Buscador
Ver revista digital
Opinión

¿Deberías invertir en acciones que pagan dividendos? Estos son sus pros y contras

25-11-2021, 6:00:00 AM Por:
Fintech, acciones, finanzas, bolsa de valores, banca digital,
© Austin Distel vía Unsplash.com

Las compañías bien establecidas como Apple, Coca-Cola, Chevron, Johnson & Johnson y Target

A pesar de ser populares entre muchos inversionistas, especialmente aquellos que están preparando sus ahorros para la jubilación, las acciones que pagan dividendos requieren un poco más de investigación por parte de quienes comienzan en el mercado de valores global.

Las acciones que pagan dividendos no son un término más en el diccionario bursátil: son una verdadera opción para los inversionistas que buscan un activo de menor riesgo, ya que se considera que son las acciones menos “volátiles” que se pueden poseer.

¿Qué es una acción que paga dividendos y cómo se compara con otras acciones disponibles para los inversionistas principiantes?

Los dividendos son esencialmente una forma de recompensar a los accionistas por su propiedad parcial de una empresa. Cada accionista tiene una determinada participación en la empresa que cotiza en bolsa y, por lo tanto, tiene derecho a una parte de sus utilidades.

Si bien algunas empresas no pagan dividendos y prefieren reinvertir las utilidades en otros emprendimientos –como hizo Tesla con su inversión en bitcoin–, las compañías bien establecidas como Apple, Coca-Cola, Chevron, Johnson & Johnson y Target generalmente pagan dividendos trimestrales, semestrales o anuales.

Los dividendos se distribuyen en función de la participación de cada accionista en la empresa, ofreciéndoles una cierta cantidad de efectivo o acciones por cada acción que poseen. Por ejemplo, si Apple anuncia un dividendo de 80 centavos de dólar por acción, un accionista con 50 acciones recibirá un dividendo de 40 dólares.

Ventajas de las acciones que pagan dividendos

Invertir en acciones con dividendos ofrece dos caminos para obtener ganancias potenciales: la ganancia de capital a través de aumentos en el precio de las acciones y el rendimiento por los dividendos. Por lo tanto, muchos inversionistas que tienen un apetito de riesgo bajo y buscan un crecimiento en el largo plazo, basan al menos parte de su cartera de renta variable en acciones que pagan dividendos.

Las acciones que pagan dividendos esencialmente permiten a los inversionistas cobrar mientras esperan la revaluación del capital. Históricamente, los dividendos han proporcionado el 43% del rendimiento total del índice S&P 500.

Lo que se obtiene es un flujo constante de ingresos con poco o ningún trabajo, muy parecido al interés en una cuenta bancaria, pero con un mayor potencial de retorno de la inversión (ROI).

Las empresas de calidad que pagan dividendos también suelen ser más maduras y estables que la compañía emisora promedio. Estas acciones suelen resistir mejor en mercados a la baja que las acciones más especulativas.

Elementos en contra, para tener en cuenta

Como las empresas no están obligadas legalmente a pagar dividendos o a aumentar los pagos que realizan, en momentos de tensión financiera significativa, algunos dividendos pueden reducirse o suspenderse.

A diferencia de los bonos, donde la falta de pago de intereses puede poner a una empresa en incumplimiento, una empresa puede decidir recortar o eliminar un dividendo cuando lo desee. Un ejemplo de esto se dio a raíz de la pandemia. Muchas empresas, en particular en las industrias de viajes, ocio, petróleo y gas, decidieron recortar sus pagos de dividendos para cubrir adecuadamente sus gastos internos. Desde Nordstrom hasta General Motors suspendieron sus dividendos en 2020, mientras que empresas conocidas por sus pagos confiables, como Shell, los suspendieron por primera vez desde la Segunda Guerra Mundial.

Los inversionistas deben estar alertas de que el alto dividendo pagado por alguna empresa no se deba a que sus acciones han sufrido una caída significativa en el precio, lo que sugiere problemas financieros que podrían impedir su capacidad para realizar pagos futuros. Además, se debe comprender el riesgo relacionado con las tasas de interés, y cómo un entorno de tasas en aumento puede potencialmente hacer que las acciones que pagan dividendos sean menos atractivas.

En general, para minimizar y mitigar las pérdidas, y como siempre se recomienda al usuario de plataformas como eToro, es fundamental que los inversionistas procedan con cautela e investiguen con precisión sus inversiones antes de dar el paso. También es importante que tengan como objetivo diversificar su cartera, con una gama de acciones de diferentes sectores al lado de aquellas que pagan dividendos, como títulos de diferentes industrias, materias primas y otros instrumentos financieros, para reducir el riesgo aumentando la variedad de inversión.

RECOMENDAMOS:

mm Directora para España y América Latina de eToro. Licenciada en económicas por la Universidad Nacional del Rosario, Argentina.
Suscríbete al Newsletter

Mantente actualizado con la mejor selección de noticias

Comentarios