revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Opinión

Esta es la agenda de riesgos para la economía global 2019-2020

Las empresas no pueden impedir la existencia de amenazas, sin embargo pueden reducir el impacto negativo, gestionando adecuadamente sus propios riesgos.

07-03-2019, 11:19:12 AM
T-MEC

Por Daniel Ortiz*

Las empresas globales ya están preparando su agenda de riesgos para el año 2020, con un horizonte de al menos cinco años, para poder prevenir escenarios que puedan afectar sus operaciones financieras en el marco de los posibles cambios que sufra la economía global.

La guerra comercial entre Estados Unidos y China, con la probable desaceleración de ambas economías, las elecciones intermedias en Estados Unidos, la entrada en vigor del nuevo acuerdo comercial en Norteamérica (USMCA/T-MEC), el aumento exponencial de los ciberataques, el uso de nuevas tecnologías que facilitan las transacciones comerciales y financieras, la incorporación de la inteligencia artificial en la vida de las empresas, el cambio de paradigma laboral de los seres humanos y el combate a la delincuencia organizada, trata de personas, corrupción e impunidad en América Latina son algunos de las variables que están tomando en cuenta las consultores globales de riesgo en los foros de análisis económicos como el de Davos en 2019.

Lee: Trump dice que México pagará el muro con el T-MEC y así responde AMLO

Para el caso concreto de México las empresas tienen que estar listas para atender los riesgos relacionados con la entrada en vigor del T-MEC que exigirá a las compañías mayores compromisos en materia de ciberseguridad y combate al lavado de dinero. La incorporación de nuevas tecnologías en el comercio y las transacciones financieras están siendo acompañadas por crecientes ataques de criminales cibernéticos que están teniendo ganancias millonarias que afectan la economía y el prestigio de las empresas.

RiesgosArchivo

A continuación se presenta una lista de acciones estratégicas que pueden llevar a cabo las empresas para enfrentar globalmente estos tres riesgos presentes y futuros.

1.-Nuevos riesgos en el comercio regional. Además de algunos ajustes a las reglas de origen, sobre todo en el sector automotriz y de manufactura, el USMCA/T-MEC presenta ajustes en materia de corrupción, ciberseguridad y propiedad intelectual. El acuerdo establece el compromiso de los tres países para incentivar a que las empresas adopten programas de cumplimiento, para identificar y combatir la corrupción dentro de sus estructuras.

Con respecto a las nuevas disposiciones comerciales y ciberseguridad las áreas jurídicas y de compliance deben informar y concientizar al resto de las áreas de sus empresas de los cambios regulatorios que están considerados para bien en este nuevo tratado. En materia de protección de la propiedad intelectual destacarán mayores esfuerzos, sobre todo de Estados Unidos, para proteger su industria de innovación, nuevas tecnologías y comercio de contenidos digitales. Según el texto del tratado, las empresas tendrán que cuidar todo lo relacionado con el comercio regional en materia de derechos de autor, marcas, patentes y secretos industriales.

2.-Ataques cibernéticos. El uso acelerado de nuevas tecnologías, que facilitan las transacciones comerciales y financieras, está abriendo brechas de seguridad que aprovechan los ciber delincuentes. Ya no se habla de simples hackers que querían ocasionar daño a las empresas y gobierno.

Las autoridades ya ven esta actividad como un fenómeno delictivo doméstico con ramificaciones internacionales. Afortunadamente los bancos que operan en el país se están coordinando mejor con el Banco de México y las autoridades de procuración de justicia y seguridad como la Agencia de Investigación Criminal y la Policía Federal. Por lo anterior, muchos especialistas sugieren la necesidad de crear una Agencia Nacional en materia de Ciberseguridad que aglutine todos los esfuerzos que hace México frente a esta nueva amenaza.  

Recordemos que el estudio titulado el Verdadero Costo del Fraude 2018 de LexisNexis Risk Solutions (https://risk.lexisnexis.com/global/es/resources/2018-true-cost-of-fraud-mexico) encontró que México ocupa el segundo lugar de Latinoamérica como país más vulnerable a ciberataques relacionados con piratería informática, robo de identidad y fraude en tarjetas de crédito. Este mismo estudio indica que las empresas dedicadas al eCommerce a nivel global presentaron pérdidas por 20 mil millones de dólares, principalmente por transacciones vinculadas con alguna modalidad de fraude en línea como el robo de identidad o usurpación de una cuenta ajena.

RiesgosDepositphotos

Más de 2,000 compañías han visitado este centro de simulaciones, y la demanda por vivir esta experiencia es cada vez mayor.

La prevención de los ciberataques continuará estando en la agenda de riesgos de las empresas rumbo al 2020.

III. Prevención contra el lavado de dinero. El gobierno de México, que encabeza el presidente Andrés Manuel López Obrador, está centrando sus esfuerzos en materia de combate a la corrupción, violencia e inseguridad en el combate al lavado de dinero.

La Unidad de Inteligencia Financiera (UIF) de la Secretaría de Hacienda que encabeza el exfiscal electoral Santiago Nieto es pieza clave en esta lucha. En este sentido, las agencias de seguridad de Estados Unidos han manifestado su interés de fortalecer su relación con México luego que se abandonara este instrumento eficaz para atajar la corrupción y la violencia vinculada con la delincuencia organizada. Las empresas tendrán que tener particular cuidado con la corrupción política, el robo de combustibles trata de personas y trasiego de drogas, sobre todo sintéticas a base de amapola.

a) Corrupción política. Funcionarios federales y locales de gobiernos anteriores estarán en la mira de la nueva Fiscalía General de la República (FGR) sobre todo con las llamadas “empresas fantasmas” que ayudaron a la blanquear miles de millones de pesos. Muchas personas políticamente expuestas (PEP), durante la anterior administración del presidente Enrique Peña Nieto, estarán siendo investigadas por las nuevas autoridades cuando salgan a relucir nuevos casos de corrupción expuestos por los medios de comunicación.

b) Robo de combustibles. La primera batalla frontal de este gobierno fue contra el robo de combustibles que se calcula que al año generaba pérdidas al Estado mexicano por 60 mil millones de pesos. Ya se anunció el inicio de investigaciones judiciales y bloqueo de cuentas a empresas privadas y expolíticos vinculadas con el llamado “huachicoleo”. La UIF y la FGR están al frente de estas investigaciones judiciales sobre lavado de dinero. El problema de corrupción e inacción de administraciones pasadas era que no se judicializaban los casos detectados de lavado de dinero. Esto está cambiando con la nueva administración.

c) Trata de personas. México está siendo fuertemente presionado por el gobierno de Estados Unidos para detener el tráfico ilegal de personas hacia su territorio. La lamentable situación de pobreza y violencia en Guatemala, El Salvador y Honduras seguirá provocando fenómenos migratorios por México. Los Departamentos de Estado, Justicia y Seguridad Interior (Homeland Security) de Estados Unidos buscan impedir que el lavado de dinero, entre los dos países, siga alimentando el tráfico y la trata de personas, el cual es el segundo crimen transnacional más lucrativo del mundo.

d) Tráfico de drogas. La crisis de opioides que vive Estados Unidos (60 mil muertes anuales por sobredosis) tiene en la mira a México como el principal abastecedor de drogas sintéticas que tienen como base el opio. China sigue siendo el principal productor de precursores químicos con los que se producen estas drogas en laboratorios de México y Estados Unidos. Las empresas que se dedican al comercio marítimo y terrestre transfronterizo deben cuidar que no se utilicen sus canales de distribución hacia Estados Unidos para el trasiego de estas drogas y precursores químicos, principalmente el fentanilo.

Riesgos

Conclusiones y recomendaciones

La inclusión de nuevos temas en el T-MEC que no estaban incluidos en el NAFTA, como corrupción, sobornos y ciberseguridad, requieren de la atención y coordinación de todas las áreas de las empresas para poder aprovechar mejor las oportunidades que puede significar la entrada en vigor de este nuevo tratado desde el primer día de su operación.  Los ciberataques seguirán estando presentes por la rápida asimilación de los consumidores mexicanos de los beneficios del comercio y la banca electrónica.

Asimismo, las empresas encontrarán mayores presiones para evitar el lavado de dinero que está indexado a la delincuencia organizada transnacional.

Rumbo al 2020, las empresas tienen tres acciones estratégicas que implementar:

  •  Fortalecer las áreas de cumplimiento regulatorio (compliance),
  • Actualizar sus agendas de riesgos y
  • Prevenir los fraudes, ataques cibernéticos y el lavado de dinero a través de la utilización de nuevas herramientas tecnológicas, que afortunadamente ya se encuentran disponibles en el mercado.

Recomendamos: Así es como NEC se prepara contra la guerra de ciberataques

*Director de Desarrollo de Negocio para Latinoamérica de LexisNexis® Risk Solutions México

También podría interesarte:

Artículos relacionados

Comentarios