revista
Suscripciones Media Kit

Síguenos

Opinión

Cuidar el talento humano, un desafío que enfrentan las pymes

Las pymes deben no solo deben enfrentarse al reto del financiamiento y la digitalización, también al de la atracción de talento humano

25-07-2019, 10:38:53 AM
Colaboradores

Por Sergio Porragas

Los retos actuales en materia económica son para todos, tanto para los individuos como para las organizaciones generadoras de empleos, sin importar su tipo y su tamaño. En el caso particular de las pequeñas y medianas empresas, se enfrentan a otros desafíos de financiamiento, digitalización de sus procesos de negocio y, principalmente, de permanencia en el mercado.

Es así que, por su volumen, estas empresas son las grandes generadoras de empleo en el país y cualquier afectación en sus ventas por problemas económicos de México implica el riesgo de reducción en su platilla laboral y hasta la desaparición del negocio.

La Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos (OCDE) presentó el mes pasado su reporte Perspectivas sobre el espíritu empresarial de las pymes, en el cual informó de que este tipo de empresas emplean en México 11.5 millones de personas, el 71% del total del país, pero contribuyen solo con 37% del valor agregado de la economía de la nación.

Lee: El reto de las Pymes es sobrevivir y la tecnología puede salvarlas

Comparadas estas cifras con las ofrecidas por la OCDE a nivel global, que aseguran que las pymes representan un 60% del empleo y entre 50 y 60% del valor agregado, la productividad en las de México es baja y mucho más baja en las microempresas, que contribuyen con 45% de los puestos. Pero su cuota de valor agregado es del 12%, por lo que, de acuerdo con el informe, este grupo de empresas pesan en la productividad de la totalidad de la economía.

A nivel global, el reporte informa que los sueldos en este tipo de empresas suelen ser bajos y, asimismo, señala que los cada vez mayores empleos de baja productividad han resultado en más empleos poco remunerados. Las pymes, incluso las de mayor tamaño, suelen pagar a sus empleados un 20% menos que las grandes compañías. Esta es una realidad también en México y las personas que buscan empleo lo perciben.

De acuerdo con una encuesta que realizamos en mayo pasado en OCCMundial a personas que buscan empleo, 7 de cada 10 de ellas se visualizan laborando en una empresa grande. A pesar de esto, entre las ventajas de trabajar en una empresa mediana ven la oportunidad de crecer profesionalmente con mayor rapidez, incrementar su experiencia y desarrollo de nuevas habilidades y contar con una estructura más flexible que les permita involucrarse en más de un área. En cuanto a las desventajas, de acuerdo con su percepción, es que no siempre ofrecen salarios y prestaciones competitivas, invierten pocos recursos en capacitación de su personal y generan incertidumbre sobre la permanencia del negocio.

Lee: Qué es el factoraje y por qué es fuente de financiamiento para PyMEs

Con relación a los sectores, las pymes mexicanas emplean, principalmente, personal para el sector servicios: el 90% del empleo en el comercio mayorista y minorista, el alojamiento, la alimentación y las actividades inmobiliarias lo genera este tipo de empresas, según la OCDE. En cuanto a categoría del puesto de trabajo dentro de las empresas, las mejoras en la productividad se ubican en las actividades profesionales, científicas y técnicas, aunque con niveles de productividad aún muy por debajo del promedio para todas las empresas de Estados Unidos.

Es por lo anterior que las pymes deben de seguir evolucionando, a pesar de los retos actuales. Su crecimiento se basa también en su capacidad de inversión y su prioridad debe de ser la inversión en contar y retener al mejor talento humano. De esta manera, deben esforzarse para ser percibidas como buenos lugares para trabajar, no solo por su volumen, sino por su calidad, innovación y productividad. Así podrán atraer a los mejores empleados, quienes ayudarán a impulsar su negocio e incluso diversificarlo y expandirlo.