revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Opinión

En el México de la 4T, la inclusión será clave para las empresas

Existen tres factores globales que vale mucho la pena entender, para decidir si la inclusión es solo una propuesta política o algo a tomar muy en serio.

23-12-2019, 6:25:20 AM
progreso

Por Ernesto Barroso Boelsterly*

En el marco del Primer Informe de Gobierno, se ha hablado mucho de la Cuarta Transformación, (4T) y de si vamos por el camino correcto. Estuve en un par de foros en los que se abordó el futuro de México bajo el cobijo de la presente administración y hubo un comentario que me dio algo de certidumbre, en este largo año de incertidumbre…, el tablero se llama, 4T y es el juego que nos toca jugar en los próximos 5 años. No presumiré y decir que entiendo el futuro de ésta, pero sí veo una regla clara en este juego, y se llama inclusión.

Sin entrar a un análisis exhaustivo y profundo de cómo MORENA logró la arrolladora campaña que los puso en el asiento presidencial, destaco uno de sus grandes éxitos: el discurso sobre la exclusión económica y social en México.

Más que cuestionar si el Gobierno actual va en el camino correcto para lograr la inclusión, es importante entender el papel que se le plantea a las empresas en los tiempos de la presidencia de AMLO. ¿Es entonces, la inclusión “el juego” que nos propone la 4T al sector privado? En su propuesta política me queda claro que sí; incluso en el Primer Informe de Gobierno se infiere la intención. Existen tres factores globales que vale mucho la pena entender, para decidir si la inclusión es solo una propuesta política o algo a tomar muy en serio.

Te puede interesar: NOM 035 laboral: el bienestar es una responsabilidad

Cuestionamiento a los Sistemas de Gobierno

En todo el mudo, los cambios drásticos de gobierno en estos últimos años, dejan claro que hay un hartazgo social sobre los sistemas económicos y políticos que no lograron – durante poco más de un siglo – cerrar la brecha de la inequidad social y la inseguridad. Dicho en otras palabras, son sistemas excluyentes o por lo menos esa es la percepción social. Lo comprobamos con respuestas sociales por vías democráticas y otras no tanto:

  • Golpes de estado, cambios drásticos de gobierno y manifestaciones de descontento social en América Latina (Chile, Bolivia, Cuba, Venezuela, México, por señalar algunos).
  • Las manifestaciones antigubernamentales en Hong Kong.
  • Deseos de independencia y cambios de régimen en la Unión Europea.
  • Trump y su estilo de gobierno para hacer a E.U. grande otra vez.

Mensajes claros de una sociedad confundida que implora sistemas económicos y de gobierno mucho más inclusivos.

La Generación Z y el “Inclusive Growth

La generación Z es una generación inclusiva en su pensar y actuar, que cuestiona la mentalidad capitalista del “crecimiento a toda costa”. El modelo capitalista falló rotundamente a la inequidad e inseguridad y esto lo tienen claro los “GenZer’s”; a esta tendencia por la inclusión se le conoce como “inclusive growth” y exige un actuar inclusivo a gobiernos y empresas. Esto no es una tendencia pasajera, es algo que está en la agenda del Banco Mundial con el World Economic Forum (WEF)(1). El IPADE Business School(2) en México, junto con otras escuelas de negocio del mundo, han sido de los principales promotores del “inclusive growth” en conjunto con el WEF, FMI, OCDE y el Vaticano. La OCDE tiene un apartado específico que habla del “Inclusive Growth(3).

Esta tendencia sube a la inclusión y la sustentabilidad como una estrategia prioritaria dentro de la planeación estratégica. La estrategia de inclusión y sustentabilidad pasó de ser un “good to have” a un “must have” y los grandes fondos de capital hoy lo están exigiendo.

El empoderamiento de la mujer

Este tema es otro de las grandes tendencias que afortunadamente viene para quedarse. La mujer y su rol en la sociedad ha ido evolucionando en las últimas décadas a un papel mucho más activo en temas de empresa y gobierno. La inclusión de la mujer en roles de liderazgo es clave para un futuro inclusivo, aunque hay un gran camino por recorrer, es un realidad cada vez más común.

Tenemos una realidad frente a nosotros: una propuesta de inclusión inmersa en la 4T y tendencias globales que piden a gritos la inclusión en la estrategia empresarial. ¿Es entonces, la inclusión una ventaja competitiva o una obligación para las empresas mexicanas?

Opinión: Carácter y ética, indispensables en el directivo de hoy

*Ernesto Barroso Boelsterly Director de la Licenciatura en Administración y Recursos Humanos de la Facultad de Empresariales de la Universidad Panamericana, campus México

Ver comentarios

Comentarios