Opinión

El secreto del líder camaleónico para trabajar con 5 generaciones

5 generaciones que están trabajando simultáneamente en una empresa y necesitan un líder camaleónico que pueda integrarlos a todos.

22-10-2018, 3:49:20 PM
Líder camaleónico Líder camaleónico

Este 2018 está siendo emblemático a nivel generacional, porque se incorporan 5 generaciones en el ámbito laboral: 5 generaciones que están trabajando simultáneamente en una empresa.

Por un lado, están las personas a las cuales se les conoce como Tradicionalistas o Veteranos, gente que nació entre 1900 y 1945. Si sacamos cuentas, nos vamos a dar cuenta de que hay gente que tiene 75 años y está trabajando (pensemos en nuestros papás que, en muchos casos, todavía están laborando). Después está la generación Baby boomer (que es mi generación), gente que nació entre 1946 y 1964; se trata de la generación que continua al fin de la segunda guerra mundial, es una generación que venía con la encomienda generacional de “reconstruir el mundo”; cuando ellos nacieron el mundo estaba devastado.

Posteriormente, tenemos la Generación X, integrada por personas que nacieron entre 1965 y 1980: es la “generación puente” porque es una generación que ya empieza a utilizar la tecnología para fines lúdicos, es decir ya jugaban con juguetes electrónicos. Y es una diferencia muy importante porque todos los niños previos a esa generación jugaban a lo que jugaban las generaciones anteriores: a las escondidas, a la cuerda … La característica “puente” de esta generación se vuelve muy significativa, ya que les permite entenderse tanto con la generación anterior como con la posterior, por lo que se comunica tanto con las generaciones de antaño como con las nuevas generaciones. De hecho, hoy es la generación que está dirigiendo el mundo, muchos presidentes de compañías y ejecutivos de alto nivel pertenecen a la generación X.

Después tenemos la Generación Millennial, los que nacieron entre 1981 y 1995 (algunos hablan del 2000); Hoy en día, las personas que forman parte de esta generación empiezan ya a tener posiciones de autoridad dentro de las organizaciones y, actualmente, representan el 60% de la fuerza laboral. Son ellos los que están cambiando y transformando todos los paradigmas de la empleabilidad hoy en día.

Y, finalmente, tenemos a la Generación Z, que se ha incorporado al mercado laboral en el 2018. Se trata de personas que nacieron en el 2000 y que han cumplido 18 años en el 2018; momento en el que muchas personas se incorporan al terreno laboral.

lider ser tener hacer

Ante esta diversidad, ¿Qué hacer para integrar a todas las generaciones en un equipo de trabajo?

  1. Lo primero que el líder de un equipo de trabajo debe entender es que este contexto representa todo un desafío. Todavía escucho a algunos gerentes, directores y ejecutivos de diferentes compañías decir que todo esto “les parece un invento”, cuando lo cierto es los paradigmas entre diferentes generaciones han cambiado de manera relevante (independientemente de la obviedad de ser joven o viejo, y con lo que esto repercute en la manera de pensar …). Los paradigmas que rigen a las diferentes generaciones son totalmente distintos y eso hace que se colapsen en la parte operativa, por lo que lo primero que un líder tiene que tener claro es que sí está frente a un desafío, y créanme que no hay cosa peor que estar frente a un reto y no verlo, porque, ciertamente, si no lo ves, no haces nada para enfrentarlo.
  2. Distinguir cuáles son los paradigmas que rigen y que motivan a cada una de las generaciones que tenemos enfrente; es decir, detectar y analizar qué necesitan, qué les preocupa, y qué les motiva. Estas 3 preguntas no son casuales, son las 3 preguntas que se tiene que hacer un líder, eso le va a permitir definir practicas y procesos que le den a cada quien lo que necesita.

El Líder del siglo XXI debe tener una personalidad camaleónica: tiene la capacidad de adaptarse al entorno actual integrado por diferentes generaciones (desde la generación tradicional a la millennial y generación Z). Y lo cierto es que el líder actual puede obtener un gran beneficio de este contexto. Como en todo, hay pros y contras, pero se ha hablado ya mucho de los contras (conflictos que se generan en este entorno…) pero, justamente, el líder camaleónico va a poder capitalizar lo mejor de las 5 generaciones del mundo organizacional actual.

No hay ninguna generación que no nos aporte beneficios. En este sentido, todos deben poder y tener posibilidad de aportar. Frente a ello, la clave está en la capacidad del líder en ser sinérgico, que genere un entorno de propósito común, y que a cada uno le dé lo que necesita para que cada uno pueda aportar desde ahí lo mejor para el equipo. Eso es lo que hace la gran diferencia: un líder que pueda sacar un beneficio concreto de cada una de las generaciones.

Por otro lado, considero que es la tecnología, en buena medida, el origen de los posibles conflictos generacionales que hayan podido surgir. La tecnología y la información que viene de la mano de ella hizo diferentes a las generaciones, y siendo así, diría que la diferencia está en los “cómos”. Es decir, la forma en la que un millennial quiere resolver una situación es totalmente diferente a la que yo, baby boomer, la quiero resolver. El objetivo es igual para todos, pero en los “cómos” está la diferencia. Por lo que pensemos que, finalmente, las 5 generaciones quieren lo mismo, nada más que los “cómos” son diferentes.

Todos queremos grandes resultados, un entorno donde nuestro potencial sea estimulado/liberado, un entorno sinérgico donde todos podamos ayudarnos y aprender, donde, bajo un propósito común, nos tenemos que poner de acuerdo es en los “cómos”; y de ahí nos tenemos que agarrar para generar ese entorno de diversidad y capitalizarlo.

Nota del editor: Este texto pertenece a nuestra sección de Opinión y refleja la visión del autor, no necesariamente el punto de vista de Alto Nivel.

También podría interesarte:

Comentarios