte, entre las ventajas que brinda al colaborador se encuentran principalmente:

  • Aumentar el autonocimiento en lo que respecta a la identificación de fortalezas y áreas de oportunidad.
  • Empoderarlos en cuanto a su autodesarrollo.

Retos de una evaluación en tiempos post-Covid

Actualmente, existen diversos métodos de evaluación del talento, unos más sofisticados que otros, pero todos buscan estimar el desempeño de los colaboradores dentro de las organizaciones. La relevancia de este proceso, amerita no ser percibido como una sencilla tarea, que puede ser realizada por cualquiera. Se requiere de conocimiento y experiencia en el tema, pues debe llevarse a cabo bajo criterios de equidad, justicia y responsabilidad. Dicho lo anterior, hay que tener presente que pueden surgir obstáculos que reten a las compañías durante esta labor. En el caso particular del contexto de desasosiego que enfrentamos, la dificultad puede ser mayor, es por ello que a continuación enlisto, lo que a mi parecer son las principales limitantes durante una práctica de evaluación en tiempos post-Covid:

  • No contar con las herramientas adecuadas para seguir la metodología.
  • Que las empresas no logren visualizar qué es lo quieren como perfil deseado y con base en ello no puedan evaluar al talento.
  • El correr procesos de medición del desempeño bajo entornos de tanta inestabilidad, genera nerviosismo y las cosas no suelen fluir de manera natural.
  • Que no sea posible lidiar con la subjetividad, porque un beneficio que regala esta práctica es que hace objetivo lo subjetivo, y justo eso es lo que se requiere actualmente en las organizaciones, que cuenten con todos los elementos para que tengan la fuerza necesaria y que no existan sesgos a la hora de tomar decisiones.
  • Que no se aproveche esta información lo suficiente, que no se explote toda esa data para armar estrategias.

Recomendamos: Por qué es importante la retroalimentación a distancia y cómo darla

En este sentido, resulta importante correr estos procesos preferentemente con una consultora externa, pues ayudará a manejarlos con una mayor objetividad, y poder identificar con una mirada fresca al mejor talento para la organización. Y es que, aún cuando ésta es una labor del líder de Recursos Humanos, siempre se corre el riesgo de que haya un sesgo en la toma de decisiones.

Algo importante en este tipo de prácticas es la comunicación, por ello debe ir asociada a un proceso de Change management y asegurar que a través de mensajes claros se baje el nerviosismo del talento. Ya que cuando se dice evaluación, lo primero en lo que piensan los colaboradores es en el despido. Precisamente, para contrarrestar esto es que es importante se acompañe de una estrategia de comunicación robusta, lo suficiente para que no sólo se vea como un programa de evaluación sino como uno de desarrollo.

Por último, y como lo he recalcado en participaciones anteriores, estamos en una epoca crítica y sin precedentes, donde ha habido más perdidas que ganancias. Las empresas están desesperadas por contar con liquidez, y el llevar a cabo una evaluación del talento puede significarles una inversión. Sin embargo, hay que tener presente que no va a haber nada que mueva a esta realidad, si no es movido por el talento. Independientemente que se tenga la mejor tecnología y/o el mejor financiamiento, si no se cuenta con el mejor capital humano y en el lugar correcto, difícilmente se va a llegar a los resultados esperados. Es por ello, que me atrevo a aseverar que la única manera en la que se va a lograr jugar el nuevo juego, el jugar para ganar, es a través del talento diferenciado, enfocado, y que tenga las habilidades necesarias para poder sortear los fuertes retos que se avecinan. Esto se consigue a partir de la evaluación.

Nota del editor: Este texto pertenece a nuestra sección de Opinión y refleja únicamente la visión del autor, no necesariamente el punto de vista de Alto Nivel

mm Experta en diversidad, atracción y desarrollo de talento. Directora General de @StrategicMexico
Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios